La ola polar ya dejó 12 muertos en Estados Unidos

La ola polar ya dejó 12 muertos en Estados Unidos

Estados Unidos está sufriendo una ola de frío histórica en la que por el momento ya han muerto doce personas. El fenómeno meteorológico ha ascendido hasta la categoría de “ciclón bomba” por bajar al menos 24 milibares en 24 horas. Hasta las cataratas del Niágara se han congelado por la bajada de presión con rápido declive.

 

La CNN cifra en al menos 12 personas las que han muerto durante la última semana por la ola de frío ártico. En Wisconsin se registraron seis fallecidos, en Texas cuatro, uno en Dakota del Norte y otro en Missouri.

 

Las autoridades recomiendan no salir de casa ni mucho menos coger el coche. Las escuelas del sureste de Estados Unidos han cerrado ante la fuerte tormenta de nieve que se les viene encima. Hasta Florida se ha cubierto de un manto blanco por primera vez en cuatro décadas.

 

Los gobernadores de Georgia, Carolina del Norte, Virginia y Florida han decretado el estado de emergencia, mientras que en el noreste los camiones cargados de sal ya se van preparando para recibir el “ciclón bomba”. Un total de cuarenta estados han llegado a registrar hasta 20 grados bajo cero y en Nueva York se espera que los termómetros marquen unos 17 grados negativos.

 

La ola de frío está batiendo récords históricos en el país. “La masa de aire ártico continuará fuerte sobre los dos tercios orientales del país hasta el final de la semana”, publicó en Twitter el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés), que incidió en que se registrarán “temperaturas muy frías y vientos gélidos peligrosos” en esta zona.

 

Según informa el Washington Post, los aviones especializados en la caza de huracanes del Servicio Meteorológico Nacional están desplazándose hacia las zonas más afectadas por el “ciclón bomba”. Esperan recopilar datos y refinar el pronóstico para poder preverlos con mayor antelación en el futuro.

 

La ola de frío que recorre desde el sur de Texas a Canadá y de Montana a Nueva Inglaterra generó escenas surrealistas en buena parte del país. Dejó fuentes congeladas en Texarkana, Arkansas, en el Parque Bryant de la ciudad de Nueva York e incluso en Savannah, Georgia, donde la temperatura máxima media en enero es de 16 grados pero el termómetro marcaba 1 grado bajo cero el martes.

 

Trozos de hielo flotaban en el Río Mississippi y las olas del Lago Michigan formaron “bolas de hielo”. Hasta el lunes, el 19,7% de los Grandes Lagos estaban cubiertos de hielo, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.

 

La Vanguardia



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE