El papa Francisco en su primera misa del año 2018 rezó por los inmigrantes

El líder católico encabezó la celebración de la 51 Jornada Mundial de la Paz con un mensaje cargado de reparos para los líderes mundiales que fomentan la discriminación y una retórica xenofóbica.

El papa Francisco realizó hoy su primera misa del año en la basílica de San Pedro y pidió que se garantice la “paz” de los inmigrantes y apeló para ello a las instituciones civiles, educativas, religiosas y asistenciales.

El pontífice dedicó la homilía de ese acto religioso a destacar el papel de la Virgen María en la misa dedicada a ella en un día en el que la Iglesia católica celebra la 51 Jornada Mundial de la Paz, que se fija en esta ocasión en la situación de inmigrantes y refugiados.

El papa pidió que se garantice a refugiados e inmigrantes un “futuro de paz” y recordó a los que “están dispuestos a arriesgar la vida en un viaje que en gran parte de los casos es largo y peligroso”.

“No apaguemos la esperanza en su corazón; no sofoquemos sus esperanzas de paz. Es importante que de parte de todos, instituciones civiles, realidades educativas, asistenciales y eclesiales, haya un esfuerzo por garantizar a los refugiados, a los inmigrantes, a todos, un futuro de paz”, dijo el papa.

Asimismo, Francisco lamentó que “en muchos países de destino se ha difundido ampliamente una retórica que enfatiza los riesgos para la seguridad nacional o el coste de la acogida de los que llegan”.

También, consideró que los inmigrantes no llegan a los países que lo reciben con las manos vacias, sino que traen consigo la riqueza de su valentía, su capacidad, sus energías y sus aspiraciones, además de los tesoros de su propia cultura.

 Asimismo, Francisco lamentó que “en muchos países de destino se ha difundido ampliamente una retórica que enfatiza los riesgos para la seguridad nacional o el coste de la acogida de los que llegan”. Fuente: Infobae



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE