VISIÓN MISIONERA 2018: Balance 2017 y perspectivas 2018 para las economías del NEA

Durante 2017 vimos como finalmente se concretaron los tan esperados “brotes verdes” a través de un crecimiento (seguramente el incremento del PBi de este año estará en torno al 3,2%) que superó la caída registrada en el 2016 y se continuó la caída de la inflación (que a fines del 2016 superaba el 40% y actualmente está en 23%).

Lea el artículo completo ingresando aquí

Según el monitor provincial de actividad económica de Ieral (Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana), durante los tres primeros trimestres de este año el crecimiento anual de la actividad económica de la región NEA sólo ha sido superado leve­mente a nivel nacional por el NOA.

De esta manera, observamos como la economía de Chaco registró un crecimiento del 9%, la de Corrientes un 8,7% y la de Misiones mostró un crecimiento del 8,5%.

Este crecimiento económico global estuvo acompañado de un crecimiento de la cantidad de empleos privados re­gistrados tanto en Misiones como en Chaco (+3% en am­bos casos).

En Corrientes se registró un pérdida del 15% de los em­pleos privados y la Provincia de Formosa prácticamente no ha tenido variaciones con respecto al año pasado.

Este hecho, sumado a que los incrementos de los salarios efectivos promedios crecieron más que la inflación en toda región (marcando un crecimiento real del 14% para Corrientes, +5% para Chaco y Formosa y +4% para Misio­nes), dio origen a una recuperación del poder adquisitivo y una recuperación en las ventas minoristas.

El crecimiento del sector comercial, claramente se vio in­fluenciado por la ubicación geográfica, por lo cual las lo­calidades fronterizas han visto como continuó el comer­cio de frontera principalmente en el rubro Textil y Calzado.

No obstante, si observamos las ventas minoristas de aque­llos productos “no transables” (aquellos productos que no se pueden comprar en el exterior), queda clara la recupe­ración económica y el auge del comercio minorista men­cionado. De hecho, la venta de automóviles 0 km en la provincia de Chaco creció este año el 35%, mientras que la provincia de Formosa Creció un 25%, Corrientes creció el 24%, Misiones un 12%.

El sector de la construcción ha tenido una dinámica carac­terizada por un fuerte crecimiento de las obras de infraes­tructura (principalmente vial) en detrimento de las obras de arquitectura (principalmente construcción de vivien­das públicas). Esto se ve claramente al analizar las ventas de cemento (que en Misiones y Corrientes tienen tasas de crecimiento anual menores al 5% y sólo en Chaco vemos una recuperación más importante), mientras que las ven­tas de asfalto registran variaciones mucho más importan­tes (+168% en Formosa, +153% en Corrientes y +56% en Misiones).

El sector turístico, claramente ha tenido un muy buen año ya que se espera alcanzar el récord de turistas en Misio­nes (fenómeno aún muy concentrado en Iguazú pero que también ha tenido muy buenos registros en los demás atractivos turísticos regionales).

Finalmente, es importante mencionar la evolución del sector externo ya que las exportaciones de la provincia de Misiones crecieron durante la primer mitad del 2017 un 32% y las ventas al exterior de Corrientes crecieron el 15%, mientras que en Chaco se registró una caída del 15% y en Formosa no hubo variaciones con respecto al año pasado.

Dentro de este marco, y hecho el balance del año que es­tamos cerrando es interesante reflexionar acerca de qué podemos esperar para el año que se inicia.

Las perspectivas económicas nacionales muestran que seguramente en 2018 continuaremos viendo un proce­so de crecimiento económico, con valores cercanos al 3 o 3,5%.

En cuanto a la inflación esperada para el año entrante, se­guramente veremos niveles de incremento de precios de entre el 15 al 19 % por lo cual entendemos que el proceso de desaceleración de la inflación continuará, con lo cual la recuperación del poder de compra de los salarios también continuará.

Esto implica que la demanda interna (tanto a nivel nacio­nal como regional) continuará creciendo y favoreciendo a aquellos sectores orientados a abastecerla.

En cuanto a las perspectivas del tipo de cambio, no se es­peran grandes novedades más que la actualización en base a la dinámica de la inflación, por lo cual no se espe­ran grandes sorpresas en este sentido y la competitividad de los sectores deberá generarse con otras bases, ya sea vía mayor productividad (a través de la innovación, del incremento del capital humano local y de la inversión en mayor tecnología y maquinaria) o menores costos (princi­palmente costos de transporte/logísticos. En este sentido la reforma tributaria nacional y las modificaciones anun­ciada al impuesto a los ingresos brutos en la provincia de Misiones, claramente son una buena señal.

En cuanto a los sectores concretos de nuestra economía, claramente el que mejores perspectivas tiene para el año entrante es el sector turístico que, gracias la llegada de nuevas rutas aéreas a nuestras provincias, seguramente verá incrementar fuertemente la cantidad de turistas.

Otro sector con buenas perspectivas seguramente será el sector de la construcción, de la mano de la continua­ción de las obras de infraestructura mencionadas antes a lo que habrá de sumarse la llegada de los créditos hipo­tecarios UVA que ya han mostrado un gran crecimiento en otras regiones del país pero aquí no están tan difun­didos aún (en este caso dichas obras se caracterizan por ser obras privadas y no administradas desde el gobierno nacional o provincial).

 

(*) Economista e Investigador IERAL- Fundación Mediterránea

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE