Cayó la participación de la agroindustria argentina en el mercado internacional

Cayó la participación de la agroindustria argentina en el mercado internacional

Las exportaciones vinculadas al sector agroindustrial tuvieron un retroceso del 11% durante el periodo 2007- 2016, de acuerdo a un informe de coyuntura elaborado este mes por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea.

Al momento de evaluar el desarrollo de la inserción externa de la agroindustria, los analistas tomaron como parámetro los datos del bienio 2007-2008, cuando el país había tenido una participación del 3,73% de mercado mundial y lo compararon con el bienio 2015-2016, cuando esa inserción bajó al 3,33%. “Por la pérdida de participación en los mercados agroindustriales Argentina está resignando un flujo anual de entre US$ 4.148 millones y US$ 11.259 millones”, afirma el estudio.

El análisis registra la evolución de 26 cadenas agroindustriales, que se distribuyen en tres grandes grupos, economías regionales (17), encadenamientos ganaderos (3) y granos pampeanos (6).  En 18  de ellas Argentina no pudo seguirle el ritmo al comercio mundial, resignando participación de mercado. Los ajustes más fuertes se encuentran en carne bovina (reduce en un 41% su market share), trigo (-49%), girasol (-67%), sorgo (-52%), miel (-42%), hortalizas (-40%) y foresto industria (- 38%).

Para el IERAL, en el retroceso de las exportaciones argentinas en el comercio mundial de productos agroindustriales “han contribuido varios factores, entre ellos: a) la fuerte apreciación que muestra el tipo de cambio real en el período (de un 35% en relación al dólar); b) un modelo de desarrollo que castigó a partir de distintos instrumentos la exportación de materias primas agrícolas y de determinados alimentos; c) la inacción política (consecuente) en materia de facilitación e integración comercial en un contexto activo de acuerdos por parte de competidores; d) elevados costos de transporte y logísticos; e) la presencia de países muy competitivos en distintos mercados de commodities y alimentos (Brasil en Soja; China en Miel, Foresto y Maní; Nueza Zelanda en Lácteos y Miel; India en Carne Bovina; etc.)”.

Si bien ubican al tema cambiario como uno de los principales, desde la Fundación aclararon que no se le puede echar toda la culpa al dólar. Para ilustrar este punto se puede comparar la trayectoria de las exportaciones de cortes de carne bovina y productos lácteos de Argentina y de Uruguay. Estos dos países tuvieron importantes apreciaciones en su moneda (respecto al dólar): en Uruguay del 22% y en Argentina el 35%. Sin embargo, la trayectoria de las exportaciones de ambos países fue muy diferente. Uruguay incrementó un 16% su market share mundial (del 1,4% en 2007/2008 al 1,6% en 2015/2016), mientras que Argentina, por el contrario, lo redujo un 36% (de 2,5% a 1,6%). “Uruguay muestra que incluso con una importante apreciación del tipo de cambio, similar a la Argentina particularmente en el período 2007/2011, las exportaciones podían crecer y defender su posición en el mercado externo”, resume el informe.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE