Un ex jugador de la selección sufrió dos infartos cerebrales y su familia pide ayuda para los gastos médicos

Un ex jugador de la selección sufrió dos infartos cerebrales y su familia pide ayuda para los gastos médicos

Julio Zamora, ex jugador de Newell’s, River y Platense, se encuentra internado en Bolivia y su estado de salud es grave.

Julio Zamora está internado en grave estado en la ciudad de Cochabamba, Bolivia, luego de sufrir dos infartos cerebrales, tras una descompensación que evidenció en las últimas horas.

El ex delantero de Newell’s, River y la selección argentina, de 51 años, fue derivado a la clínica Aranjuez por fuertes dolores de cabeza e hipertensión arterial, según informó su hijo Brayan.

El actual entrenador de Real Potosí empezó a sentirse mal el domingo pasado, en el partido con Universitario, describió su familiar.

“Se complicó la situación porque mi papá tiene diabetes y porque le dieron dos infartos cerebrales. Los médicos nos dijeron que las próximas 48 horas son claves para su recuperación”, contó el hijo del entrenador.

“Dentro de lo complejo, papá está bien, está lucido, pide asistencia para ir al baño, puede hablar”, sostuvo Brayan, en declaraciones al noticiero de Canal 7 de Cochabamba.

Mientras dura la ausencia de Zamora al frente del equipo, su asistente Lucio Hinojosa dirigirá al conjunto principal en la Liga Profesional del fútbol boliviano.

En su carrera como futbolista, Zamora salió de las inferiores de Newell’s, debutó en Primera en 1985 y su talento tentó pronto a los grandes del fútbol argentino. Pasó a River en 1987 y luego de una temporada emigró al Sabadell de España. En 1989 regresó a River, donde se consagró campeón del torneo local, y en 1990 volvió a Newell’s, donde se quedó durante tres temporadas, ganó dos campeonatos locales (1990/91 y Apertura 1992) y fue subcampeón de la Copa Libertadores 1992. Continuó su carrera de 1993 a 1996 en el Cruz Azul mexicano, luego volvió a Newell’s y cerró sus días como jugador en Jorge Wilstermann de Bolivia y por último en Platense.

Su capacidad le valió convocatorias a la Selección Nacional. En 1993 fue parte del plantel que ganó en Ecuador la que es hasta ahora la última Copa América de Argentina. También jugó durante las eliminatorias sudamericanas de ese año, en las que la Selección sufrió la caída 5-0 como local ante Colombia y finalmente se clasificó al Mundial de EE.UU. 1994 gracias a un repechaje contra Australia.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE