La sequía en las provincias argentinas golpea al campo y preocupa a los productores

La preocupación por el impacto de la sequía en la producción del campo -las proyecciones ya reducen el crecimiento de este año y la dejan más cerca del 2% que del 2,5%- dominó una reunión de la comisión de la región pampeana (Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe) del Consejo Federal Agropecuario que se realizó en el marco de la Expoagro. Entre Ríos, Corrientes y Chaco en situación de emergencia. 

Funcionarios nacionales de Agroindustria y representantes de las tres provincias coincidieron en priorizar ese tema sobre el resto de la agenda que vienen tratando. La decisión fue actuar con criterios homogéneos frente a la crisis para evitar “distorsiones”.

En los próximos días, cada gobierno se reunirá con las comisiones locales y regionales para avanzar en las declaraciones de emergergencia. “Coincidimos en los tiempos, los métodos a usar (el índice verde que elabora el INTA), en que haya una apertura progresiva de las declaraciones de emergencias y en una suerte de protocolo de actuación”, explicó a La Nación el ministro de Agricultura cordobés, Sergio Busso.

En tanto, Leonardo Sarquís, ministro de Agroindustria bonaerense, se refirió a la posibilidad de unificar los criterios para el tratamiento de las emergencias.

“Comentamos cómo era la situación en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, que están en una situación pareja por la complicación de la sequía. A ninguno (de los ministros) le sobra recursos y con esto cuidamos los recursos generales. Estamos pensando en la unificación de los criterios en el tratamiento de las emergencias”, señaló Sarquís.

Entre Ríos, Corrientes, Chaco en situación de emergencia

Se registran cuantiosas pérdidas en la región, Corrientes son cinco localidades que se declararán en situación de riesgo, con más de 800 pro­duc­to­res ci­trí­co­las entre Mon­te Ca­se­ros y Mo­co­re­tá.

Los ga­na­de­ros de las lo­ca­li­da­des de Cu­ru­zú Cua­tiá, Es­qui­na, Sau­ce y Ca­se­ros su­fri­rán el im­pac­to a lar­go pla­zo y de­ben eva­luar es­tra­te­gias pa­ra que las con­se­cuen­cias se­an mí­ni­mas.

En es­te con­tex­to de es­ca­sas llu­vias, el Mi­nis­te­rio de la Pro­duc­ción de la provincia con­vo­ca­rá a los in­te­gran­tes de la Co­mi­sión de Emer­gen­cia pa­ra eva­luar la si­tua­ción y así, definir el es­ta­do en la pro­vin­cia.
Des­de no­viem­bre has­ta la fe­cha, en el Sur pro­vin­cial llo­vió me­nos de 150 mi­lí­me­tros en esa zo­na, y con es­to, el pa­no­ra­ma a po­cos dí­as del in­vier­no es de­sa­len­ta­dor pa­ra los pro­duc­to­res. “Las con­se­cuen­cias de la fal­ta de pre­ci­pi­ta­cio­nes ya es­tán, pe­ro si lle­ga a llo­ver en los pró­xi­mos 10 dí­as, po­dría ser un ali­vio pa­ra el sec­tor”, di­jo al diario épo­ca Ma­nuel Gar­cía Ola­no, sub­se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra de la pro­vin­cia.
El Mi­nis­te­rio de la Pro­duc­ción vie­ne re­a­li­zan­do un mo­ni­to­reo de la si­tua­ción de los cam­pos ca­da dos se­ma­nas. La reu­nión del co­mi­té se­ría a fin de mes y con ello, po­drí­an de­cla­rar la emer­gen­cia.

En En­tre Rí­os, las pér­di­das en agri­cul­tu­ra al­can­zan los 10 mi­llo­nes de pe­sos en los cul­ti­vos de ma­íz y so­ja; por otro la­do se en­cuen­tra la si­tua­ción de los cí­tri­cos, que atra­vie­san una co­yun­tu­ra si­mi­lar a la de Co­rrien­tes.
Mien­tras tan­to, los pro­duc­to­res pue­den ac­ce­der a cier­tas he­rra­mien­tas pa­ra pa­liar la si­tua­ción de se­quí­a. “La de­cla­ra­ción de emer­gen­cia só­lo ser­vi­rá pa­ra al­gu­nas cues­tio­nes im­po­si­ti­vas, por eso, an­te es­ta si­tua­ción no­so­tros acer­ca­mos a los pro­duc­to­res las dis­tin­tas lí­ne­as de cré­di­to pa­ra dar una so­lu­ción al ins­tan­te y atra­ve­sar es­ta si­tua­ción crí­ti­ca por la fal­ta de llu­vias”, ex­pli­có Gar­cía Ola­no.
Den­tro de las he­rra­mien­tas, en el ca­so de los ga­na­de­ros, pue­den ac­ce­der a cré­di­tos a ta­sa ce­ro pa­ra la ad­qui­si­ción de fo­rra­je, o fi­nan­ciar la com­pra de ali­men­tos pa­ra los ani­ma­les. Pa­ra el sec­tor ci­trí­co­la, exis­ten lí­ne­as de prés­ta­mo pa­ra la in­ver­sión en sis­te­mas de rie­go por go­te­o.
“Só­lo un 30 por cien­to de los ci­tri­cul­to­res tie­nen el sis­te­ma de rie­go por go­teo y la si­tua­ción de ellos es mu­cho me­jor”, ex­pli­có el Sub­se­cre­ta­rio de Agri­cul­tu­ra.
En­tre Mon­te Ca­se­ros y Mo­co­re­tá, úni­ca­men­te 360 pro­duc­to­res tie­nen ese sis­te­ma que per­mi­te op­ti­mi­zar el rie­go y ga­ran­ti­za fru­tos de ca­li­dad.
“No­so­tros es­ta­mos re­co­rrien­do los lu­ga­res de la pro­vin­cia. Los ci­tri­cul­to­res ya es­tán en una si­tua­ción crí­ti­ca por­que las fru­tas son de ma­la ca­li­dad y no son com­pe­ti­ti­vas”, se­ña­ló Gar­cía Ola­no.
Y agre­gó: “El pro­ble­ma en la ga­na­de­ría es a lar­go pla­zo, por eso, acon­se­ja­mos a los pro­duc­to­res li­be­rar los cam­pos pa­ra evi­tar la cri­sis”.
De igual ma­ne­ra, des­de el Mi­nis­te­rio de la Pro­duc­ción, es­pe­ra­rán unos 15 dí­as pa­ra de­cre­tar la emer­gen­cia. “Lo pru­den­te es ir eva­luan­do la si­tua­ción, sa­be­mos que no es lo mis­mo si llue­ve hoy que en las pró­xi­mas se­ma­nas”, in­di­có el fun­cio­na­rio.
Pa­ra el sec­tor ga­na­de­ro, el in­vier­no pue­de plan­te­ar­se co­mo du­ro, ya que no ha­brá pas­tu­ra su­fi­cien­te pa­ra los pró­xi­mos me­ses.
Pa­ra los pro­duc­to­res, men­sual­men­te de­be llo­ver en­tre 100 y 150 mi­lí­me­tros, sin em­bar­go, des­de no­viem­bre a mar­zo, las pre­ci­pi­ta­cio­nes en ca­da mes no su­pe­ra­ron los 50 mi­lí­me­tros.
En es­te con­tex­to, aguar­dan al­gu­nas ac­cio­nes con­cre­tas pa­ra evi­tar un peor año.

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE