Empresaria del Año: “Las mujeres somos culposas por los hijos y la casa, pero siempre hay que tener un sueño y pelear por él”

Empresaria del Año: “Las mujeres somos culposas por los hijos y la casa, pero siempre hay que tener un sueño y pelear por él”

El 7 de marzo pasado la Cámara de Mujeres Empresarias de Misiones homenajeó a Gladis Falcón como la “Empresaria del Año”, hoy ella cuenta su experiencia y alienta  a otras mujeres a perseguir sueños.

Gladis Falcón junto a su marido son los dueños de panadería Tahona de la ciudad de Posadas, el pasado 7 de marzo en un agasajo por el día de la mujer de la Cámara de Mujeres Empresarias de Misiones fue electa como la empresaria del año. “No estaba ni enterada de todo esto, su presidente me tuvo en cuenta y me propuso como empresaria, fue un alago muy grande y agradezco a CaMEM”, indicó Gladis.

 

El rol de Gladis en Tahona está más cerca de la cocina y de guiar en todo lo que sale de la reconocida Panadería.  Ya trabajando, se recibió de chef en Buenos Aires, en  Mausi Sebessy, una de las más prestigiosas facultades del país. Actualmente no deja de capacitarse en cursos de pastelerías. “Mi pasión es la cocina, estoy mucho en la parte de cocina y pastelería, tenemos un grupo lindo de gente en el que siempre se respetan sus ideas, formamos un equipo y yo estoy al lado de ellos siempre”, afirma Gladis, quien además destaca en todo momento que es una empresa familiar en la que todos los miembros están muy presentes de una forma u otra.

Perseguir un sueño…

“Éramos muy chicos con mi marido  y teníamos el sueño del negocio propio, algo nuestro de que vivir. Salimos muy jóvenes de Uruguay y vivimos mucho tiempo en Buenos Aires, el era instructor de panadería y ya estaba en el tema. Nos vinimos a Posadas y con los años pusimos nuestro negocio y me tuve que informar de que se trataba”, cuenta Gladis sobre los inicios de la empresa. “Los comienzos son difíciles, el negocio fue creciendo, comenzamos de la nada por la calle San Lorenzo, hicimos la reforma del local nosotros con muebles usados, esto fue en el año 1989. El negocio creció, hoy son 4 sucursales y 65 empleados”, sintetiza sobre el camino que hicieron y sobre el cual marca que siempre requiere mucho trabajo y  constancia.

Señaló que el rubro de la gastronomía no es sencillo, son negocios que tiene que elaborar cada día para abrir sus puertas. “Hay que estar detrás de todo siempre y con la gente especializada para que pueda hacer sus productos bien y poder venderlos. Hay que capacitar a la atención al público, en el sector de gastronomía y panadería la gente entra todos los días, no vas una vez al mes, es una relación muy cercana y la persona que entra se tiene que sentir muy cómoda, en eso hago mucho hincapié, que con el cliente se produzca diálogo más allá de llevarse el producto”, describe Gladis sobre la impronta de Tahona.

 

Para Gladis, una mujer que quiera ser exitosa tiene que tener ganas de salir adelante, poder crecer, poder hacerlo y hacer lo mejor que uno pueda, “no es fácil, y las mujeres a veces somos más culposas por los hijos y las casa pero siempre hay que tener un sueño y pelear por él, nadie dice que va a ser fácil pero si es posible”, culmina Gladis Falcón quien agradeció a la CaMEM por el reconocimiento.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE