El Gobierno declarará duelo nacional desde el domingo por el submarino desaparecido

El Gobierno declarará duelo nacional desde el domingo por el submarino desaparecido

El Presidente, conmovido, suspendió las apariciones públicas y analiza grabar un mensaje. El operativo de búsqueda en el Atlántico Sur lleva 16 días. Aguad estuvo con los familiares.

Aunque durante toda la mañana se especuló con la posibilidad de que grabara un mensaje, luego de que su gestión anunciara que “no habrá salvamento de personas” del submarino ARA San Juan, Mauricio Macri decidió que todavía no llegó su momento para hablar y mantuvo al frente de la comunicación al vocero de la Armada Argentina Enrique Balbi.

Macri suspendió su primera actividad del día debido al impacto que le generó la noticia que, de algún modo, reveló que en el Gobierno ya no hay esperanzas de que los 44 tripulantes estén vivos. El Presidente tenía previsto inaugurar las obras en el Paseo de la República, emplazado sobre el terreno de la Quinta presidencial.

El anuncio, que había sido trazado para las 8.45, fue confirmado bien temprano por Presidencia ante la consulta de Clarín. Sin embargo, cerca de las 7.30 el jefe de Estado decidió cancelar su única actividad pública y cumplió desde Olivos con las reuniones privadas y de seguimiento de gestión que incluyó en su agenda.Cerca de Macri dijeron a este diario que se mostró “conmovido” por la situación y que “por respeto a los familiares” optó por no encabezar un acto de otra temática.

Esta decisión desató diversas especulaciones. Desde el Gobierno dejaron trascender que el jefe de Estado evaluaba la posibilidad de grabar un mensaje y también hubo quienes llegaron a analizar la conveniencia de que hablara por primera vez por cadena nacional. Sin embargo, Macri prefirió mantenerse en silencio y la Casa Rosada ratificó que será sólo Balbi quien se refiera al submarino.

En cambio, aunque en el Gobierno aclararon que no se hizo una autocrítica por haberle dejado un anuncio de tanta importancia a la Armada, el Presidente ordenó un cambio de estrategia, al menos desde lo gestual: envió al ministro de Defensa Oscar Aguad a Mar del Plata para reunirse con los familiares de los submarinistas. Es que el jueves, en una decisión criticada incluso -por lo bajo- por algunos referentes del Gobierno, Aguad se mantuvo al margen y fue Balbi quien anunció que se había declarado “finalizado el caso SAR del submarino San Juan, cambiando a la fase de búsqueda del mismo”, es decir, que se había cancelado el operativo de rescate de personas.

El único mensaje que surgió desde el Ministerio de Defensa fue a través de la cuenta de Twitter de la cartera, donde se limitó a publicó una imagen de la gacetilla que leyó Balbi. El ostracismo de Aguad dejó aún más expuesto a Macri por haber tuiteado, minutos después del anuncio, mensajes relativos al G-20.

Este viernes fue diferente. por orden de Macri, Aguad arribó a la ciudad balnearia cerca del mediodía para reunirse durante más de una hora con los familiares. “Fue en un clima tenso, por la angustia lógica que viven, pero no hubo ningún insulto ni agresión al ministro“, contaron fuentes oficiales. Aguad les explicó porqué se había decidido cancelar el operativo de rescate de personas, medida cuestionada por algunos familiares, y dio su compromiso de que el Gobierno “no dejará de buscar al submarino”.

Minutos después de las 13, al cabo de la reunión, Aguad fue sondeado desde Olivos. Y ahí Macri tomó la decisión de no hablar. “Por el momento no es conveniente que él hable. Falta información, hay que ser muy prudentes, no puede decir cualquier cosa: es el Presidente”, fue el argumento que dieron desde el Gobierno.

Tantas idas y vueltas del Presidente acaso se expliquen en que le faltó una pieza clave en su estrategia de comunicación: el jefe de Gabinete Marcos Peña viajó a Washington para participar de un seminario sobre campañas electorales en Latinoamérica organizada por la Universidad George Washington. Así, Macri quedó rodeado por funcionarios de su total confianza pero con extremo perfil bajo, como el secretario general de Presidencia Fernando de Andreis o el vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui.

De todos modos, una vez que definió que no hablaría del submarino, se mantuvo firme. E incluso, no aludió al tema cuando a la tarde expuso durante la presentación del corto audiovisual que realizó la Fundación IAN, de la que participa el cineasta Juan José Campanella.

(Clarín)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE