Mendoza: Negaron la comunión a una nena con síndrome de down

Mendoza: Negaron la comunión a una nena con síndrome de down

La comunidad de la ciudad mendocina de Malargüe está indignada. Un cura de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario le prohibió a una nena con síndrome de Down tomar la comunión porque “no supo decir el Padrenuestro Completo”. “¡ Curas repugnantes!”, acusó la madre de la criatura.

“Nos ha invadido un dolor enorme y mucha pena por ella, porque yo quisiera que ustedes vieran la ilusión que tenía de hacer su primera comunión”, aseguró Raquel Martínez, la mamá de María Fernanda Pérez, de 11 años, a la que le negaron la posibilidad de ser parte del sacramento.

Según contó, el padre Luis la llamó por teléfono y le dijo que su hija “no estaba con las condiciones necesarias para hacer la comunión”, pese a haber estudiado dos años de catecismo en su escuela y de asistir tres meses a una catequista particular. La bronca de la mujer fue reflejada en su perfil de Facebook, en el que se preguntó: “¿Cómo debo llamar a esta asquerosa actitud?”. “¡ Curas repugnantes! ¿Qué hablan en nombre de Dios? ¡Basuras! ¡Deben ser los seres más repudiables de la sociedad! ¿No es que somos todos iguales ante los ojos de Dios? ¿Qué quiere, señor, que una niña de 11 años y con síndrome de Down le lea como una lectora, le rece sin equivocarse el pésame, un Padrenuestro?”, siguió.

Por su parte, Juan Carlos Pérez, el padre de la chiquita, sumó sus críticas: “Mi hija fue a baile, a patín, a la pileta, está con nosotros siempre en el negocio, en contacto con la gente. En el único lugar en el que le han cerrado las puertas es en la Iglesia católica”.

 

La respuesta

Tras las críticas, autoridades de la institución emitieron un comunicado en el que desmintieron los hechos y les propusieron a los padres “continuar con una catequista especial para una mejor preparación”. Lejos de calmar las aguas, el texto provocó más bronca. “Ahora sacan un comunicado diciendo que es mentira lo que he escrito…. quién puede pensar que voy a jugar con algo tan sensible a todos. En mi hija nadie se limpia la boca”, se quejó, y agregó que su intención es que esta lamentable situación “sirva para que no vuelva a ocurrir”.

“No les quepa la menor duda de que esto lo vamos a llevar hasta las últimas consecuencias. Nadie se burla de mi hija y menos ustedes, curas insensibles”, concluyó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE