¿Como podemos “reciclar” la comida sobrante de las Fiestas de fin de año de manera saludable?

¿Como podemos “reciclar” la comida sobrante de las Fiestas de fin de año de manera saludable?

Aunque tratemos de preparar la cantidad de comida adecuada, todos los años nos pasa lo mismo, y tenemos un sobrante de comidas luego de las Fiestas de fin de año. Generalmente, lo que compramos y cocinamos, sumado a lo que trae cada familiar para compartir, resulta en un exceso que debemos ir consumiendo en los días posteriores, y es importante saber reciclarlo para no echarlo a perder y que sea rico y saludable, a la vez.

Algunos consejos prácticos para reutilizar los alimentos que suelen sobrar son:

Si te quedacarne de vaca, cerdo o pollo , conviene guardarlos en un recipiente hermético con un poco de caldo para que no se sequen. Después, se pueden cortar en tiritas para saltear con verdura (cebolla, morrón, zanahoria, etc.) bien condimentada y unir todo, para armar fajitas o “Rapiditas”. También se puede usar como relleno para canelones o empanadas, para salsas con verduras para alguna pasta, o “salpicones” combinando las carnes cortadas en cubos o tiras con mandioca o papa y muchas verduras frescas, como una gran ensalada.

Si sobra ensalada de verduras debemos prestar atención a la condimentación. Si no estaba condimentada aún se pueden seguir consumiendo como ensaladas, y si ya tienen algún aderezo, se pueden convertir en salsas de verduras (excepto la lechuga o repollo). Otra opción para reutilizar las carnes y verduras es hacer tartas. Se pueden mezclar los trozos de carnes con vegetales a gusto, unirlos con huevo batido y queso crema y convertirla en un relleno de tarta muy rico y nutritivo.

En el caso de la papa o mandioca, debemos considerar que las mismas estén sin agregado de mayonesa, por ejemplo, porque la vida útil de estos alimentos disminuye con los aderezos. Es sumamente importante que estén refrigeradas y tratar de no consumir la ensalada de papa con mayonesa por segunda vez, ya que durante la cena pierden la cadena de frío y tienen un alto riesgo de descomposición con una posible intoxicación alimentaria. Si no tienen ningún aderezo, podemos consumirlas perfectamente en nuevas preparaciones como tortillas, soufflés, tartas, en salpicones con carnes y verduras.

Muchas veces nos sobra bastante pan después de cualquier fiesta, lo cual resulta una materia prima para elaborar tostadas para el desayuno y merienda, o bien, para quienes gustan de lo dulce, un budín de pan. Para hacerlo mas saludable podemos utilizar leche descremada y poca cantidad de azúcar, reemplazándola por algún edulcorante.

El Vitel Toné es un menú que también necesita buena refrigeración para mantenerlo, no obstante, mas allá de que lo guardemos en la heladera, lo ideal es no dejar pasar más de dos días para su consumo, ya que, con las altas temperaturas de nuestra región, en el momento que servimos el plato en la mesa de fin de año, ya corremos riesgo de descomposición o contaminación.

No tiremos comida, es importante reciclar todo aquello que podamos y, en todo caso, donar a quienes lo necesitan, también es una excelente opción para comenzar el año con buenas acciones.

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147

 

 

 

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE