Nutrición: la cúrcuma en la comida podría ayudar a proteger la memoria

Nutrición: la cúrcuma en la comida podría ayudar a proteger la memoria

Si bien en nuestra región es poco utilizada la cúrcuma en la cocina casera, hay nuevos estudios que la relacionan con beneficios sobre la memoria.

En realidad se trata de la curcumina, un colorante natural procedente de la cúrcuma que también está presente en el curry, que puede mejorar el estado de ánimo y la memoria en personas que empiezan a sufrir un cierto deterioro como consecuencia de la edad.

Así se desprende de los resultados de un reciente estudio publicado en la revista American Journal of Geriatric Psychiatry, que evaluó los efectos en la memoria de un suplemento de curcumina de fácil absorción en personas sanas e, incluso, evaluaron el impacto en regiones cerebrales implicadas en la enfermedad de Alzheimer. Estudios previos ya habían defendido el potencial antiinflamatorio y antioxidante de este compuesto, y de hecho se ha pensado que podría ser una de las causas de que las personas mayores en la India, donde esta especia es básica en la dieta, tengan un mejor rendimiento cognitivo y una menor prevalencia del Alzheimer.

Si bien, aún no se sabe exactamente cómo consigue la curcumina ese beneficio, podría deberse a su capacidad de reducir la inflamación cerebral, que se ha relacionado tanto con el Alzheimer como con la depresión mayor, es lo que han apuntado los autores del estudio (Gary Small, responsable del Centro de Longevidad de la UCLA).

El estudio incluyó a cuarenta adultos de entre cincuenta y noventa años que tenían leves problemas de memoria y fueron asignados aleatoriamente para recibir un placebo o noventa miligramos de curcumina, dos veces al día, durante 18 meses. Todos ellos se sometieron a evaluaciones cognitivas estandarizadas al inicio del estudio y posteriormente cada seis meses, al tiempo que se midieron en sangre los niveles de curcumina tanto al inicio como al final del estudio. Y treinta de los voluntarios se sometieron además a una tomografía por emisión de positrones (PET, en sus siglas en inglés) para determinar los niveles de proteínas tau y amiloide en sus cerebros, también al inicio y al final del seguimiento.

Los resultados fueron que las personas que tomaron curcumina, experimentaron mejoras significativas en su memoria y habilidades de atención, mientras que los sujetos que recibieron placebo no lo hicieron. Y en las pruebas de memoria vieron que las personas que toman curcumina mejoraron en un 28 por ciento durante los 18 meses.

Los que tomaron curcumina también tuvieron mejoras leves en el estado de ánimo, y los análisis cerebrales a través del PET mostraron una presencia significativamente más baja de señales de las proteínas amiloide y tau en la amígdala y el hipotálamo (regiones que controlan varias funciones emocionales y de memoria), en comparación con los que tomaron placebo.

Estos datos son recientes y en un número relativamente bajo de personas, por lo cual, los investigadores planean realizar un estudio de seguimiento con una muestra más grande, en el que incluirán a algunas personas con depresión leve para explorar si la curcumina también tiene efectos antidepresivos. Además, al ampliar la muestra también podrán analizar si la mejora observada varía en función de otros marcadores como la edad o riesgo genético de Alzheimer.

Si bien, hay mucho por estudiar acerca de este condimento, debemos considerar incorporarlo más seguido a nuestra alimentación. Generalmente se lo puede utilizar en preparaciones saladas, con carnes, pastas, arroz, tartas o salsas con verduras. La cúrcuma es rica en minerales como el hierro, calcio y magnesio, aporta antioxidantes naturales y no aporta calorías.

Lic. Romina Krauss
M.P. n° 147



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE