Productores de té piden que se vuelvan a discutir precios y aseguran que falta materia prima

Productores de té piden que se vuelvan a discutir precios y aseguran que falta materia prima

Argumentan que el dólar aumentó tres pesos desde que comenzó la cosecha e insumos importantes para los productores, como los combustibles y fertilizantes, acompañaron esas subas. Indicaron que los grandes industriales cumplen el precio de 1,65 pesos en sus secaderos, pero no lo hacen cuando compran a pequeños “rameros”. Afirman que este año se extendió como nunca la presencia ácaros en las plantaciones, lo que provocó una merma estimada en 30 por ciento respecto a la campaña anterior.

“Queremos una reunión de la Coprote, se está tocando fondo, no se puede seguir más con esta producción en estas condiciones. Los que están cosechando es porque ya hicieron fertilización, canteada y poda y no van a abandonar ahora la zafra. Para la que viene no sé cuántos van a querer invertir en sus teales”, indicó Cristian Klingbeil, productor de la zona Centro y vicepresidente de la APAM.

Para los productores, el precio de 1,65 pesos por kilo de brote verde, que se fijó al inicio de la cosecha, quedó desactualizado ante los sucesivos aumentos en la cotización del dólar –que subió casi tres pesos desde la fijación del precio- y en los valores de los insumos, especialmente el combustible y fertilizantes.

Son varios los representantes del sector primario que plantearon la necesidad de pedir una nueva reunión de la Coproté a efectos de actualizar el precio del brote verde de acuerdo con la variación de la moneda estadounidense, teniendo en cuenta que casi la totalidad del té misionero se exporta.

Klingbeil señaló que el cumplimiento de los precios establecidos es dispar: las grandes industrias exportadoras los cumplen en sus secaderos, pero los pequeños secaderos que elaboran té en rama con suerte llegan a 1,20 pesos por kilo. “Los grandes cumplen en su secadero pero no lo hacen en los secadero pequeños, no cumplen con los rameros para que el colono chico decida llevar a sus secaderos para ahorrar unos centavos, quieren acaparar el poco té que hay”.

El productor estimó que en la campaña actual se obtendrá un 30 por ciento menos de té que en la pasada, porque los rendimientos son muy bajos y por la inusual persistencia del ácaro. “Es muy raro que haya ácaro a esta altura del año. No hay explicación, tenemos mucho calor y humedad, llueve todas las semanas, con esas condiciones no deberíamos tener ácaro y sin embargo lo tenemos. Esto requiere un estudio para ver qué está pasando. Puede ser por mal manejo de suelo o una fertilización insuficiente”, señaló.

Remarcó que la escasez de materia prima se nota en los secaderos. “A esta época del año generalmente tenés que estar peleando por turnos y quedar ‘entacuarado’ muchas horas para descargar tu camión. Ahora podés llegar al secadero que quieras y descargás porque están todos con poco té. Trabajan tres días a la semana porque les falta materia prima para trabajar forma continua”, aseveró.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE