Etchevehere fijó precios de la yerba mate y no habló de la desregulación

Etchevehere fijó precios de la yerba mate y no habló de la desregulación

El ministro de Agroindustria de la Nación fijó en $7,02 el kilo de hoja verde y en $26,04 el kilo de la yerba canchada. En ambos casos se trata de un aumento de poco más del 11%. En la Mesa de  Competitividad Yerbatera no se trató la desregulación de los precios.

El ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere comunicó este lunes en la reunión de la Mesa de Competitividad del Sector Yerbatero los nuevos precios para la materia prima que regirán durante la cosecha gruesa, que va desde abril – hasta octubre. De este modo, el precio del kilo de hoja verde quedó establecido en $ 7,02, lo que implica un 11,42% de aumento sobre el valor anterior ($6,30), mientras que el kilo de yerba mate canchada quedó en $26,04; es decir un 11,75% sobre el precio que estaba en vigencia ($23,30). Para ambos casos se trata del producto puesto en secadero.

 Durante el encuentro entre el funcionario y los máximos referentes de la cadena yerbatera prácticamente no se trató el tema de una posible desregulación del precio de la materia prima; una de las mayores preocupaciones que en la previa habían manifestado dirigentes de la producción primaria, secaderos y cooperativas. Solo hubo alguna mención tangencial por parte de representantes de la industria, pero no se profundizó en esa cuestión.

“El Ministro tomó nota de nuestros planteos, de aquellas cuestiones que se pueden resolver desde la Nación y nos pidió que trabajemos más para encontrar soluciones”, comentó Jorge  Haddad, del Centro Agrario Yerbatero Argentino, una de las entidades que participó de esta primera reunión. “No quedamos en una fecha precisa, pero habrá un segundo encuentro de la Mesa de Competitividad”, añadió.

 La intervención de la cartera agraria nacional en la fijación de precios surgió como consecuencia de la falta de acuerdo en el INYM para definir el tema en Misiones. “Estamos satisfechos con ese valor”, sostuvo Haddad, en referencia al laudo  de Etchevehere. Sin embargo, otros dirigentes no coincidieron con esa apreciación; por el contrario, consideraron que no cumplía con las expectativas de los productores. “No estamos de acuerdo con el laudo, es muy poco”, enfatizó el presidente de la filial Misiones de la Federación Agraria Argentina, Jorge Butiuk. En el mismo sentido se manifestó Hugo Sand, de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), quien planteó en la mesa la necesidad de revalorizar a toda la cadena yerbatera. “El precio de la yerba en góndola está por debajo de muchas otras bebidas. El colono, el tarefero, la molinería; todos tiene que cobrar lo que corresponda”, expresó.

 A su turno, el ministro Etchevehere recogió el guante al cuestionamiento respecto a su laudo y sostuvo que el tema precio “lo tienen que resolver siempre ustedes, traigan ideas, porque nuestro trabajo es facilitar cuestiones con la AFIP, con el Ministerio de Salud o con otros organismos, pero ustedes traigan soluciones”.

Ausencias notorias

 Llamó la atención de los yerbateros la ausencia en la mesa de otros sectores como la comercialización y los transportistas que, si bien no forman parte de la cadena de producción y elaboración, inciden de manera directa en el negocio. “En esta mesa deberían estar sentados también las grandes cadenas de supermercados que impiden que se levanten los precios del paquete de yerba en las góndolas”, reclamó Julio Peterson, de la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte.

 Al momento de exponer ante Etchevehere, el ministro del Agro y la Producción de Misiones, José Garay, hizo hincapié en los precios, ya sea que los fije el INYM o los determina un laudo de la Nación. “Los precios se discuten en el INYM, en este tiempo y en septiembre. Lo que se discute todo el año es el incumplimiento de esos precios. Éste es el problema real de los pequeños productores”, aseveró.

Eficiencia y calidad

 Entre los integrantes de la Mesa de Competitividad estuvo el presidente del INYM, Alberto Re, quien propuso sumar mecanismos financieros como “créditos más accesibles para levantar la cosecha y aguantar los stocks”.

 Para el titular del organismo yerbatero, el concepto de competitividad abarca varios aspectos, desde la producción hasta llegar a la góndola. “Hay que buscar un mejoramiento de la logística, el transporte; hacer una evaluación de los costos porque sucede que puede ser más caro traer una carga de yerba a Buenos Aire que enviarla a Europa”, comentó. Otro factor importante para Re es preservar la calidad de la yerba en los paquetes, “para lo cual se requiere el apoyo de los organismos sanitarios provinciales y nacionales”.

 En cuanto a la promoción del consumo hizo un pedido de acompañamiento para continuar con la difusión de la yerba mate en el mercado internacional. “En el mercado interno también puede haber un respaldo al sector, por ejemplo, con disponibilidad de mate o mate cocido en organismos públicos. El mate cocido debería estar en los vuelos de Aerolíneas”, señaló.

Luego de exponer los programas que lleva adelante el organismo a su cargo, Re consideró que una alternativa para mejorar la eficiencia y la productividad de los pequeños productores sería lograr acompañamiento para ampliar el plan denominado “3×1”, que consiste en incorporar plantines de alto rendimiento en los yerbales.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE