Recuerdan que es obligación de las instituciones educativas realizar las denuncias correspondientes cuando un adolescente es víctima de violencia

Recuerdan que es obligación de las instituciones educativas realizar las denuncias correspondientes cuando un adolescente es víctima de violencia

Alfredo Herrera, titular del juzgado de Violencia Familiar I de Posadas, habló de los recurrentes casos de violencia en adolescentes. Advirtió que de no actuarse con rapidez puede desembocar en hechos más graves. Y en ese sentido dijo que en el ámbito escolar “es obligación de los servicios educativos realizar la denuncia correspondiente cuando detectan situaciones en que un adolescente es víctima de violencia”.

Alfredo Herrera. Radio Municipal.

A partir de allí es obligatorio poner en conocimiento a las autoridades de la institución lo ocurrido, y estos a su vez, con rapidez deben recurrir a la ayuda de autoridades judiciales. Al mismo tiempo, contó que las peleas entre adolescente son consideradas más graves, porque esto puede desencadenar en daños muy profundos e irreversibles.

En consecuencia, recalcó que es importante trabajar en el ámbito de la educación. Pero, además enfatizar la labor en los problemas que actualmente azotan a la juventud como las adicciones. Entonces, es necesario trabajar de manera mancomunada para atacar todos los frentes y apuntar el trabajo en todas estas áreas para lograr resultados más favorables.

Además, Herrera aseveró que si esos parámetros de conductas y formación no son modificadas será totalmente responsabilidad de los adultos que en un futuro esas personas se conviertan en un padre golpeador o una madre violenta o en el peor de los casos una pareja violenta. “La franja en la que se da la mayor cantidad de casos de femicidios en la Argentina es entre los 21 y los 40 años”, dijo Herrera. Cuyo significado gira en torno al descuido en la formación necesaria por parte de las instituciones educativas.

Asimismo, el juez manifestó que a partir de allí dispara una cuestión meramente importante a realizar durante los próximos años, y gira en torno a agregar a las instituciones educativas la Educación Sexual Integral (ESI). Años atrás esto tenía complicaciones al intentar sumar al ámbito escolar, porque existía una confusión entre la educación sexual con la educación en genitalidad. Y en ese sentido, Herrera consideró que “es importante porque se incorporaron conceptos que tienen que ver con información de géneros”.

Por otro lado, ratificó que el cambio que se produce constantemente en la sociedad “genera miedo” porque sigue vigente la idea de que en un seno familiar la mujer se debe encargar de las tareas domésticas. Pero con el alza que se produce en la economía derivó en que la mujer se vea obligada a salir a trabajar.

A modo de cierre dejó un mensaje como reflexión a las familias de la capital provincial y consistió en pedir que perdure el dialogo pacifico en cada uno de los senos familiares para superar las diferencias que pueden ocurrir para evitar llegar a situaciones que culminan en Juzgados.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE