“Misiones lidera la producción nacional de peces de aguas cálidas”, aseguró el Coordinador de Acuicultura

“Misiones lidera la producción nacional de peces de aguas cálidas”, aseguró el Coordinador de Acuicultura

La principal especie cultivada es el pacú, con unas 2.000 toneladas anuales, explicó Guillermo Faifer, responsable del área que depende del Ministerio del Agro y la Producción. Dos grandes empresas y unos 4.000 pequeños productores impulsan la actividad piscícola de la provincia.


Guillermo Faifer, Coordinador de Acuicultura

En el año 1993 comenzaron los primeros estudios para el desarrollo de la actividad piscícola en la provincia. Hoy, 25 años después, el esfuerzo logró sus frutos. “Misiones lidera la producción nacional de peces de aguas cálidas”, sostuvo Guillermo Faifer, Coordinador de Acuicultura y Desarrollo Pesquero del Ministerio del Agro y la Producción.

Licenciado en Genética y de reconocida trayectoria en este campo productivo, el especialista explicó que el liderazgo se logró a partir del desarrollo que tiene el cultivo de pacú, con aproximadamente unas 2.000 toneladas anuales. “Hay dos empresas de la zona sur que traccionan fuertemente con su producción de pacú (Hreñuk SA), de surubí y de dorado (Gerula SA), superando a Neuquén con su cultivo de truchas”, apuntó, para luego añadir que si se suman los pequeños productores y otras especies ese volumen se incrementa.

“En toda la provincia hay alrededor de 4.000 productores, que obtienen unas 300 toneladas, que es lo que se comercializa. Pero hay otro volumen que no lo venden, que forma parte del autoconsumo o del intercambio entre los productores”, explicó.

De acuerdo a los datos que maneja, estimó que el consumo  de pescado per cápita en Misiones se ubica entre los 3,1 y 3,2 kilos anuales; una cifra que aumenta para la Semana Santa. “Desde hace 15 días ya se está realizando la cosecha en las chacras de los productores”, señaló. La actividad es típica de esta época del año, cuando los consumidores se muestran ávidos por conseguir materia prima para las tradicionales comidas de Semana Santa.

Al momento de explicar los motivos del crecimiento de la piscicultura no dudó en destacar el aporte que hizo el Estado Misionero, por medio de diversos organismos. “Empezamos con los primeros estudios en el ‘93, con fondos del CFI y del IFAI. En el año 2000 se crea un área específica dentro del Ministerio del Agro y, entre el 2003 y el 2007, hicimos un estudio para entender la mecánica de la producción. Pero fue en el  2008, con el programa Pro Alimentos que la piscicultura dio un salto tremendo.  Si bien hay municipios  muy protagonistas como Campo Viera con su intendente Juan Carlos Ríos, fue gracias al Pro Alimentos que hoy en día tenemos esa cantidad de productores”, relató.  También hicieron su aporte la Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones (APTM),   con su programa de estanques orientados al autoconsumo, y el INTA que acompaña con asistencia técnica y extensión en diferentes agencias.

En diálogo con Radio Libertad, Faifer destacó que el cultivo de peces también tiene un sentido de protección del medio ambiente. “Es una actividad productiva porque la piscicultura aporta para evitar la presión de la pesca sobre los recursos naturales y las especies como el pacú, el dorado o el surubí”, concluyó.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE