La enfermedad de boca, manos y pies se viraliza en Encarnación

La enfermedad de boca, manos y pies se viraliza en Encarnación

 

La enfermedad de boca, manos y pies es un cuadro viral que primero se manifiesta con fiebre muy alta, que incluso puede llegar hasta los 39 grados, además de dolor de garganta y lesiones en el cuerpo como son ampollas en las palmas de las manos, en las plantas de los pies y al interior de la boca. Estas ampollas “miden entre 3 y 5 milímetros” y junto a esta manifestación “se genera un compromiso del estado general de los niños, como la disminución del apetito y algunas molestias digestivas, además de síntomas respiratorios compatibles con un resfrío”.

 

El doctor Héctor Wagner del hospital pediátrico, manifestó que en cuanto al período de infección, indican que el cuadro dura aproximadamente una a dos semanas como máximo y tiene un período de incubación de entre 3 y 10 días, aproximadamente. El contagio se produce principalmente en lactantes y menores de 5 años. Sin embargo, también le puede dar a un mayor de 10 años e incluso a los adultos, aunque no van a tener todos los síntomas, ya que las ampollas son más usuales en los niños. En cuanto a cómo se contrae la enfermedad, indican que el virus se propaga a través de la saliva y las secreciones nasales, por lo tanto al hablar, toser o estornudar ya se está diseminando. Después está el contacto directo con el líquido que secreta de las ampollas y en tercer lugar, las deposiciones que también están contaminadas también.

 

Además sostienen que podría haber deshidratación en el caso que el afectado lleve muchos días con fiebre y no se esté alimentando e ingiriendo líquido en forma adecuada. También es importante atender la convulsión febril.

 

Lo importante a su juicio es que en una semana todos los enfermos ya están sanos, aunque las lesiones y síntomas son muy molestos y dolorosos para los más pequeños. Respecto a la forma de enfrentar la enfermedad, sólo hay un tratamiento general con antiinflamatorios y paracetamol. En el caso de las lesiones a la piel no se debe aplicar ningún tipo de loción o crema y hay que dejar que las ampollas evolucionen en forma espontánea. Para prevenir lo primero es preocuparse de la higiene del lugar, principalmente “en los jardines infantiles, salas cuna y colegios, donde se deben mantener limpias las superficies y extremar los cuidados con la manipulación de los pañales en el caso de las personas que están a cargo de los niños ya sea en los establecimientos educacionales como en las casas”. El menor que está enfermo debe permanecer aislado y quienes tengan contacto con él, deben lavarse bien las manos y usar productos antisépticos.

Un elemento clave es “la pesquisa de los primeros síntomas y hacer una consulta precoz para poder disminuir la propagación y contagio con el virus”.

 

Más Encarnación



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE