AFCP: “Se pedirá a la UIA intervención ante Nación para revertir la negociación por Ingresos Brutos con Misiones”

Desde la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP) plantearon al presidente de la Nación Mauricio Macri -la semana pasada- su preocupación por la política fiscal del Gobierno de Misiones que consideran “perjudicará no solo a la industria de la provincia, sino a todas las fábricas del sector del país”.

En principio y dentro de la negociación del consenso denominado “Pacto Fiscal”, se acordó que se eliminaría el pago de Ingresos Brutos a las Exportaciones Forestales, medida que alcanzó al rubro Madera a partir de 2018. “Pero queda en el Convenio Multilateral con un máximo del 7% en 2018 decreciente al 3% al 2022, para Celulosa y Papel. Esto claramente perjudica a toda la industria papelera del país, ya que cualquier jurisdicción podría aplicar ese máximo de alícuota”, señaló en la entrevista con ArgentinaForestal.com el presidente de AFCP y gerente de Asuntos Públicos y de la Dirección de Asuntos Institucionales y Legales de Ledesma, Claudio Terrés.

Ingresos Brutos es un impuesto que grava la venta o el consumo de bienes, y que en general se traslada siempre en el precio. “Es por esto que se lo califica como un impuesto regresivo, porque afecta en mayor proporción a los agentes con menores ingresos. Ahora bien, para el caso de la Celulosa, este es un producto que se rige por un precio internacional, donde se compite con el producto importado, por lo tanto la consecuencia es que no es posible trasladar este impuesto al precio final que pagan los consumidores, perdiendo competitividad”, explicó el presidente de la AFCP.

El directivo adelantó los pasos a seguir respecto a la noticia, que consideraron está lejos de “quitar” presión tributaria a este sector, ya que se incrementaría la aplicación de Ingresos Brutos a las ventas internas. “En la reunión de la Asociación se planteó el perjuicio que implica esta medida negociada por el Gobierno Nacional con Misiones, y se decidió enviar una carta a la Unión Industrial Argentina (UIA) para que a través de esa institución -que los representa- se canalice el reclamo que corresponda a las autoridades del gobierno nacional”, precisó Terrés.

La medida que aplicará Misiones a partir de 2018 fue confirmada por el ministro del Agro y Producción del gobierno de Misiones, José Luis Garay, durante la reunión con Mauricio Macri y Luis Miguel Etchevehere -nuevo ministro de Agroindustria de la Nación-, con empresarios que participan de la Mesa de la Cadena de la Foresto-industrial de todo el país, encuentro que se concretó el pasado martes en la Casa Rosada, en Buenos Aires. En la oportunidad se anunció la eliminación del Ingresos Brutos a las exportaciones forestales, alcanzando a la Madera a partir del año próximo, mientras que para el sector de Celulosa y Papel sería una aplicación de reducción progresiva, hasta bajar a un 3% en cinco años (hoy se aplica hasta un 6%), por lo tanto tampoco está previsto una eliminación para esta industria que en la provincia afecta a la chilena Arauco y Papel Misionero, del Grupo Arcor.

La AFCP nuclea, además de las compañías anteriormente mencionadas, a Celulosa Argentina, Smurfit Kappa de Argentina, Ledesma, Papel Prensa, Zucamor, Cartocor, Interpack, Rainap, La Papelera del Plata, Papelera Don Torcuato, Papeles PM, Kimberly Clark Argentina, Papelera Entre Ríos, Cifive, Moldeados Argentinos Papelera San Andrés de Giles, Papelera Rosato Ansabo, entre otros.

 

La buena noticia que no fue  

Desde el sector privado se venía solicitando en todos los espacios de diálogo la quita del impuesto de Ingresos Brutos a las Exportaciones Forestales que solo se aplica en Misiones y en ninguna otra provincia del país. Los empresarios plantean “una revisión de la política fiscal para restar la presión impositiva” que consideran los empresarios “frena” a la actividad productiva y afecta la competitividad.

Pero el anuncio de lo que sería una buena noticia, finalmente no fue para los fabricantes de celulosa y papel. En Misiones hay dos compañías afectadas por este impuesto en forma directa que son socias de la AFCP, Arauco Argentina y Papel Misionero. Al ser consultado Terrés si efectivamente estas empresas pagan este impuesto hasta un 6%, explicó que “en el caso de Arauco, paga 7% sobre las ventas locales y 3,22% sobre las exportaciones. Se venía solicitando se reduzca la alícuota de este impuesto sobre la venta de Celulosa en el Mercado Interno, dado que la celulosa importada que ingresaba por Mendoza o Buenos Aires paga el 5%, o sea un producto manufacturado en Argentina (en la Provincia de Misiones) paga 2% más que uno importado”, precisó.

Seguido, en referencia a la alícuota que paga la actividad por la exportación de Celulosa, la misma está amparada por una bonificación prevista en un Decreto del Poder Ejecutivo de la Provincia de Misiones de noviembre de 2009, cuya última prórroga consta del mes de julio de 2016 y vence en el mes de junio de 2018. “La exportación está alcanzada por la alícuota del 7% de igual modo que en el mercado interno, pero aplicada la bonificación mencionada anteriormente, la alícuota se reduce a un 3,22%. Pero a partir de julio de 2018, si no se prorroga el beneficio, se pasará a pagar la alícuota general”, advirtió Terrés.

De esta manera, la eliminación de IIBB a las exportaciones alcanzaría a la madera. “Todas las exportaciones pagan en la provincia de Misiones este impuesto. Para el caso de venta de Madera Aserrada y Paneles de madera se aplica la Alícuota General del 3,5%, y producto de la aplicación de Decreto mencionado, también paga el 3,22% hasta junio”, indicó el directivo.

De esta forma, consideran que tras el acuerdo del Pacto Fiscal, según la información que trascendió, se llegó a un consenso por una reducción gradual a 5 años, llevando la tasa por exportación de Celulosa al 3%. “Esto es prácticamente lo mismo que se está pagando hoy en día por dichas exportaciones. De ser así, no habría ninguna mejora”, concluyó Terrés.

 

Competitividad, el mayor desafío

Claudio Terrés asumió la presidencia en 2016, reemplazando a Osvaldo Vassallo, pero tiene muchos años de trabajo en la Asociación, acompañando también muy de cerca al ex presidente Rafael Gaviola. Vassallo en la actualidad tiene varios años como presidente de la  AFOA (Asociación Forestal Argentina) y fue reelecto por un nuevo período en Cadamda (Cámara de la Madera) y se mantiene  en la AFCP en el cargo de Vicepresidencia 1º, junto con Julián Razumny, como representantes de Celulosa Argentina.

Terrés, al asumir el desafío de la conducción al frente de la AFCP, dio a conocer su visión para esta industria en la Argentina a través de una carta pública en la que expresó que “hace mucho tiempo que nuestro país no ve la instalación de una fábrica de escala internacional. Hemos realizado ampliaciones y aumentos de capacidad, e incorporamos nuevas tecnologías y automatizaciones. El sector tuvo una gran oportunidad de crecer, pero el país no supo aprovecharla. El caso Botnia marcó un antes y un después, y ésa es una pesada carga que deberemos alivianar entre todos, comenzando por transparentar la información de la actividad, de modo tal de recuperar la imagen y reputación perdidas. Hoy, disponemos públicamente de los datos de UPM (ex Botnia) que, durante los últimos años, el gobierno argentino no quiso mostrar, y son una realidad incontrastable. Hay que recuperar la verdad y, con ella, la confianza”, dijo en la oportunidad el ejecutivo.

“También el consumo del papel fue y sigue siendo injustamente atacado, relacionándolo con la deforestación. No obstante que, desde hace muchos años, los árboles son 100% implantados con ese único fin, y no se talan bosques nativos para fabricar celulosa y papel. En nuestro país, además, se utiliza como fibra alternativa a la caña de azúcar, y fibras recicladas posconsumo en más del 40% de los papeles y cartones producidos”, detalló como uno de los valores que aporta al desarrollo sostenible esta actividad.

“Sin dudas, esos son los mayores desafíos, pero otro objetivo será seguir muy de cerca las negociaciones internacionales, sabiendo que, en la actualidad, los altos costos internos (básicamente de energía, impuestos y transporte) nos restan competitividad y ponen en riesgo la continuidad de la operación y las fuentes de trabajo. Impulsaremos, entonces, una mayor articulación público-privada para recuperar competitividad, fortalecer los vínculos intraMercosur, a fin de preservarlos de las distorsiones emergentes de los desequilibrios macroeconómicos, y desarrollar políticas conjuntas de exportación a terceros países”, indicó como ejes de gestión .

La Comisión Directiva para el período 2017-2018, está conformada por Juan Carlos Olavarría y Juan van Gelderen (Ledesma) en la Vicepresidencia 2º; Guillermo Muller y Andrés Stropparo (Papel Misionero), en la vicepresidencia 3º; Paulo y Miguel Planas (Celulosa San Pedro) en la vicepresidencia 4º; Gustavo Patat y Juan Sackmann (Smurfit) en la secretaría; Juan La Selva y Paula Cecchini (La Papelera del Plata), en la prosecretaría; Adrián Rypstra y Omar Espósito (Interpack), en la tesorería;  y Mariano Lettiero y Guillermo Muller (Cartocor), en la protesorería.

La lista de vocales titulares, en tanto, incluye a Diego Colabardini y Hernán Rajmilovich (Papel Prensa); Andrés Stropparo y Mariano Lettieri (Zucamor); Ricardo Rajnerman (Rainap); Pedro Muiña y Guillermo Echagüe (Papelera Don Torcuato) ; Claudio Tessari y Sergio Maestri (Papeles PM); Pablo Latronico y Víctor Hofmann (Kimberly Clark); Ignacio Ferraro y  Julio Natella (Cifive). En tanto, vocales suplentes son Alexdander Leo y Fernando Kriviscky (Moldeados Argentinos); Matías Loianno y Juan Manuel Guevara (Celulosa Argentina). Finalmente, los revisores de cuenta son Daniel Rosato (Papelera Rosato) y Máximo Gagliardi (Papelera San Andrés de Giles).

No participa en cargos de la comisión directiva la compañía Arauco Argentina, pero es socia de la entidad.

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE