El Burley rumbo a los galpones

El Burley rumbo a los galpones

La ansiada imagen de la cosecha se repite en las diversas zonas tabacaleras de misiones, ya se puede observar el producto “colgado” para su curado en los galpones de los productores. Si bien, es una zafra que trajo mucha preocupación, finalmente desde el sector no dudan en calificar como positiva, admitiendo perdidas puntuales, pero optimistas en poder llegar a los 30 millones de kilogramos logrados en la campaña pasada.

Referentes de las entidades arriesgaron algunas cifras acerca de los daños sufridos por las copiosas lluvias y tormentas de los meses de octubre/noviembre, pero no son definitivas, por cuanto el buen tiempo de las últimas semanas permitió la recuperación de muchos lotes.

De todas maneras, alentados por los resultados de la campaña anterior, un buen número de tabacaleros plantaron algo más que el año pasado, por lo que la cifra final de la cosecha podría ser similar a la del 2016/2017, o por lo menos estar muy cerca.

Una recorrida por la zona sur, más precisamente en el municipio de Dos Arroyos, permite observar buenos resultados, incluso mejores a las de la cosecha pasada.

“No me puedo quejar, me fue muy bien”, afirmó Gustavo Pessini, productor de Picada Santa Rosa, en el municipio de Dos Arroyos. “plante en un lote bien escogido, hice un buen trabajo de subsolado, aplique en tiempo y forma los APC y el resultado, puedo decir que es óptimo”.

Pessini, ayudado por su familia, esposa y hermanos, inició la cosecha la semana pasada y ya tiene más del 50% “colgado” en su galpón ubicado a pocos metros de su casa.

El ingeniero de campo de la CTM, Rene Urbieta rescató el ejemplo de este productor que dijo “hizo bien la tarea, lo apoyamos desde la institución con maquinaria para un buen manejo del suelo y el siguió las instrucciones y los resultados no pueden ser otros que el que observamos, un tabaco de buena calidad y que sorteo casi sin dificultad los fenómenos climáticos de octubre”.

Po su parte, el titular de la CTM, Jorge Kappaunn, se mostró optimista en torno a los números que presentará la zafra “creemos que estaremos en los números del año pasado, el clima de octubre provocó daños puntuales y en determinadas zonas, y en varias de ellas se logró recuperar con el buen tiempo de las últimas semanas”

“Hay que ser positivo”, remarcó el dirigente “porque el tabacalero sabe trabajar su plantación y con la ayuda de los técnicos pudieron recomponer y minimizar los daños, sabiendo de los buenos ingresos que produce”

Finalmente Kappaunn, recordó que “bien puede considerarse como un hito esta zafra, atento a que en esta oportunidad cuando el productor venda su tabaco en las bocas de acopio ya no sufrirá el descuento de los fertilizantes, que les fue entregado gratuitamente, bien sabe que representa un ingreso directo a su economía, consecuencia de varios meses de esfuerzo y sacrificio”



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE