Tragedia en Ituzaingó: autoridades municipales asistieron a los evacuados del camping municipal

Tragedia en Ituzaingó: autoridades municipales asistieron a los evacuados del camping municipal

Ya en las primeras horas de la mañana, la comuna de la localidad balnearia dispuso transportes y un refugio en el polideportivo municipal para los turistas afectados.

 

Fue una mañana atípica en Ituzaingó: la tranquilidad propia del horario matutino se vio abruptamente interrumpida en la jornada de hoy por los rugidos de las sirenas de ambulancias y patrulleros.

 

Y es que, apenas conocida la tragedia que ocasionó la muerte de dos turistas misioneros -e hirió a otros siete- en el camping municipal, las autoridades comunales dispusieron un fuerte operativo para reubicar a las cientas de personas que se encontraban veraneando en ese tradicional rincón a la vera del río Paraná.

 

“Vivimos este momento con mucha pena, muy consternados, porque esta es una tragedia natural que nos castiga cuando estábamos teniendo una temporada muy linda y muy tanquila”, comentó Luis Meza, coordinador del gabinete municipal.

 

En un primer término, la gran mayoría de personas fue relocalizada en el polideportivo municipal, donde recibieron asistencia por parte del área de salud y se les otorgó colchones, aunque otras tantas pidieron ser trasladadas a la terminal para emprender el regreso a casa.

 

Por otro lado, el secretario de Gobierno del municipio, Jesús Fluss, confirmó que los heridos durante la tormenta eléctrica “están todos fuera de peligro”, e incluso algunos ya fueron dados de alta.

 

En horas del mediodía, eran alrededor de cincuenta los acampantes que continuaban en el predio deportivo, muchos de las cuales ya saboreaban un guiso preparado por personal municipal luego de armar su carpa dentro del tinglado para pasar la noche.

 

“Mientras estén acá, el municipio los va a atender a todos”, anticiparon los funcionarios.

 

Más allá del trágico suceso y la espina que queda por las dos muertes que ocasionó el temporal, los encargados municipales consideraron que lo que sucedió era “imposible de prever”, al tiempo que ratificaron su compromiso de “seguir prestando servicio como lo hacemos todos los días. En las playas vamos a seguir trabajando, se han puesto los bañeros con auxiliares que están brindando permanentemente seguridad. Este hecho nos pega muy duro, pero tenemos que continuar”.

 

Para finalizar, los funcionarios se sumaron al pedido para que aquellos bañistas que decidieron quedarse en el camping se retiren: “No podemos agarrar a la gente de la ropa y llevarla, pero hay mucha gente que no quiere entender”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE