Tecnología aplicada a la salud: aplicaciones móviles en reemplazo de consultas médicas presenciales

Tecnología aplicada a la salud: aplicaciones móviles en reemplazo de consultas médicas presenciales

Llamando al Doctor y Cardiogram, entre otras tecnologías, plantean una revolución en la atención médica. ¿Se acabaron las consultas presenciales?

Cuando el presidente Mauricio Macri dijo que falta poco para que un robot te reciba como un médico clínico en un hospital y te dé un diagnóstico, en realidad no estaba tan equivocado.

La velocidad con la que avanza la aplicación de la tecnología en el campo de salud contribuye a un mejor cuidado de las personas, no sólo por la rapidez con la que se detectan las enfermedades, sino también por la certeza con la que se decide qué tratamiento iniciar.

Aunque nunca es buena idea esquivar a los médicos y confiar ciegamente en lo que se lee en la red, Internet hizo que los pacientes estén mucho más informados a la hora de tomar decisiones sobre su salud y, en algunos casos, conocer qué enfermedad los aqueja.

Según explicó a minutouno.com la doctora Ingrid Briggiler, actualmente hay mucha demanda de inteliencia artificial aplicada a la medicina, lo que implica una transformación radical de los sistemas de salud.

En Argentina ya se están desarrollando aplicaciones que crean soluciones relacionadas con la medicina. Una de ellas es “Llamando al Doctor”, la cual fue creada por Briggiler, especialista en Ginecología y Obstetricia.

La app brinda un servicio por celular mediante el cual se ofrece atención médica calificada e inmediata por videollamada, disponible las 24 horas todos los días del año y que cubre tres especialidades: Pediatría, Ginecología/Obstetricia y Medicina General.

“Un paciente visita alrededor de siete veces al año al médico y el 40% de las consultas no requiere de revisión o examen físico”, comentó Briggiler. Es por eso que dirige Llamando al Doctor con la convicción de que este será un nuevo sistema de salud, complementario a los ya existentes.

La aplicación tiene la particularidad de ser beneficiosa no sólo para el paciente sino también para el médico, quien cobra honorarios por la atención brindada desalentando las consultas informales vía WhatsApp.

Además, la app permite resolver consultas de baja complejidad y que no requieren de examen físico, de forma rápida y cómoda en cualquier momento y lugar: sin esperas en consultorio ni guardias.

Otro ejemplo de cómo se está aplicando la tecnología a la salud es el proyecto “Cardiogram”, una aplicación que usa el sensor del reloj de Apple para medir la frecuencia cardíaca en tiempo real y, por medio de algoritmos, detectar cuando el ritmo cardíaco no es normal y le avisa a la persona para que esté alerta.

En cuanto a la detección temprana de enfermedades, la inteligencia artificial puede llegar a ser, incluso, más efectiva que los métodos que se usan en la medicina tradicional.

Una herramienta creada por investigadores de Harvard y de la Universidad de Vermont, en Estados Unidos, permite identificar casos de depresión analizando las fotos publicadas en Instagram. Los resultados fueron mejores que la tasa media de diagnóstico lograda por los médicos en forma presencial.

Aunque todavía falta, varias son las ventajas que traerán para los próximos años los continuos avances tecnológicos en el sector de la salud. El desafío para el futuro es lograr su incorporación total en las clínicas, hospitales y laboratorios que hoy son ajenos a ella por la falta de recursos económicos y con la que se salvarían un número importante de vidas diarias, al igual que se mejoraría la atención y el bienestar de todos los ciudadanos.

Fuente: Minuto Uno



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE