2018 congelado: Canadá y Estados Unidos recibieron el año con una ola de frío ártica

Un frío desolador es el gran protagonista del año nuevo en Canadá y Estados Unidos con temperaturas bajo cero, no registradas en décadas, en gran parte de ambos países. La feroz ola de frío ártico, que se espera que continúe en los próximos días, hizo que el domingo por la mañana, por ejemplo, en Tiny Embarrass (Minnesota) el termómetro indicara -42 grados centígrados en la escala Celsius, -32 en Huron (Dakota del Sur), -31 en Bangor (Maine) o -23 en Flint (Michigan).

En las zonas centrales de Canadá, las temperaturas inferiores a los 30 grados bajo cero han obligado a las principales ciudades a cambiar las fiestas públicas de Año Nuevo. Las autoridades de ambos países han pedido extremar la precaución a los ciudadanos ante el posible impacto en el cuerpo de esas temperaturas. Según el servicio meteorológico, la ola de frío podría superar los récords registrados en el último siglo en este momento del año.

Nueva York sufrió en 1917 el fin de año más frío, con una temperatura de -17 a medianoche. El pronóstico de este año fue de -11, igualando las cifras de 1962, pero el viento hará que la sensación real de temperatura iguale la de hace 100 años.

Las autoridades decretaron una alerta por vientos helados para 70 millones de estadounidenses, sobre todo en el centro y noreste del país. Hace un año, la alerta afectaba a 30 millones de personas. El frío ha obligado a cancelar eventos al aire libre en múltiples ciudades e incluso, en el sur del país se registraron temperaturas gélidas y podría acumularse hielo.

Las autoridades se están movilizando para proteger a los ciudadanos aunque algunos como el presidente, Donald Trump, un escéptico del cambio climático, lo han aprovechado para ironizar sobre el calentamiento global. “En el este, podría haber la Nochevieja más FRÍA registrada. Quizá nos vendría bien un poco de ese calentamiento global del que nuestro país, pero no otros países, iba a pagar billones de dólares por protegerse. ¡Tápense!”, escribió el jueves en Twitter el mandatario, que ha sacado a EE UU del Acuerdo de París contra el Cambio Climático.

 

La situación es igual de dramática en Canadá. Una de las ciudades más afectadas es Ottawa. Para la noche del 31 de diciembre, los meteorólogos informaron que el termómetro se situó en -28 grados centígrados pero el efecto del viento rebajará la temperatura corporal a -39 grados, lo suficiente para causar la congelación en minutos de las partes expuestas de la piel. Fuente: El País 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE