Enterate las recomendaciones para evitar ser estafado con la clonación de tarjetas en Argentina y Brasil

 

Muchos argentinos en el exterior y mientras disfrutan de sus vacaciones, sufren estafas a raíz de la clonación de sus tarjetas de crédito o debito. También eso ocurre, aunque en menor medida en nuestro país. Para evitar pasar por esas desagradables situaciones, la Policía de Misiones dio a conocer algunos consejos que se deben tener en cuenta.

 

Gustavo Sposato, oficial principal, a cargo de la división cibercrimen de la Policía de Misiones dialogó con Radio Libertad y Misiones Online.

 

Contó que hay varios tipos de modalidades de estafa con las tarjetas de crédito y debito, algunas más rudimentarias y otras mas tecnológicas.

 

Entre las más básicas está la modalidad conocida como “pescadores”  de cajeros, donde el delincuente introduce un trozo metálico en la ranura de salida del dinero de los cajeros automáticos.

 

Luego de eso el usuario (víctima) ingresa su tarjeta, pone la clave o contraseña, hace la operación de extracción que pretendía, pero la plata no sale al exterior, porque ese metal puesto por el “pescador”, retiene el dinero. Entonces el usuario al ver esto trata de ir a pedir ayuda, y mientras tanto el delincuente aprovecha para sacar el metal y robar el dinero. Se recomienda para estos casos, tratar de verificar antes de la operación, que no haya ningún elemento que no corresponda en la salida de dinero, y si lo hay realizar la denuncia pertinente. Hace pocos días se apresó a un hombre en Posadas por este tipo de ilícito.

 

Otra modalidad un poco más tecnológica, y por la cual muchos argentinos fueron estafados en Brasil el verano pasado, es el clonado de las tarjetas.

 

Este delito se produce cuando los ladrones/estafadores, ponen en el acceso a la tarjeta del cajero, un dispositivo electrónico que copia los datos de la banda magnética. El usuario luego pone su clave o contraseña y hace la operación hasta completarla. Muchas veces también los malhechores ponen pequeñas cámaras, casi  imperceptibles en el cajero, a través de las cuales pueden ver la clave/contraseña que introducimos.

 

 

Y otras veces obtienen la contraseña mediante una ingeniería social (esto es cuando alguien ofrece su ayuda, ante el desconocimiento del uso del cajero y obtiene de boca del mismo titular de la tarjeta, el número de la clave). Luego con los datos de la banda magnética y la contraseña, extraen más dinero o realizan compras.

 

 

La recomendación  es tapar con una mano el momento de introducir la contraseña, para que no pueda ser captado por alguien que este cerca, o por la cámara puesta por los mal vivientes. Tampoco aceptar la ayuda de nadie, que no sea funcionario de la entidad bancaria.

 

 

Además las tarjetas a veces son clonadas en comercios. Para eso los delincuentes utilizan un dispositivo pequeño, de pocos centímetros, que hasta lo puede tener en la palma de la mano. Toman la tarjeta del comprador, la pasan por ese aparatito que cabe hasta en la palma de la mano y ya tienen los datos. Y como en Brasil en algunos comercios el posnet no requiere siquiera la contraseña o firma del comprobante, simplemente clonando la banda magnética, ya nos pueden estafar.

 

La recomendación es no perder de vista en ningún momento la tarjeta que le entregamos al cajero, para evitar este tipo de maniobras.

 


Gustavo Sposato – Radio Libertad



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE