La sostenibilidad como filosofía empresaria, el sello de los emprendimientos turísticos de Patricia Durán Vaca

 

Turismo Cuenca del Plata, El Pueblito Iguazú Hotel Temático y La Aldea Lodge de la Selva están entre las once empresas de la provincia certificadas en gestión de Turismo Sostenible por la organización internacional Rainforest Alliance, las primeras en el país y un ejemplo en América Latina.

En este caso, los emprendimientos tienen el sello de sostenibilidad por su ambientación ecológica, artística y cultural, con la filosofía en sus políticas de servicio y con la comunidad de la reconocida empresaria del rubro, Patricia Durán Vaca, en Puerto Iguazú.

En 2017 la directiva recibió un reconocimiento de la Cámara de Mujeres Empresarias de Misiones por su trayectoria como operadora de turismo receptivo mayorista Cuenca del Plata, posicionándola como una de las líderes de la región y del país en su segmento. Además, Durán Vaca actualmente preside la Federación de las Cámaras Misioneras de Turismo, entre otros cargos que ocupa como dirigente empresaria.

“Este proceso de certificación global de gestión sostenible es una manera de haber alcanzado lo que siempre quisimos, es la forma para la que hemos trabajado toda la vida, es nuestra manera de operar en el destino, no vemos otra manera de hacer las cosas y es un reto cotidiano. Por eso encontramos en la organización Rainforest Alliance un aliado, ya que nuestra manera de trabajar se enmarcaba en los estándares que promueven”, explicó la empresaria en la entrevista con ArgentinaForestal.com  al recibir en persona el certificado de Turismo Sostenible para Turismo Cuenca del Plata por el período 2016-2019, cerrando el año con la excelente noticia sobre los resultados de la auditoria anual.

El cumplimiento en el desempeño en 2017 resultó con un alto porcentaje en el manejo ambiental, sociocultural, económico, con una calificación global de 95.68%, mientras que la calificación sobre los indicadores críticos fue de un 100% de cumplimiento de los estándares requeridos.

“La realidad es que el esfuerzo de haber logrado tan buenos resultados es del equipo de trabajo que hemos consolidado para todos los servicios que brindamos desde Cuenca del Plata, que tiene una permanencia en el mercado desde hace 30 años”, agregó la empresaria.

Las actividades de la empresa de turismo iniciaron en 1988, cuando egresó de la carrera de Licenciatura en Turismo en la Universidad Nacional de Misiones. “En aquella época ya se veía el impacto que el turismo provocaba en el área natural de Cataratas y en la ciudad de Iguazú, por ello, cuando tomamos la decisión de crear la empresa, quisimos llevar adelante un emprendimiento distinto, queríamos llevar al mundo una empresa amigable con el ambiente y con la comunidad donde vivimos. Esta fue la meta desde el inicio, que hoy se consolidad con las acciones que llevamos adelante en el destino”, agregó Durán Vaca.

En la actualidad, la ciudad cuenta con 70 mil habitantes, y una plaza hotelera para 14 mil personas.

La premisa es lograr una actividad económica sostenible, inclusiva desde lo social, pero que además exige el cuidado del ambiente por ser parte de una de las áreas naturales que son únicas, como las Cataratas del Iguazú, consideradas una de las siete maravillas del mundo. “Hay que cuidar la selva, a los pueblos originarios, a los animales que están en peligro de extinción. Hay que promover valores, buenas prácticas. Por lo tanto, nuestra misión todos los días es cambiar para hacer del Destino Iguazú un mundo mejor, con impacto positivo en la comunidad y para las generaciones futuras. Esa es nuestra meta”, fue el mensaje de la empresaria.

Entre las acciones que llevan adelante desde Cuenca del Plata, desarrollan el circuito guaraní guiado por los representantes de las propias aldeas, fomentando así su cultura y costumbres, y colaborando con su desarrollo económico.

 

Desarrollo local inclusivo

De esta manera, Patricia Durán Vaca fue parte de la coordinación de la visita de una delegación de periodistas americanos que permitió mostrar cómo trabajan en el Destino Iguazú y qué ofrecen, recorriendo las instalaciones de El Pueblito Iguazú y la Aldea Lodge de la Selva, para después visitar en terreno comunidades de Pueblos Originarios Mbyá Guaraní con las que colabora desde hace más de 15 años, una rama que habita en Paraguay, Brasil y en Argentina, en Misiones.

La aldea Fortín Mbororé y la escuela bilingüe de la aldea Yasy Porá (Agua calma, en guaraní) fueron algunos de los sitios donde los representantes guaraníes y el coordinador de Cuenca del Plata, Juan Mauri, guiaron a los comunicadores para exponer el impacto del turismo en la zona, donde las entrevistas y consultas permitieron un enriquecedor intercambio cultural.

“Las comunidades encontramos en las empresas de turismo la posibilidad de sostener a nuestras familias, ya no podemos subsistir con la caza y la pesca en la selva, porque ya no queda nada, por ello recibimos a las visitas y en forma guiada compartimos con los turistas que quieren saber de cómo vivimos, o nuestras tradiciones y costumbres, y realizamos la venta de artesanías a los turistas, con eso vivimos”, explicó Luis, uno de los representantes y guías de la aldea Fortín Mbororé. Esta comunidad tiene en la actualidad unas 290 familias, unas 1.570 personas en unas 370 hectáreas, con título de propiedad adquirido, un gran paso para la comunidad guaraní instalada en la zona de reserva ubicada a pocos kilómetros del Parque Nacional Iguazú.

Desde hace 15 años que Cuenca del Plata trabaja en forma coordinada con las comunidades de la zona, integrando al desarrollo local que permite la actividad del turismo al destino Misiones. “Las familias Mbyá se van moviendo, son nómades, y desde Paraguay, Brasil y Argentina se van trasladando. Tenemos muchos nativos guaraníes, esto hace que se mantenga el idioma guaraní, porque hay una Nación viva en Puerto Iguazú, donde subsiste por el turismo, no hay otras actividades económicas en toda la zona”, destacó el coordinador Mauri.

Durante el recorrido por senderos dentro de la selva misionera,  los guías abren las puertas de su comunidad para compartir su cultura ancestral, su filosofía de vida y creencias, cuentan los secretos de la medicina que ofrece la naturaleza, y ofrecen cantos y danzas como un gesto de bienvenida.

Finalmente, el recorrido terminó en una feria de artesanías desde cestería, piezas de madera con representación de aves y animales silvestres, mates y bombillas, o tallados de madera, semillas, lianas, todo realizado por las mujeres y hombres integrantes de la comunidad.

 

El Pueblito, un hotel que recrea el patrimonio cultural e histórico de Iguazú

Puerto Iguazú tiene características únicas, una de ellas es que solo en dos lugares en el mundo se puede observar el hito de las tres fronteras separados por ríos, como sucede entre Argentina, Paraguay y Brasil, con el Río Paraná e Iguazú. El otro punto está en el sudeste asiático.

La ciudad que atrae a nivel país el mayor número de turistas internacionales tiene un patrimonio cultural e histórico muy rico para dar a conocer, y fue con este sentido que Patricia Duran Vaca vio la necesidad de revalorizar este aspecto y diseñó El Pueblito Iguazú Hotel Temático con una arquitectura eco-sustentable y una ambientación diferente en el Destino, ya que cada una de las habitaciones invita al visitante a conocer la historia del lugar, su cultura, a disfrutar del arte y la gastronomía regional.

El hotel temático es único al estar rodeado de una reserva natural privada a orilla de la Laguna de los Pájaros en comunión con el Parque Temático Biocentro Iguazú, con un vivero propio de cientos de especies nativas, y un criadero de mariposas para devolverlas al medio ambiente, exposición y cría de especies vegetales bromeliario y mariposario.

En cuanto a la estructura hotelera, tiene un diseño exclusivo y relatan la historia de la ciudad, donde se recrea por áreas de las habitaciones los monumentos culturales de Iguazú, y que fueron construidos por Alejandro Gabriel Bustillo, uno de los arquitectos más relevantes de la historia de la Argentina, además de pintor, escultor, y académico.

En su diseño, el hotel recrea la pequeña capilla, la aduana, la administración de Parques Nacionales Iguazú, la escuela, y la policía, entre otros.

 

 

El sistema eléctrico posee energía renovable con la generación de paneles solares y caldera a pellets de bajo impacto ambiental. La política de compras del hotel prevé respetar la sustentabilidad desarrollando a proveedores locales sustentables como así también amenidades de composición biodegradable. La decoración temática de cada habitación y los distintos ambientes del hotel, fue creación de artesanos guaraníes y artistas plásticos de la región – entre ellos, la artista Alejandra Ciganda-  resaltando en los trabajos de vitraux, piedras, pinturas, reflejando además en los detalles la flora y fauna privilegiada del ecosistema en el que se emplaza el hotel.

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE