Lionel Messi tardó sólo 11 minutos en hacer su primer gol en el año del Mundial

Lionel Messi tardó sólo 11 minutos en hacer su primer gol en el año del Mundial

La Pulga, quien cumple 400 partidos en la Liga, es titular en el Barcelona.

Lionel Messi sigue en llamas y en racha. Luego de haber despedido el 2017 convirtiéndole un gol al Real Madrid, en el clásico, demostró que el nuevo año no lo relajó. Para nada. Y es tan así que apenas necesitó 11 minutos para convertir el 1-0 frente al Levante y empezar a darle el triunfo al Barcelona. Ah, y en el año del Mundial…

Con su amigo Javier Mascherano entre los titulares (¿en su partido despedida del equipo catalán?), la Pulga no demoró para hacerse notar. Antes de los 5 minutos ya había desnivelado a toda velocidad por la banda derecha y provocado una fuerte infracción que terminó en amarilla para Jeferson Lérma.

Pero lo mejor llegaría a los 11 del primer tiempo. Ahí, Leo capturó la pelota en la puerta del área, buscó a Jordi Alba y picó para esperar la devolución, un pase atrás un poco alto pero que el argentino corrigió, de zurda, para dejar sin chances al arquero y marcar el 1-0.

Con este gol, el capitán de la Selección continúa con el ritmo goleador con el que terminó el año pasado y así se afianza en la tabla de máximos anotadores, que lidera con 16 gritos en 18 encuentros.

Messi tuvo un 2017 muy prolífico en la red, al marcar 54 tantos en todas las competencias oficiales con el Barcelona y la Selección, registro que lo ubicó como el segundo futbolista más productivo de todo el planeta.

Después de facturar de penal en el derby contra el Real Madrid (3-0) en el Santiago Bernabéu, el 23 de diciembre, Leo saboreaba el mérito de ser el máximo goleador del año pero el inglés Harry Kane, de Tottenham Hotspur, se despachó con dos tripletes en sus últimos partidos y terminó con 56 festejos.

A partir de hoy, Messi se concentrará en alcanzar su mejor rendimiento futbolístico para transitar un 2018 que le plantea grandes desafíos en su prodigiosa carrera.

La Pulga jugará cada partido de este año con el deseo latente de lograr la consagración mundial con Argentina, el 15 de julio próximo, en el estadio Luzhnikí de Moscú para quitarse definitivamente la espina de las tres finales perdidas con la albiceleste, entre ellas, aquella del Maracaná ante Alemania, por la Copa del Mundo Brasil 2014.

Pero además de ese reto supremo, la leyenda de Barcelona de España afrontará previamente el imperativo de recuperar la gloria en Europa con su club, algo que no consigue desde 2015. Es que en las últimas dos temporadas, la Champions League quedó en poder del Real Madrid.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE