Cluster forestal: Corrientes destina a industrias de Misiones y Entre Ríos un promedio de dos millones de toneladas anuales de madera

RELACIONADAS

El director de Recursos Forestales del Gobierno de Corrientes, Roberto Rojas, analizó la realidad de la actividad forestal en la principal región del país, se refirió al proceso de debate por lograr la prórroga y el consenso para modificaciones de la Ley 25.080, y a la deuda forestal del gobierno nacional con los productores correntinos: “Es difícil estimar bajo este sistema una deuda, pero rondaría en 120 millones de pesos según los proyectos en trámite de resolución de pago que fueron aprobados, ya que el resto está en proceso, y eso no se puede tomar como deuda, desde mi punto de vista”, indicó. En promedio, el ritmo de forestación anual ronda entre las 19 mil a 21 mil hectáreas, y se presentan casi 6 mil solicitudes de proyectos por año logrando la aprobación de Nación de unos 300 planes.

 

El funcionario lleva la voz de los productores y empresarios de su provincia a la Mesa Nacional que debate la prórroga de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados (prorrogada a través de la 26.432 hasta enero de 2019) y buscan el consenso para las propuestas de modificaciones de algunos artículos de la herramienta jurídica.

“La ley debe prorrogarse porque el mercado forestal argentino aun no está preparado para que el Estado le suelte la mano a este sector, ya que es socio en este proceso de crecimiento de la actividad y frente al potencial de desarrollo sostenible que representa para el país. Corrientes tiene tierras disponibles por 4 millones de hectáreas para forestación, registra 500 mil hectáreas forestadas -principalmente de eucaliptos- pero aún hay mucho por hacer en cuanto a inversión de rutas, puertos, logística e industrialización para atraer inversiones. Y la promoción forestal es una inversión a futuro. En 15 años, por medio de la inversión en el sistema se logró ventas por 5 mil millones de dólares, y todo vuelve a las cajas del Estado ya que es costo-beneficio”, indicó el funcionario en defensa de la prórroga de la Ley 25.080 como herramienta de promoción.

“La provincia registra 600 industrias y generan 6000 puestos de trabajo en el sector, por lo tanto, considero que no hay que dilapidar esfuerzos en este momento. Si no se prorroga la Ley nacional el escenario será complejo para la actividad en la provincia y en la región. Me preocupan algunas visiones donde plantean que para reducir costos y frente a la sobreoferta de madera actual no sería conveniente prorrogar la herramienta jurídica. La ley es necesaria con la aplicación de todos sus beneficios, tanto de incentivos económicos como fiscales”, expresó inicialmente en la entrevista con ArgentinaForestal.com el funcionario correntino.

La base de un cluster foresto-industrial

Entre Misiones,  Corrientes y Entre Ríos, los gobiernos coinciden en la necesidad de la prórroga de la operatoria, aunque son varias las diferencias en sus características productivas a pesar de estar en la misma región y compartir ventajas de suelo, clima y productividad en el crecimiento de las plantaciones.

Semanas atrás, las autoridades de Misiones expusieron su preocupación y elevaron el reclamo –en el marco de una reunión en Posadas- al director nacional de Foresto-industria, Nicolás Laharrague, por la millonaria deuda de planes forestales que la Nación mantendría con los productores de la provincia de la tierra colorada y que, según indicó José Luis Garay, ministro del Agro y Producción de la provincia, rondarían los 270 millones de pesos, mientras que en trámite de resolución de pago habría otros 70 millones.

Ver Noticia RelacionadaMisiones pidió respuestas a Nación por la deuda de más de 270 millones de pesos del incentivo forestal: “Preocupa el atraso y afecta el futuro de la promoción de la actividad”

Pero el funcionario correntino, respecto a la deuda forestal, marcó algunas diferencias y explicó sobre las “expectativas” de las Provincias en relación a las presentaciones de planes forestales y los proyectos certificados de la tarea realizada de plantación, poda o raleo. “Se toma como deuda cuando Nación da la “aprobación” de los proyectos con resoluciones de pago al productor. Corrientes tiene productores de más de 300 hectáreas en general, son medianos grandes ( a diferencia de Misiones que tiene pequeños en mayor número), y en promedio el ritmo de plantación anual ronda entre las 19 mil y 21 hectáreas en la provincia. Es imposible decir un número de la deuda bajo este sistema. Desde las provincias enviamos los proyectos inspeccionados y verificados, en Buenos Aires vuelve a pasar por otro control, y si no tenemos la aprobación, vuelve al sistema administrativo en trámite, no para resolución de pago. Por ello, siempre se habla de una estimación a lo enviado o presentado, hay que considerar la espera de aprobación, si son observados o tienen algún requerimiento de documentación los planes presentados. Corrientes tiene en promedio entre 5000 a 6000 planes solicitados, pero después no todos se llevan a cabo. En promedio salen unos 300 proyectos por año que son aprobados”, explicó.

De esta manera, en el marco de la operatoria 25.080 dijo que “en este contexto, hoy se podría estimar para la provincia de Corrientes una deuda de Nación de 120 millones de pesos de proyectos en trámite de resolución de pago, ya que los otros están en proceso, y no se puede tomar como deuda, desde mi punto de vista”, dijo Rojas.

“La deuda empieza a correr una vez aprobado el plan forestal. Por lo tanto, estamos frente a una deuda de 120 millones de pesos para Corrientes, con una expectativa de que se aprueben todos los proyectos presentados ante la autoridad nacional. Preocupa si, que el presupuesto anual aprobado para 2018 por el Poder Ejecutivo Nacional sea de 100 millones de pesos a nivel país, porque no es suficiente para ir disminuyendo la deuda para la promoción de la actividad. Pero estos 100 millones siempre fueron simbólicos, porque en 2017 finalmente se pagaron 265 millones, y en 2016 fueron 170 millones lo que se destinaron al sector forestal del país”, precisó Rojas.

En Corrientes, la tasa anual de plantación es de aproximadamente 20 mil hectáreas. “A valor promedio de 1000 dólares por hectárea, se podría decir entonces que la expectativa de cobro para la provincia rondaría los 300 millones anuales. Pero esto es en la medida que se van aprobando los planes y en el sistema de la operatoria se va convirtiendo en deuda, antes no. El 50% de nuestros planes aún no se pagaron por razones ajenas a la administración pública, ya que fueron rechazados por razones técnicas, legales o contables”, aseveró el funcionario.

En general, Rojas explicó que Corrientes recibe más fondos que Misiones porque son planes de productores medianos, de más de 300 hectáreas cada uno. “En Misiones, esta superficie hacen entre una cantidad de cientos de productores pequeños”, indicó.

“Corrientes cuenta con 500 mil hectáreas forestadas (en mayor medida eucaliptos, seguida de pinos) y dispone aún de casi 4 millones de superficie de tierra para forestar, sin competir con otras actividades productivas. En promedio, se corta (cosecha) tala rasa por 12 mil hectáreas/año. Cerca de 2 millones de toneladas anuales de rollos salen de Corrientes con destino a Entre Ríos y Misiones. Un millón aproximadamente abastece a industrias misioneras”, graficó el director de Recursos Forestales sobre el escenario actual en la región.

La disponibilidad de extensiones de tierras para forestar es una de las principales diferencias con Misiones, que en la actualidad no dispone de grandes extensiones. Se estima que habría no más de 600 mil hectáreas de capueras y tierras aptas para incrementar su superficie forestal o alguna otra actividad productiva. En la actualidad registra 419 mil hectáreas forestadas (en mayor porcentaje pinos, seguido por eucalipto), según datos oficiales del Inventario Forestal 2017, difundido por la Subsecretaría de Desarrollo Forestal del Ministerio del Agro y Producción de la provincia.

En tanto, en Entre Ríos es la tercera provincia de mayor superficie forestada con 154.000 hectáreas, según datos oficiales del censo forestal de la provincia. En un 75% corresponde a eucaliptos, siendo su principal exponente el Eucaliptus grandis, y el 25% restante se distribuye entre especies forestadas de pinos y salicáceas.

 

La millonaria deuda de Nación

Misiones tiene un volumen importante de proyectos forestales de pequeños productores asociados a la actividad forestal. Se estiman cerca de 18 mil productores que plantan entre 5 hasta 50 hectáreas y encontraban –en las mejores épocas de la promoción- con el incentivo económico de la 25.080 una alternativa socio-productiva. Por otra parte, Misiones registra unas 730 industrias, en mayor porcentaje pequeñas y micros empresas y aserraderos con algún valor agregado presente.

Frente a este escenario, Juan Ángel Gauto, subsecretario de Desarrollo Forestal, sostuvo que preocupa la deuda de Nación en la promoción de la operatoria que ronda los 270 millones de pesos por la incertidumbre de pago: “En este primer trimestre del año, en lo que va de 2018 no se recibieron partidas de fondos para el pago de planes de los pequeños productores de la provincia, apenas hubo algunos regiros a productores que no cobraron en tiempo y forma”, precisó.

En marzo, se informó la aprobación de Agricultura de una partida de pago de planes forestales para productores de Buenos Aires por una suma 8,8 millones de pesos, pero se priorizó esta región ya que hacía 8 años que los productores bonaerenses no lograban recibir los aportes económicos ya que la aplicación de los beneficios de la normativa se encontraban “trabados” porque la Provincia no estaba adherida a la Ley de Bosques Nativos y por ende no contaba con el ordenamiento territorial.

Sin embargo, para Roberto Rojas resultó un poco elevada la cifra que reclaman las autoridades del gobierno de Misiones, marcando esta diferencia que anteriormente explicó desde su punto vista entre “expectativa” de pago de la Provincia y la deuda real asumida con proyectos aprobados por la administración nacional.

En 2017, la actividad forestal en Corrientes registró un ligero incremento en el ritmo de plantación de un 5%, alcanzando las 21 mil hectáreas de superficies solicitadas a través de la operatoria de promoción forestal. “En promedio siempre rondaba las 19.500 a 20.000 hectáreas. En Corrientes, por otra parte, se planta más eucalipto que pino, que es la principal especie forestada en Misiones”, señaló el funcionario.

Respecto a los costos de plantación en la región, dijo que se diferencian en Corrientes al ser menores. “Es decir, en superficie, hay más hectáreas disponibles que en Misiones y Entre Ríos; sumado al rápido crecimiento que se obtiene con mejores rendimientos, menores costos en control de malezas porque no hay tantos problemas con las hormigas y demás. Todo esto hace que, por ejemplo, Misiones tenga costos muchos más elevados para forestar. Por ello, más allá de las características de cada provincia, hace imprescindible lograr la prórroga de la ley 25.080”, remarcó el funcionario.

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE