Días de calor intenso: ¿qué alimentos debemos evitar?

Días de calor intenso: ¿qué alimentos debemos evitar?

Estamos viviendo un verano caracterizado por temperaturas muy altas en nuestra región, lo cual en varias ocasiones puede provocar descompensaciones, golpes de calor, intoxicaciones alimentarias por el consumo de alimentos mal conservados y cuadros de deshidratación, sobre todo en población de riesgo como lo son los niños y los adultos mayores, a los cuales hay que prestarle mayor atención.
Por lo tanto, las recomendaciones sobre alimentos y bebidas que se deben evitar en esta época son:
Alimentos altamente calóricos como frituras, guisados con cortes de carne grasos, vísceras, ensopados con legumbres, prefiriendo consumirlas en ensaladas frescas combinándolas con verduras.
Embutidos y quesos de pasta dura, debido a su alto contenido en grasas saturadas y sodio, como así también crema de leche, manteca, grasa vacuna o de cerdo.
En general se aconseja formas de preparación de todos los alimentos que permitan consumirlos frescos (ensaladas, salpicones, etc.), evitando aquellos que se ingieren calientes, debido a que aumentan la temperatura corporal provocando mayor sensación de calor y transpiración.
Es de gran importancia cuidarnos de la deshidratación, muy común en esta época debido a que se transpira más y el cuerpo pierde mayor cantidad de agua y minerales. Para prevenir esta complicación se debe evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, bebidas azucaradas carbonatadas como las gaseosas ricas en azucares y sodio, infusiones como café y mate, ya que, si bien todas éstas son consideradas bebidas, no son hidratantes, al contrario, tienen efecto diurético, por lo que aumentan la excreción de agua favoreciendo un cuadro de deshidratación.
La mejor opción para hidratarnos es con agua, durante todo el día, aún más cuando se realiza alguna actividad física, donde si la misma es de alta intensidad se puede adicionar bebidas isotónicas (marcas comerciales conocidas, con agregado de minerales) para reponer minerales como potasio, magnesio, entre otros.
Como última recomendación, debemos tener especial cuidado con la conservación de los alimentos crudos y cocidos, pues no se debe cortar la cadena de frio de las carnes, lácteos, postres, comidas listas frías, fiambres, preparaciones que lleven mayonesa y huevo, debido a que pueden producir intoxicaciones alimentarias por bacterias y/o sus toxinas.
Recordemos la importancia de consumir alimentos frescos, saludables, accesibles y seguros, ante todo. Para lograrlo podemos optar por las verduras y frutas de estación, que nos brindan muchos beneficios para la salud en general, y sobre todo, a afrontar el calor de este verano misionero.

Lic. Romina Krauss
M.P. n° 147

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE