El consejo de Steve Jobs sobre Facebook que Mark Zuckerberg prefirió ignorar

El consejo de Steve Jobs sobre Facebook que Mark Zuckerberg prefirió ignorar

“Privacidad significa que la gente entienda en qué se registra, en palabras claras y repetidamente”, dijo Jobs.

En 2010, durante la conferencia All Things Digital organizada por The Wall Street Journal (WSJ), Steve Jobs se refirió a la cuestión de la privacidad en la industria tecnológica. Mark Zuckerberg estaba entre el público, a la espera de ser entrevistado a su vez. “Silicon Valley no es monolítico”, dijo. “Nosotros siempre hemos tenido una perspectiva muy distinta sobre la privacidad que algunos de nuestros colegas”.

El video del ex fundador de Apple circuló luego del escándalo de la malversación de los datos personales de 50 millones de usuarios de Facebook por la consultora política Cambridge Analytica.

Jobs observó que “mucha gente en Silicon Valley cree que somos chapados a la antigua sobre este asunto”. No le preocupó: “Y quizá lo somos. Pero nos preocupamos por estas cosas“.

El diálogo se dio poco después de que se hubieran presentado problemas sobre el modo en que Facebook actualizaba sus controles de privacidad, ya que forzaba a los usuarios a compartir sus datos según los críticos. También se acababa de acusar a Google de interceptar secretamente datos enviados por wifi sin encriptación durante dos años. Comenzó así:

 

—Uno de los temas sobre los que queremos preguntar es la privacidad —comenzó Walt Mossberg, el columnista principal de tecnología en WSJ hasta 2013.

 

—Lo siento, Mark —bromeó su colega Kara Swisher, sobre Zuckerberg, mientras miraba hacia el público, fuera de cámara.

 

—No sé si Mark está acá… —dudó Mossberg.

 

—Sí, está —dijo Swisher.

 

—Hola, Mark —siguió Mossberg, y volvió a Jobs—. Así que parece que hay, o hubo, un aluvión de errores, o malos comienzos… Cosas que tienen que ver con la privacidad en las cuales las compañías tuvieron que retroceder. Sean cosas con Facebook, o cosas con Google Buzz, hubo algo con…

 

Jobs: O la recolección reciente de wifi de Google.

 

Mossberg: Sí, esa recolección que inadvertidamente… sí.

Hemos rechazado un montón de aplicaciones que quieren obtener muchísimos datos personales y subirlos a la nube

 

El público se rió; Jobs bajó la cabeza. Tras aclarar que la industria de la tecnología de la información no tenía una posición única sobre el tema, dio un ejemplo: “Nos preocupamos mucho por la ubicación en los teléfonos. Nos preocupa que alguien de 14 años sea acosado y algo terrible le pase por nuestro teléfono. Y así, como ilustración, antes de que cualquier aplicación pueda obtener datos de la ubicación, no creamos la regla de que tengan que poner una ventana y pedir [permiso], porque podrían no respetar esa regla. Ellos llaman a nuestros servicios de ubicación y nosotros ponemos la ventana que dice: ‘Esta app quiere usar tus datos de ubicación, ¿estás de acuerdo?’, [y lo hacemos] cada vez que quieren usarlos”.

 

Jobs agregó que su empresa hacía “muchas cosas por el estilo” a fin de asegurar “que la gente comprenda lo que estas aplicaciones hacen”. Esa es una de las razones por las cuales Apple tiene una App Store que selecciona, dijo: “Hemos rechazado un montón de aplicaciones que quieren obtener muchísimos datos personales y subirlos a la nube. Un montón”.

 

Mossberg: —¿Pero ustedes no se van a mover también en dirección hacia más cosas basadas en la nube?

 

Jobs: —Desde luego. Pero…

 

Mossberg: —¿Eso no introduce, inevitablemente…?

 

Jobs: —¡No! Privacidad significa que la gente entienda en qué se registra, en palabras claras y repetidamente. Eso significa. Soy un optimista. Creo que la gente es inteligente, y alguna gente quiere compartir más que otra. Así que pregúntales. Pregúntales cada vez. Haz que te digan que dejes de preguntarles si se hartan de que les preguntes. Infórmales exactamente qué haces con sus datos.

 

Privacidad significa que la gente entienda en qué se registra, en palabras claras y repetidamente

 

La reaparición del video sigue a la publicación de un aviso de página entera en nueve de los diarios principales de los Estados Unidos y el Reino Unido en los que Zuckerberg se disculpó por el abuso de datos de los usuarios de Facebook para las campañas electorales a las que sirvió Cambridge Analytica.

 

Mientras se conocía la disculpa, el problema de imagen de la red social se profundizó porque los usuarios denunciaron que había recogido y guardado su información de llamadas telefónicas y mensajes de texto, incluidos los de personas con las que se comunicó un usuario de Facebook pero no tienen cuenta en Facebook. Otros advirtieron que una gran cantidad de datos —sus libretas de direcciones, los eventos en sus calendarios y los cumpleaños de amigos, entre ellos— también habían sido almacenados por la plataforma sin su conocimiento.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE