Macri no encabezará ningún acto por el “Día de la Memoria” y desde el gobierno explicaron la razón

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, explicó porque Mauricio Macri no encabeza actos oficiales por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia y ratificó el rechazo del Gobierno de Cambiemos a las prisiones domiciliarias de represores condenados por delitos de lesa humanidad.

“El Gobierno hace muchísimos actos en esta semana y estos días, que tiene que ver con la recordación del 24 de marzo. Entendemos que tenemos que alentar la participación plural y hay muchísimas expresiones y no tiene con ver un acto central de recordación”, justificó Avurj en diálogo con radio Continental.

A pocas horas del inicio del recordatorio por los 42 años del inicio del último golpe cívico militar, Avruj repasó las actividades oficiales en el espacio de la ESMA, donde funciona la Secretaría de DDHH y el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti. “Instalamos una muestra muy importante sobre la Conadep, con un evento con más de 300 chicos de distintas colectividades, trabajando el tema de la memoria. Hay una suma de eventos y creemos que esta es la mejor manera de conmemorar este día tan trágico de nuestra historia”, afirmó.

Al ser consultado sobre la relación con los diversos organismos de DDHH, el funcionario admitió que hay “tensiones y diferencias”, pero negó un aliento a la liberación de represores detenidos. “Como Secretaría de DDHH y en nombre del Estado hemos sido muy claros al oponernos al derecho de la prisión domiciliaria de Astiz, por lo que representa él. Astiz ya fue condenado por la Justicia, con todas las armas de la ley, que él no le otorgó a sus víctimas, sin que se haya arrepentido ni pidió disculpas en ningún momento”, dijo.

Avruj remarcó el rechazo que provoca estas excarcelaciones en la sociedad, las víctimas del terrorismo de Estado y sus familiares y recordó que habló sobre la polémica de las domiciliarias con Estela de Carlotto, en momentos en que se liberó a Miguel Etchecolatz“Sabemos que es una potestad del juez y no una obligación. Se tiene que evaluar muy bien. Entiendo que Astiz padece un cáncer de próstata, hay que ver la gravedad, y qué servicio médico le puede ofrecer el servicio penitenciario”, sostuvo.

El funcionario reveló cuál fue su reacción al ver la inclusión del represor en la lista de más de 1.400 criminales con posibilidad de salir de la cárcel. “Me sorprendió no haber sido consultado porque uno tiene que evaluar las consecuencias que esto trae en la sociedad”, expresó, aunque aclaró que el armado de nóminas con candidatos a prisión domiciliaria es una “práctica habitual” del Servicio Penitenciario que se “viene haciendo hace muchos años” para informar a la Procuración sobre los presos enfermos.

“El paso del tiempo también es un tema que tenemos que abordar, porque nos va a ir trayendo estas situaciones y tenemos que estar atentos. Es cierto que durante el kirchnerismo se podía haber cambiado esta ley poniéndole un coto a aquellos que están sentenciados en casos de lesa humanidad y evitar esta situación”, señaló, y remarcó que en la actualidad hay un proyecto de ley del diputado de Cambiemos Waldo Wolf que “va en esa dirección”.

En ese marco, el secretario de DDHH cuestionó a los que consideran que es el Gobierno el que impulsa la liberación de represores. “Tiene que ver con el uso mezquino de la política y los mensajes. Los mismos grupos que nos acusan a nosotros de esto, que sabemos que es falso, le recordamos que más del 50% de los detenidos por lesa humanidad en prisión domiciliaria salieron durante el gobierno kirchnerista y jamás hubo una protesta. En 2017 tuvimos récord en sentencias y condenados. Hay que ver bien cuál es el trabajo que hace el Gobierno. Cuando presentamos el plan de Memoria, Verdad y Justicia, el Presidente dijo en diciembre que era una política de Estado y que no iba a tener marcha atrás. No entramos en la discusión, hablamos por los hechos. Nos oponemos a la posibilidad (de liberar a) Astiz y lo vamos hacer en todos aquellos casos que confrontan con la memoria, el sentimiento y pensamiento de la mayoría de la sociedad argentina”.

Por último, Avruj explicó cuál es el sentido que le da el Gobierno nacional al 24 de marzo. “Es una fecha de recordación para entender cuando se perdió la democracia y la violencia se instaló en la Argentina, y para pensar juntos qué es todo lo bueno que la democracia tiene, con imperfecciones y deudas pendientes”, detalló.

“Soy de los que entienden que permanente tenemos que hacer un puente constructivo entre el pasado y el presente. La historia no es solo pasado, y el pasado no puede ser solo el presente y el futuro, tiene que haber una construcción y análisis profundo, un inda y vuelta , y tomar lecciones de esta tragedia”, concluyó.  Fuente: Ambito



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE