Advierten que si caen los subsidios que envía Nación, se podría rediscutir la tarifa de los colectivos

Advierten que si caen los subsidios que envía Nación, se podría rediscutir la tarifa de los colectivos

El secretario de Gobierno de la municipalidad de Posadas, Fabián Florentín, señaló que si bien, con el aumento en dos tramos que se otorgó para el boleto único, se cerró la discusión por lo todo el 2018, se podría llegar a rediscutir en caso de que la Nación recorte los subsidios, que son un componente esencial. “Entendemos que el aumento es suficiente para el tiempo de ahora y que es soportable de acuerdo al servicio que recibe la gente. Lo que más afectaría es la decisión del gobierno nacional de querer cortarnos los subsidios. Esa discusión no estuvo en esta tarifa que se armó con lo que hoy el gobierno nacional paga de subsidios, que es un componente importante pero dicho sea de paso, viene perdiendo valor porque está congelado hace dos años”, señaló el funcionario municipal en Radio Libertad.

Fabián Florentín, secretario de Gobierno de Posadas en Radio Libertad

Este viernes, el intendente Joaquín Losada firmó el decreto en el que se autoriza una suba del 37 por ciento en la tarifa del boleto único en Posadas que se realizará en dos tramos: desde este lunes 1 de enero, pagar con la tarjeta SUBE costará 10,50 pesos por viaje mientras que sin el plástico de cobro electrónico costará 13 pesos. En tanto desde junio, el pago electrónico del viaje costará 12 pesos mientras que viajar abonando en efectivo seguirá costando 13 pesos. “Con esta tarifa pretendemos incluir la cuestión del servicio que estuvo muy presente en la Audiencia Pública”, sostuvo Florentín.

Además remarcó la necesidad de que los usuarios tramiten su SUBE para pagar los viajes debido a que es la única herramienta que les permite tener registros de la cantidad de viajes, las distancias, los beneficios que pueden recibir. “La idea era que la gente saque su tarjeta porque al viajar sin SUBE no nos permite controlar, no nos permite tener conocimiento ni de quién está viajando ni saber si hay algún boleto especial, si es un estudiante, un abuelo. A lo que apuntábamos era tener registro de cantidades y calidades para saber cómo se comporta el transporte y los transportados. Por eso se pensó en una tarifa penalizada para los que no tienen SUBE”, agregó el funcionario.

En tanto sobre el pedido formulado por las empresas, Florentín reconoció que las cifras generaron confusión y que nunca se llegó a comprender cómo se compone el precio del boleto. “Fue bastante confuso el tema. Me di cuenta que nunca se entendió ni se entiende esto de cómo se compone el boleto. Las empresas pidieron inicialmente era de 25, 40. En la Audiencia  dijeron que estaba atrasado y fueron a 27,40 pero nos dijeron que era al día de hoy. Entonces nos dijeron que había que agregarle un 15 por ciento de inflación para el año que viene. Si calculamos con esos valores la tarifa da por encima de 30 pesos, lo que significa que la gente tendría que pagar un boleto de 20 pesos o más”, indicó y les reconoció a las firmas privadas su derecho a tener ganancias.

“Es lógico que las empresas quieran ganar y está bien, pero es un servicio público y nosotros en la ecuación polinómica le incorporábamos los intereses, las necesidades y la realidad que vive la gente”, aseveró.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE