Consideran a la sequía que afecta a gran parte de la región centro del país como la peor en 50 años

 

“El 44 por ciento de la región pampeana estuvo con las peores reservas hídricas respecto a los registros de los últimos 50 años, durante cuatro meses y medio de los seis que dura la campaña gruesa”, indicaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Más al norte, Chaco, Formosa y Corrientes también entre las provincias más afectadas. 

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) calificó a la sequía que afecta a gran parte de la región productiva argentina como la “peor de los últimos 50 años” y manifestó el temor de que la falta de lluvias “consistentes” se prolongue en abril.

“El 44 por ciento de la región pampeana estuvo con las peores reservas hídricas respecto a los registros de los últimos 50 años, durante cuatro meses y medio de los seis que dura la campaña gruesa”, indicaron desde la entidad bursátil.

Según la BCR, “por la extensión geográfica y por la duración de este bloqueo seco, se puede decir que es la peor sequía que sufrió Argentina en los últimos 50 años”.

Asimismo, desde la bolsa rosarina “temen” que la sequía “se prolongue en abril, mes clave para definir las siembras de trigo”.

Según el pronóstico elaborado por la BCR, se espera que las lluvias se concentrarán sobre el sudeste de Chaco, Corrientes y Formosa, y también podría producirse otro foco sobre el extremo sur de Buenos Aires, en el límite con La Pampa, en este fin de semana santa.

Sin embargo, sobre el centro del país “las tormentas volverían a mostrar su carácter errático, por lo que lo más que podría esperarse son algunas lloviznas y muy pocos milímetros para gran parte de Buenos Aires, el Sur de Santa Fe y Córdoba”.

Por último, remarcaron la necesidad de que “lleguen lluvias de consideración” a Chaco y Santiago del Estero ya que tanto el maíz como la soja se encuentran en etapas críticas para su rinde.

 

Aguanta el girasol

Por otro lado, la sequía que afecta a gran parte del centro del área agrícola nacional provocó un recorte de 3 por ciento en las estimación de producción de girasol, hasta los 3,5 millones de toneladas, informó el miércoles pasado la Bolsa de Cereales. Así, se recolectarán 100.000 toneladas menos que en la previsión de la semana anterior, debido a que “el déficit hídrico impactó sobre las etapas críticas de floración y llenado de grano en el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa”.

Por tal motivo, los rendimientos recolectados en esta zona “se ubicaron por debajo de las expectativas previstas en el comienzo de la campaña” y se posicionaron en los 24,2 quintales por hectárea (qq/ha), mientras que el promedio nacional se mantuvo en 21,1 qq/ha.

A pesar de la baja en la estimación de producción y de concretarse la misma, la campaña actual, que lleva recolectado 76,4 por ciento del área apta sembrada, se posicionaría 6 puntos por encima de la anterior.

 

Soja y maiz

Por otro lado, la cosecha de soja alcanzó a 8,8 por ciento de las 17,26 millones de hectáreas recolectables con un rendimiento promedio de 25,2 qq/ha y 3,8 millones de toneladas ya trilladas de las 39,5 millones a obtener.

Si bien las labores de recolección fueron adelantadas por la sequía y la consecuente falta de lluvias alimentaron un rápido avance en la misma, desde la entidad bursátil alertaron sobre “un incremento en el riesgo de perder rinde sobre el norte del país, en donde la mayor parte del área sembrada transita etapas productivas críticas bajo condiciones hídricas adversas”.

Por último, ya se cosechó 18 por ciento de las 5,4 millones de hectáreas de maíz, en un contexto donde el estado de los lotes tardíos y el de segunda ocupación “va desmejorando por falta de humedad de los rindes que comienza a recortar los rindes”.

 

 

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE