Con degustaciones y sorpresas, Epicúreo deleitó a sus clientes con la cerveza artesanal de Barraza

Con degustaciones y sorpresas, Epicúreo deleitó a sus clientes con la cerveza artesanal de Barraza

El innovador restaurant ubicado en Arrechea y Costanera unió fuerzas con la firma cervecera de Bonpland y a partir de ahora dispondrá de dos canillas para degustar diversos tipos de cerveza tirada.

El restaurant Epicúreo deleitó anoche a sus clientes con una degustación de cerveza artesanal para celebrar la incorporación de sus dos canillas expendedoras, cortesía de Barraza.

“La apuesta es siempre para estar al servicio del consumidor”, comentó Andrea Contreras, una de las propietarias del innovador local. “Con el calor que comenzó en noviembre, nuestra idea era incorporar un producto autóctono, de gente que se esfuerza un montón por seguir creciendo. Así es que hoy contamos con la cerveza Barraza, por el momento en sus variedades rubia y negra. A futuro vamos a incorporar otras más”, adelantó la empresaria.

 

Por otro lado, respecto a las novedades que se vienen para 2018, indicó: “Estamos haciendo muy buenos cambios desde lo que es la cocina, una renovación interesante en la carta, con nuevo equipo de cocina. Lo vamos a ir luciendo de a poco, con algunas cositas nuevas para poder ir mejorando en base a lo que vamos viendo que el consumidor nos pide. Una cocina un poquito más refinada, con otros sabores”.

Asimismo, Contreras recordó a todos los clientes que Epicúreo abre sus puertas de domingo a domingo, con la salvedad de que los lunes al mediodía permanece cerrado.

Barraza, un hobby que se transformó en empresa y hoy se instala en la capital misionera

Por su parte, el director de la firma cervecera que lleva la estampa familiar, Marcos Barraza, manifestó su alegría por poder estar inaugurando las dos canillas de cerveza artesanal en un lugar que ya es referencia para la gastronomía posadeña.

Por el momento, son dos los estilos disponibles: una blonde, que es una cerveza rubia, suave. Y la estrella de la casa: la stout, que es una cerveza negra con la particularidad de estar hecha con azúcar rubio.  “Es amarga con un dejo dulce, eso le da un sabor muy particular y con un aroma a miel de caña que funciona y se vende muy bien”, comentó Barraza.

Respecto a la génesis de la empresa, Barraza indicó que “empezó como un hobby” hace dos años atrás: “Se dio la posibilidad de hacer un curso y empecé. De ahí fue cuestión de ir invitando a los amigos, como empezaron la mayoría de los cerveceros”.

Hoy hace ya un año y medio se comenzó a vender, con asistencia a muchos eventos para darla a conocer. Para 2018, la firma nacida en Bonpland trasladará su fábrica a la capital misionera para estar más cerca y poder producir en mayor cantidad.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE