Carta de monseñor Juan Rubén Martínez: Primer santuario diocesano nuestra señora de Loreto

Carta de monseñor Juan Rubén Martínez: Primer santuario diocesano nuestra señora de Loreto

Con especial alegría, en esta reflexión dominical quiero compartir que junto al consejo de pastoral y luego de diversas consultas hemos discernido la oportunidad de constituir nuestro primer Santuario diocesano dedicado a Nuestra Señora de Loreto. Este acontecimiento se llevará a cabo el día 10 de diciembre.

Durante estos últimos 15 años hemos intensificado las peregrinaciones desde las comunidades educativas y parroquiales, con retiros espirituales y otras actividades realizadas junto a Santa María de Loreto, madre de las Misiones. También fuimos recuperando la memoria de una historia que nos da identidad para asumir con mayor fortaleza el presente evangelizador y la proyección de los desafíos pastorales.

En ese contexto y como cada año, realizamos una peregrinación de toda la diócesis hacia la casa de nuestra Madre que será el próximo fin de semana. Hace meses venimos preparando este acontecimiento de nuestra diócesis. Durante estos años nuestro pueblo fue descubriendo la importancia que siempre ha tenido Loreto. Será un momento celebrativo donde manifestaremos que queremos profundizar nuestra condición de discípulos y misioneros de Jesucristo, el Señor. Me alegra saber que las comunidades, tanto parroquiales como educativas, movimientos y asociaciones han trabajado este tema en la reflexión, con el material de apoyo y sobre todo con la oración. Así nos encaminamos a celebrar esta nueva peregrinación el próximo domingo 19. Será un momento de fiesta donde tendremos presente a nuestros mártires de las Misiones, a San Roque González, a San Juan del Castillo y a San Alonso Rodríguez. Desde todas las comunidades de la Diócesis, laicos, consagrados y sacerdotes celebraremos en Loreto la Misa principal a las 9 horas.

Con esta celebración, desde Loreto profundizaremos nuestra memoria y lo vivido en la evangelización de la Iglesia en nuestra región de Misiones. Es una expresión de comunión ya que como Pueblo de Dios celebraremos juntos y profundizaremos nuestra disposición a asumir las «Orientaciones Pastorales» de nuestro Primer Sínodo Diocesano.

En nuestra Provincia podemos decir que tenemos una rica historia, iniciada hace tantos siglos y necesitamos seguir recuperando esta memoria. En nuestra tierra transitaron misioneros ejemplares y santos. Uno de ellos fue Antonio Ruiz de Montoya. Sus restos están en Loreto porque allí vivió y trabajo muchos años. Luego de trabajar mucho en la zona del Guayrá formando comunidades, recrudecieron los ataques bandeirantes. Hacia el 1631 llegaron a causar la ruina total de los pueblos que Ruiz de Montoya y sus compañeros habían fundado. La Providencia los trajo a nuestras tierras, en donde refundaron comunidades como nuestras actuales Loreto y San Ignacio Miní.

Creo importante tener presente aquella increíble llegada de los indígenas y misioneros como Ruiz de Montoya a Loreto. El testimonio de los Mártires y todos los misioneros, hombres y mujeres que se donaron, nos fortalece ante los nuevos desafíos que debemos encarar en este inicio del siglo XXI. Es el mismo Espíritu Santo que los animó a ellos el que hoy nos anima a nosotros a dar nuestras vidas para que esta historia sea historia de salvación.

Sin dudas, Loreto es nuestro centro de espiritualidad por la significación de la reducción histórica, la recuperación de la vía procesional, la capilla abierta de los santos Mártires, los restos de nuestro querido padre Antonio Ruiz de Montoya y la capilla que será ahora el nuevo santuario.

¡Nos encontramos en Loreto! ¡Un saludo cercano y hasta el próximo domingo!

Mons. Juan Rubén Martínez, Obispo de Posadas

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE