Visitando Narbona Wine Lodge Hotel Boutique, en Carmelo, Uruguay

Siempre es bueno escaparse uno días de la ciudad y conectarte con la naturaleza, y el placer de beber y comer rico. Tenía una invitación para hospedarme y conocer Narbona Wine Lodge Hotel Boutique, en Carmelo, Uruguay. Así que me dispuse a cruzar el Río de la Plata, y en un par de horas ya estaba en este maravilloso lugar.

La bodega está ubicada en las afueras del pueblo de Carmelo, en la Riviera del Río de la Plata, en un casco de estancia original de 1909 donde Juan de Narbona fundó una de las primeras bodegas del país.

Hoy el proyecto está a cargo de la familia Cantón de Argentina. En 1990 el casco fue reciclado, en 1998 se inicia la plantación de viñedos y en el 2010 comenzaron con la construcción de una nueva bodega dentro del casco original para la elaboración exclusiva de vinos de alta gama. Las uvas que podemos encontrar en sus viñedos son Tannat (uva emblemática de Uruguay),Pinot Noir, Petit Verdot, Viognier y Syrah. También producen su propia Grapa Miel, destilado de Orujos.

Una vez en el lugar, me esperaba Valeria Chiola, quien tiene a cargo la enología y creación de estos maravillosos vinos. Con ella catamos algunos de sus productos comerciales: Narbona Sauvignon Blanc, Tannat Rosé, Puerto Carmelo by Narbona, Pinot Noir, Luz de Luna Tannat, Narbona Tannat Roble, Narbona Blend.

La bodega cuenta también con el asesoramiento externo de la prestigiosa ingeniera agrónoma Gabriela Celeste, quien es integrante de la reconocida consultora EnoRolland (Michel Rolland) en Argentina.

 

El hotel posee cinco exclusivas habitaciones con una decoración antigua pero con equipamiento moderno, el objetivo es brindar bienestar y disfrute al visitante. Tres habitaciones tienen vista a la bodega y dos a los viñedos.

“Refugios de estilo que combinan comodidad, esparcimiento, campo y viñedos, garantizando la paz y el descanso en plenitud”. Comentan sus propietarios.

Todas las habitaciones cuentan con camas king size, balcón y terraza privada, ideal para relajarse disfrutando una copa de vino junto a una tabla de quesos de elaboración propia.

Narbona también tiene su propio restaurante en la bodega, está abierto al público en general, y dispone de tres salones exclusivos. Uno privado con salamandra, uno principal y uno especialmente ambientado para reuniones empresariales o grandes familias. Una gran barra de madera antiquísima, heredada del antiguo almacén, se extiende a lo largo del salón principal.

Dentro del mismo se destaca una importante cámara donde maduran parte de los quesos más preciados traídos del tambo propio.  Durante el día se puede hacer una reserva para almorzar en la galería bajo la glicina, por las noches se puede optar por un escenario iluminado por velas, convirtiéndolo en un ambiente elegante y romántico.

El restaurante también tiene una variedad de productos caseros que se pueden consumir allí o bien comprarlos para llevar a casa. Se destacan las variedades de quesos: provolone, parmesano, brie, camembert, queso muzzarella, dambo, rayado. También producen aceite de oliva, dulce de leche, yogurt y helado, mermeladas, pastas secas, conservas, entre otros.

Se ofrecen actividades de recreación, como cabalgatas o un día de campo con asado en la estancia que tienen muy cerca de la bodega.

Narbona es el lugar ideal para trasladarse un centenar de años atrás disfrutando del confort de la actualidad.

 

Nos vemos pronto!

 

 

(*) Sommelier

www.karlajohan.com.ar



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE