Fiebre amarilla: Nación difunde recomendaciones para la vacuna y descarta su aplicación para viajar a las playas del sur de Brasil

Fiebre amarilla: Nación difunde recomendaciones para la vacuna y descarta su aplicación para viajar a las playas del sur de Brasil

El ministerio de Salud de la Nación difundió una serie de recomendaciones para los argentinos que viajen a Brasil ante el brote de fiebre amarilla que sufre el vecino país y que ya se cobró vidas en el estado de San Pablo. La vacuna debe aplicarse al menos 10 días antes de la fecha de viaje y se da una dosis en la vida. Sólo deben inmunizarse quienes viajen a áreas de riesgo y no tengan contraindicaciones. Aclararon además que hasta ahora no es necesaria la vacunación para aquellos que viajen tanto por tierra o por vía aérea a destinos situados en la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, destinos frecuentes para miles de misioneros durante el verano, o quienes permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje.

El Ministerio de Salud de la Nación recomienda que se apliquen la vacuna contra la fiebre amarilla quienes viajen a los estados brasileños de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía y no tengan contraindicaciones.

Hasta ahora no es necesaria la vacunación para aquellos que viajen tanto por tierra o por vía aérea a destinos situados en la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul y permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje.

Por ende, al momento, no tienen que vacunarse las personas que vayan a destinos tradicionales como Florianópolis, Bombinhas, Camboriú y todos los balnearios del sur y a los estados del nordeste como Natal, Recife, Fortaleza y Pipa, ya que no tienen circulación del virus de fiebre amarilla.

Además, la vacuna está contraindicada para los menores de seis meses; los mayores de 60 años; las embarazadas; las mujeres que están en período de lactancia entre el nacimiento y los 8 meses inclusive; las personas con antecedentes de alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna como huevo, proteínas de pollo o gelatina; quienes tengan alteraciones del sistema inmune, incluyendo la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH); las personas con enfermedad del timo, miastenia gravis, síndrome de Digeorge, tumores malignos, trasplantes de órganos y patologías que requieran tratamientos con inmunosupresores y/o inmunomoduladores.

En la Argentina no hay circulación del virus de fiebre amarilla y el país cuenta con dosis disponibles para las personas que viajen a los lugares donde se requiere. La vacuna se aplica una sola vez en la vida y se sugiere una consulta previa al médico.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE