La Mesa de la Cadena Foresto-industrial afina el lápiz para llegar con avances a la segunda reunión con Macri

RELACIONADAS

Logística e infraestructura serían los temas más avanzados de las mesas de trabajo público-privada que se conformaron en los últimos 60 días, tras la reunión clave de septiembre. Preocupa la indefinición del Presupuesto Anual 2018 para pagar planes de productores a través de la Ley 25.080. De 100 millones piden incrementar a 350 millones de pesos para el próximo año para disminuir la millonaria deuda con el sector.

Para el segundo encuentro con el presidente Mauricio Macri, programado para esta semana -sería este martes como estaba previsto- en Buenos Aires, había una tarea “maratónica” para hacer por parte del sector privado en relación a información estadística actualizada y medidas necesarias en detalle relacionadas a diversos aspectos que hacen a la competitividad de la cadena.

Los temas de logística, infraestructura y transporte, serían los que lograron mayores definiciones, desde el uso de bitrenes y reglamentaciones de Ley de Transporte Multimodal, transporte fluvial, puertos y aduanas; planificación para inversiones adecuadas en puertos, hidrovía, rutas, ferrocarriles y caminos, en zonas forestales, “pero son un total de 10 puntos que hacen a la mejora de la competitividad del sector y que demandan una agenda a priorizar” que  fueron presentados oportunamente al mandatario en un documento sectorial consensuado entre los actores de la cadena foresto-industrial del país en la reunión realizada el 19 de septiembre del corriente año.

En ese primer encuentro, las señal más positiva fue que de la reunión participaron ministros y secretarios primera línea del gabinete de Macri  y los gobernadores de las provincias de la Mesopotamia (Hugo Passalacqua, Ricardo Colombi y Gustavo Bordet), con los representantes de toda la cadena foresto-industrial para constituir una Mesa sectorial coordinada por la Sociedad Rural Argentina (SRA), por el ex presidente Luis Etchevehere , quien asumirá este mismo martes 22 de noviembre como ministro de Agroindustria de la Nación, tras el acto de juramento previsto en una tradicional ceremonia que se realizará en el Salón Blanco de la Casa Rosada, a las 14:30, donde también asumirá el nuevo ministro de Salud, Adolfo Rubinstein.

Etchevehere, de 54 años, es oriundo de Paraná, Entre Ríos –de donde recibe fuertes críticas por su liderazgo en promover el desarrollo forestal en los últimos meses-, y proviene de una tradicional familia radical, propietaria de El Diario y de la inmobiliaria Etchevehere Rural SA. Su abuelo, Luis Lorenzo Etchevehere, fue además gobernador de la provincia entre 1931 y 1935.

Agenda forestal en marcha

En la oportunidad de la primera reunión se trataron temas que serían “prioritarios” a resolver en la agenda para recuperar competitividad, generar empleo y reactivar el mercado, ya que la industria de la madera arrastra una fuerte crisis económica en los últimos años.

Según trascendió de fuentes consultadas por ArgentinaForestal.com, las mayores definiciones de las mesas de trabajo se lograron en logística e infraestructura: “aun queda mucha tarea por hacer, veremos que con que informes llegamos al martes”, advirtieron.

Si bien se concretó la firma del “Acuerdo Marco de Promoción de la Construcción de Viviendas con madera” que fue considerado “histórico”, no habría más definiciones operativas que esto, los avances concretos se relacionan a normas técnicas que regularán el sistema constructivo de las viviendas de madera a nivel nacional a partir de 2018.

 

Millonaria deuda forestal  

Una de las mayores preocupaciones de los productores es la definición del Presupuesto Anual 2018 para destinar al pago de la millonaria deuda con los productores forestales a través de la operatoria de la Ley 25.080.

Hay que evitar más atrasos, ya que es una normativa que pierde vigencia en diciembre del año próximo, por lo que también hay que definir su prórroga o modificaciones.

Se esperaba una partida extra de 100 millones de pesos para el último trimestre de 2017; y se solicita unos 350 millones de pesos para que se apruebe en el presupuesto 2018. En esto no se avanzó”, señalaron.

Desde el ámbito privado consideran que la señal más importante de apoyo al sector para quien invierte en forestación es el cumplimiento de los beneficios de la ley de promoción forestal, pero es una Ley que se encuentra nuevamente desfinanciada y no se han previsto aún fondos adecuados para el año próximo.

De no cumplirse con los pagos de los planes forestales, continuará en baja la tasa de plantación y será difícil lograr alcanzar la meta de 100 mil hectáreas anuales de superficie forestada como expresan las autoridades nacionales como metas a futuro.

De estos y otros temas, debatieron en una reunión de la Mesa de la Cadena Foresto-industrial el miércoles 15 en la sede de la SRA, como previa de temas que necesitan afinar el lápiz para el encuentro con el Presidente Macri este martes, ya que tampoco tuvo definiciones de apoyo del Gobierno Nacional a la prórroga o  modificación de la ley 25.080.

La aplicación de estos beneficios para nuevos proyectos se terminan en diciembre de 2018. “Es necesario dar continuidad a la promoción a efectos de cumplir con la meta de 2 millones de hectáreas en el país al 2030”, solicitarán desde la Mesa.

Con respecto a la modificación de la Ley 25.080, los puntos más importantes que se plantean son: Ampliar los beneficios para inversiones en industrias de base forestal quitando la restricción de que estén vinculadas a un plan forestal de la Ley 25.080 (Art.3); Ampliar la promoción de la inversión forestal agregando la opción de un bono de crédito fiscal y financiamiento adecuado; y exceptuar a las inversiones forestales y foresto-industriales de la Ley de Tierras.

Por otra parte, esperan información del gobierno nacional sobre la decisión de revisión de la Ley 26.331 (Ordenamiento de los Bosques Nativos) y su aplicación.

 

Transporte y logística 

Uno de los aspectos más avanzados fue sobre la planificación para el uso de Bitrenes, que permitiría mejorar los costos del transporte de carga.

La modificación del Decreto reglamentario 779,de la ley 24.449, incorpora los bitrenes, y se encuentra en el área de Legales del Ministerio de Transporte a la espera de la firma. Se espera que sea firmado antes de fin de año.

Dicha actualización establecería la libre circulación,  la libre circulación por corredores establecidos por Vialidad Nacional (DNV) y la circulación solo con permiso otorgado por DNV.

Una vez habilitados los corredores por Vialidad Nacional, comenzarían a realizarse pruebas piloto de seguridad para los bitrenes de hasta 25.50 metros a modo de autorizar la libre circulación, que es lo que solicita el sector.

El nuevo decreto exigirá que los bitrenes cuenten con potencias específicas en sus motores, de acuerdo a la cantidad de toneladas transportadas.

A los efectos de poder avanzar en los distintos corredores provinciales cada una de ellas deberá contar con la adhesión a la Ley de tránsito y su respectivo Decreto Reglamentario.

Se evaluará la adhesión de las provincias Mesopotámicas a la Ley de Tránsito  y Seguridad Vial. En base a ese análisis se iniciarán las gestiones correspondientes con las provincias, para adecuar la normativa a las modificaciones incorporadas por el nuevo decreto reglamentario.

El Ministerio de Transporte se encuentra analizando la posibilidad del recambio de las unidades con el objetivo de disminuir el promedio de antigüedad del parque automotor. A estos efectos, según datos oficiales, hay una existencia de 200 mil camiones en todo el país de los cuales más de 80 mil tienen una antigüedad mayor a los 20 años y 40 mil mayores a 35 años.

 

Celulosa y Papel

Sin muchos avances logrados en la Mesa público-privada que trabaja en Inversiones de Celulosa y Papel, ya que es un espacio que aborda la política integral de promoción donde los forestales proponen desarrollar un marco adecuado para impulsar las inversiones en la industria en este segmento de la cadena que permita disponer de acceso a financiamiento específico; Ley de promoción con beneficios similares a la Ley 27.191 de Energías Renovables y exención de las inversiones a la Ley de Tierras (Ley 26.737), como también estudiar la incorporación de la energía generada en el proceso de elaboración de celulosa y papel a las energías renovables (Lejía negra – lignina).

Por otra parte, deberán avanzar en una estrategia de comunicación integral de cara a la sociedad para informar adecuadamente sobre los impactos ambientales de la industria, mejorar los procesos con las mejores tecnologías disponibles para este tipo de industrias y revertir los mitos instalados durante el conflicto bilateral por las inversiones en Uruguay.

 

Leer más: Planificación, información y participación ciudadana, las claves para evitar conflictividad social frente a proyectos de celulosa y papel

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE