Oportunidades institucionales en el sector forestal

El ingeniero forestal Rubén Costas (*), reflexiona en una columna de opinión sobre la vacante actual en el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones. “El gobierno provincial esta frente a la oportunidad de subsanar un par de falencias de funcionamiento institucional”, indica el profesional.  

La vacante actual en el Ministerio de Ecología y RNR de Misiones le da al gobierno provincial la oportunidad de subsanar un par de falencias de funcionamiento institucional.

La primera lleva unos 30 años, con algunas excepciones, al designar al frente del Ministerio a personas sin formación y/o experiencia previa en el área de competencia del mismo.

La segunda, lleva unos 10 años, al haber “separado” la gestión forestal en dos ministerios: los Bosques Nativos en el Ministerio de Ecología y RNR y los Bosques Cultivados en el Ministerio del Agro y la Producción.

Repasando los últimos gobiernos provinciales sucesivos, tomando como ejemplo Salud Pública, normalmente fueron designados como ministros profesionales de la salud con experiencia en la actividad privada y/o pública. A un ministro médico que trabajó en un hospital público nadie le va a contar de qué se trata el asunto cuando en la gestión tiene que lidiar con las necesidades o falencias que tienen esas instituciones. Luego puede resolver bien, regular o mal según criterios y recursos disponibles, pero no por falta de conocimientos, no fue a aprender lo básico en la gestión.

En Ecología y RNR ocurrió algo distinto. Con algunas pocas excepciones, fueron designados/as ministros/as con profesiones u oficios varios, que en la mayoría de los casos no acreditaban por lo menos públicamente formación o experiencia previas en las áreas de competencia del ministerio.

Lamentablemente a menudo integraron sus equipos de gestión con personas poco preparadas de antemano, venidas de la política o del círculo de confianza del ministro de turno. La pertenencia política es lógica, pero si no está acompañada de alguna experticia para la tarea a llevar adelante, los resultados son por lo menos pobres.

En el fútbol el que no sabe pega, corre sin claridad respecto del juego o se queda parado cerca del arco por las dudas. En política, el que no sabe de algún tema se esconde, se rodea de un entorno pequeño que le siga la corriente, desconfía del personal de la planta de la repartición que sabe del tema, y no le gusta ni suele recibir a quien le traiga reclamos fundados.

Misiones se destaca en el mundo por la cobertura de selva que mantiene, producto de una buena decisión estratégica del estado acompañado por la mayoría de la sociedad local, las instituciones estatales y las organizaciones no gubernamentales. Que Misiones no sea debidamente compensada por cuidar sus bosques nativos, la biodiversidad que albergan y los servicios ecosistémicos que prestan a la sociedad global, también es producto de la falencia de gestión provincial.

La saludable “imagen verde” no alcanza, se requiere pro-actividad y dinamismo de gestión para acompañar y controlar el aprovechamiento sustentable que todavía puede desarrollarse en algunas áreas, recuperar económicamente bosques degradados, controlar el apeo y transporte ilegal de madera, proveer de medios a los guardaparques en la prevención y vigilancia de la caza furtiva, promover la generación de energía renovable en toda la provincia, potenciar el ecoturismo local, y fortalecer la educación ambiental, que será el mejor resguardo para que los bosques nativos perduren en el tiempo, aportando al desarrollo de la tercer provincia con mayor densidad demográfica de Argentina.

El cuidado del ambiente debe ser compatible con el desarrollo social y económico. Si cuidamos el entorno paisajístico de las maravillas y bellezas naturales que tiene Misiones y el usufructo de las mismas derivado del turismo nacional e internacional no se comparte con quienes habitan y mantienen las áreas con bosques nativos, nos quedamos cortos.

La segunda falencia, la que está referida a que hay dos ministerios como autoridades de Aplicación de las normas nacionales y provinciales que regulan los recursos boscosos, no acorde a una visión sistémica asociada a los paisajes de Misiones, que muestran un mosaico de distintos usos del suelo, donde predominan los bosques nativos y los cultivados.

Los trámites de plantación forestal se cruzan entre ambos ministerios, generando demoras y trabas innecesarias y absurdas, haciéndole perder a la economía provincial recursos disponibles a nivel nacional.

El gobierno actual tiene la oportunidad de mostrar la importancia que le da a estos asuntos, revisando la estructura de gestión y designando funcionarios competentes, de modo de poner en valor la gestión de los principales recursos estratégicos provinciales, ojalá la aproveche.

 

 

(*)Docente e Investigador FCF-UNaM y Productor Forestal



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE