Claves para cuidar la salud de los empleados y lograr mayor eficiencia y efectividad en su trabajo

Los empleados son 8 veces más comprometidos, cuando su bienestar es una prioridad en su espacio laboral. Sentirse feliz en el ámbito laboral previene la posibilidad de “burnout”, lo que se denomina al agotamiento mental. Invertir en “wellness” es un negocio rentable para las empresas.

En los últimos años ha incrementado notoriamente el cansancio extremo con el cual muchas personas llegan a fin de año. La mayoría de las veces viene acompañado de estrés, dolores de cabeza, baja de defensas, pérdida de motivación, baja de rendimiento, sensación de angustia, entre otros. El agotamiento mental o “burnout” es  un estado de cansancio emocional, mental y físico causado por un estrés excesivo y prolongado, que se extiende tanto en la vida personal como laboral.  Ocurre cuando uno se siente abrumado, emocionalmente agotado e incapaz de satisfacer las demandas constantes. A medida que el estrés continúa, uno empieza a perder el interés y la motivación de lo que hace o de su rol.

Los estudios demuestran que aumentar las emociones positivas, generan como consecuencia un mejor estado físico-mental del cuerpo. Está comprobado que reírse en el trabajo es un negocio serio. Los trabajadores se sienten 8 veces más comprometidos con su empresa y son 3,5 veces más creativos e innovadores, cuando el bienestar es una prioridad. Un trabajador activo rinde más que un trabajador sedentario. Personas felices en armonía con su cuerpo-mente, trabajan más y mejor. El mundo corporativo está cambiando y la tendencia apunta a cuidar a los empleados por sobre todas las cosas.

Invertir en una cultura “wellness” es un negocio rentable y para ello es clave el rol de los líderes dentro de las organizaciones. Efectivamente, son ellos los responsables de construir y alimentar los vínculos de confianza con la organización. Son ellos los que hacen la diferencia para que el resto de los colaboradores pueda dar lo mejor de sí y trabajando con esta premisa es que resulta clave que un líder de lugar al bienestar de los empleados en todos sus aspectos: Nutritivo, Físico, Ergonómico y Emocional.

Debido a que el agotamiento puede causar cambios a largo plazo en el cuerpo que lo hacen vulnerable a sufrir lesiones y/o adquirir enfermedades como resfríos y gripe, es importante llevar a cabo ciertas acciones saludables que permitan sobrellevar el fin de año de la mejor manera posible. Existen diversas actividades que se pueden implementar en la oficina y/o ámbito laboral para disminuir esa sensación de cansancio, bajo un plan de wellness que potencian el rendimiento de los empleados. Moodment, especialistas en bienestar corporal, recomiendan las siguientes iniciativas:

  • Pausas Activas: implementar sesiones de 5 / 10 minutos con ejercicios suaves de movilidad y estiramiento. Además de quemar calorías, brindan beneficios que se vinculan con una mejor calidad de vida y repercute en un mejor rendimiento laboral.
  • Plan de Nutrición:incorporar la presencia de una nutricionista en la empresa suele tener alto impacto debido a que ayuda a los empleados a conocer alternativas de alimentación sana. A su vez, acompaña a quienes lo necesitan realizando planes de nutrición personalizados, que luego impactan en el rendimiento laboral, ya que el cuerpo funciona mejor al estar en equilibrio.
  • Clases de yoga:al ser una disciplina que une, cuerpo, mente y alma, le permite a los empleados tener un espacio de trabajo físico-mental que potenciará sus habilidades al máximo.
  • Charlas de Alimentación Consciente&Newsletter Saludable: con el objetivo de lograr altos niveles de participación en los programas de calidad de vida, generar una cultura de salud, disminuye gastos y aumenta la productividad de la fuerza laboral. Temáticas sugeridas:
  • Tips saludables estacionales
  • Tendencias alimenticias
  • Recetas de comidas sanas y ricas
  • Artículos saludables de temas varios

Los talleres saludables sirven para profundizar cada temática, eliminar dudas al respecto y resaltar aquellas cuestiones vitales para la formación de una cultura saludable.

  • Masajes: cuando se habla de masajes se hace alusión a la prevención, aconsejando a cada persona tratada de acuerdo a su condición física, posiciones ergonómicas de trabajo para disminuir el riesgo de lesiones y realizar sus tareas de forma más descansada. A su vez mejorar la actitud y motivación, alivian tensiones, mejoran la productividad y generan el aumento de la circulación local, reduciendo las contracturas musculares.

Además de estas acciones es aconsejable que los líderes fomenten y promocionen la generación de culturas saludables a través de la participación en carreras y/o eventos saludables reconocidos como maratones, stands saludables, incorporación de snacks saludables, entre otras.

Otras actividades fáciles de implementar pueden ser:

  • Restablecer prioridades
  • Encontrar aquello que lo hace feliz en su trabajo
  • Consumir alimentos saludables; minimizar el consumo de dulces y carbohidratos
  • Hacer del deporte una prioridad
  • Dejar tiempo libre para disfrutar con familia y amigos

 

Fuente:

Javier Diaz – Founder de Moodment – Especialista en Bienestar Corporal.Lic. En Kinesiología y Fisioterapia

María José Ferrero – Resp. de Recursos Humanos de Moodment– Lic. en Administración de Recursos Humanos

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE