INTA: Estudian posible aplicación de una especie de eucalipto como bioinsecticida para combatir la avispa de la agalla

El trabajo lo lleva adelante Micaela López, consultora del Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal BID 2853 OC/AR, y Viviana Spotorno. El Programa Nacional Forestal (PNFOR) de INTA planteó la necesidad de avanzar en el conocimiento de productos forestales no madereros, con un interés particular en metabolitos secundarios, especialmente en principios activos, para la industria alimenticia o biocidas para cumplimentar con la misión institucional.

Las distintas especies de Eucalyptus tienen un comportamiento distinto frente a plagas que los afectan, como la avispa de la agalla del eucalipto, Leptocybe invasa o la chinche del eucaliptus, Thaumastocoris peregrinus.

La avispa de la agalla es en la actualidad una de las principales preocupación. Denominada por la ciencia como L. invasa, es un insecto plaga que ataca diferentes especies de eucaliptos en la región, colocando sus huevos en las nervaduras centrales de hojas, en pecíolos y tallos. Las plantas reaccionan frente al ataque del insecto formando agallas dentro de las cuales se desarrollan las larvas que se alimentan del parénquima. En ataques intensos puede ocurrir defoliación y colapso de los brotes tiernos.

La chinche del eucalipto, T. peregrinus, es un pequeño insecto, tanto adultos como ninfas conviven en las mismas hojas y se alimentan succionando savia. Cuando la población de chinches es alta puede producir una disminución en la tasa fotosintética de las hojas, causando defoliación. En situaciones donde la población decrece, los árboles pueden recuperarse.

 

Investigación

E. sideroxylon es una especie poco susceptible al ataque de estas plagas, a diferencia de las distintas variedades de Eucaliptus de interés. Esto parece ser debido a la presencia de ciertos compuestos, que se encuentran en esta especie en mayor concentración que en otras, como los floroglucinoles, los cuales podrían estar asociados a la baja susceptibilidad al ataque de plagas. Los sideroxylonales son un grupo de compuestos derivados formilados del floroglucinol que se encuentran en hojas y flores de algunas especies de Eucaliptus. Estos compuestos son los responsables de varias actividades biológicas, como antimicrobianos e inhibidores del consumo de hojas por herbívoros e insectos, entre otras.

El objetivo del trabajo es estudiar el potencial biológico de extractos de E. sideroxylon y su posible aplicación como bioinsecticidas en situación de vivero.

El trabajo se centró en la extracción, identificación y purificación de los principios activos que le confieren resistencia a plagas a esta especie de Eucaliptus, a través de la comparación de sus perfiles fitoquímicos, de ensayos de actividad biológica (ensayos de preferencia y oviposición, de toxicidad directa y de pruebas antiproliferativas).

El extracto de E. sideroxylon fue analizado junto con extractos de otras especies: E. dunnii, E. camaldulensis  y E. nitens y se observó que E. Sideroxylon contiene compuestos (al menos dos) que no están presentes o que están muy poco concentrados en las otras tres especies.

Se evaluó e1 extracto de E.sideroxylon y la supervivencia de las avispas. El extracto afectó la supervivencia de los adultos a tiempos de exposición de más de 24 hs, observándose que a las 48hs no había avispas vivas.

A su vez, este extracto se probó en su capacidad de inhibir la multiplicación de células cancerígenas (CaCo: Cáncer de Colon). Este es un método usual que evalúa la toxicidad de los extractos en células. “Pudimos ver que el extracto de E. sideroxylon resultó toxico a concentraciones más bajas que el resto de los extractos. Además uno de los dos compuestos que aparecen solo en E. sideroxylon también resulto con actividad tóxica. Esto podría señalar que la avispa oviponga pero que este compuesto no permita el correcto desarrollo de los huevos”, explicó la responsable del trabajo, Micaela López, consultora del Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal BID 2853 OC/AR

Esta investigación continuará con la evaluación de la supervivencia de las avispas al compuesto y con la evaluación de los extractos y la supervivencia de las chinches. Y la purificación del principio activo hasta poder identificarlo con técnicas químicas instrumentales (Espectroscopia de Masas, RMN, IR, etc) para finalmente poder utilizarlo en formulaciones para viveros por aspersión o riego.

Desde la UCAR contribuyen al financiamiento con la contratación de Recursos Humanos y la adquisición de equipos.

 

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE