¿Qué tipo de cepillo usar?, conocé diez mitos sobre salud bucal

¿Qué tipo de cepillo usar?, conocé diez mitos sobre salud bucal

Uno de los principales errores en ese sentido es considerar que la salud bucal se limita al cuidado de los dientes, cuando en realidad hay que tener en en cuenta encías, lenguas y otras mucosas bucales.

“Es muy importante tener en cuenta el alto porcentaje de adultos que padecen alguna enfermedad gingival (de las encías). El primer paso para un cambio debe ser conocer sobre el tema” afirma Mariel Gómez, Presidente de la Sociedad Argentina de Periodoncia (SAP). “Las enfermedades de las encías se pueden prevenir si se realizan los cuidados adecuados”, sostiene. En Argentina, un estudio realizado por la SAP en conjunto con la Confederación Odontólogica Argentina (COA) arrojó que 9 de cada 10 adultos presenta algún tipo de patología gingival, de los cuales el 15% necesita un tratamiento periodontal complejo.

En el marco de la campaña Por una sonrisa saludable, que apunta a brindar la información necesaria para lograr identificar los síntomas, conocer cómo realizar una higiene bucal adecuada y comprender la importancia de realizar visitas periódicas al odontólogo, la SAP despejó 10 mitos sobre la salud bucal.

#10 mitos

1. Es normal que la encía sangre a veces

Que sangren las encías es bastante común, pero no es normal. La encía sana nunca sangra. Si la encía sangra es porque está inflamada. Esto se debe a la acumulación de placa bacteriana sobre los dientes. Pero si la placa bacteriana se remueve todos los días mediante el cepillado dental y la higiene interdental, la encía y los dientes se mantendrán saludables y ya no sangrarán las encías.

2. Sólo los mayores tienen enfermedades de encías

Todas las personas que no se higienicen correctamente la boca pueden tener problemas de encías. Si bien son menos frecuentes en niños, las encías pueden enfermarse desde la pubertad. Es cierto que con el correr de los años, si no se trató o higienizó la boca, las personas mayores tendrán un grado más avanzado de enfermedad que los jóvenes.

3. Al envejecer se pierden los dientes

4. Los implantes necesitan menos cuidado que los dientes

Si bien los implantes no son iguales a los dientes, la placa bacteriana también se pega sobre ellos. Aunque los implantes no pueden tener caries, las encías se pueden enfermar y hasta se puede llegar a perder el implante. Es tan importante la higiene de los implantes como la de los dientes.

5. Durante el embarazo no se debe concurrir al odontólogo

Es ideal visitar al odontólogo cuando se está buscando un hijo, o durante las primeras semanas de embarazo, ya que éste aumenta la posibilidad de tener inflamación en las encías. Se pueden realizar tratamientos odontológicos sin complicaciones y por lo general, se recomienda realizar los tratamientos más complejos entre el cuarto y el sexto mes de gestación.

6. No es necesario cepillar los dientes de leche porque se van a caer

Es fundamental el cuidado de los dientes de leche (dentición primaria). Las caries de la infancia temprana son complejas de tratar por la corta edad de los niños. Conservar los dientes de leche hasta su recambio natural colabora con el mantenimiento de los espacios para los dientes permanentes.

Tips para cuidar los dientes de los bebés y niños

• Debés limpiar sus dientes con suavidad desde que aparecen en su boca.

• Evitá que el bebé se acostumbre a dormir con la mamadera, porque las leches de fórmula tienen azúcar.

• No debe comer ni beber alimentos azucarados muchas veces al día.

• No uses la misma cuchara para probar los alimentos del bebé y no limpies las tetinas ni chupetes con la boca.

• Ayudá al niño a cepillarse los dientes hasta los 8 años.

• Llevá a tu hijo al odontólogo para un control bucal desde que le aparece el primer diente.

• Amamantá a tu bebé, la leche materna ayuda a prevenir las caries.

7. Los cepillos de dientes duros limpian mejor

No son recomendables los cepillos duros porque gastan los dientes y dañan las encías. Debemos usar cepillos con cerdas suaves, está demostrado que son eficientes para remover la placa si se usa correctamente.

8. Cuanto más veces por día me cepillo los dientes, mejor

Las bacterias que forman la placa dental necesitan al menos 12 horas para causar daño en los dientes. Si se consumen muchos alimentos con azúcar este tiempo se reduce. Cepillarnos 2 a 3 veces al día es suficiente. Hacerlo en exceso puede desgastar el esmalte de los dientes o dañar las encías.

9. Al realizar un tratamiento periodental se daña el esmalte

Los instrumentos que se usan para remover el sarro no rayan ni desgastan el esmalte dental.

10. No todos necesitan realizarse higiene interdental

A veces pensamos que como nunca usamos hilo dental, no lo necesitamos. Todas las personas a partir de los 8 años necesitan comenzar a limpiar las superficies interdentales, pues las bacterias se adhieren sobre todas las caras de los dientes. Lo que sí varía entre las personas es la susceptibilidad a que se inflamen más o menos las encías o que desarrollen caries.

Fuente: Clarín



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE