No desayunar es tan perjudicial para el cuerpo como el sedentarismo: conocé los riesgos

No desayunar es tan perjudicial para el cuerpo como el sedentarismo: conocé los riesgos

Si bien, la recomendación de realizar un desayuno adecuado es bastante conocida, hay muchas personas que no lo hacen. En Misiones, particularmente, somos muy consumidores de mate por la mañana, omitiendo el desayuno, lo cual es poco saludable, debido a que las infusiones no aportan nutrientes necesarios para comenzar el día y favorecer a las funciones del organismo.

Muchos estudios tratan esta problemática y, recientemente, uno de ellos, realizado en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), asegura que no desayunar duplica el riesgo de que las paredes de las arterias acumulen grasas, aumentando considerablemente la prevalencia de enfermedades cardiovasculares e infartos.

Hace poco, en el marco del estudio PESA CNIC-Santander, llevaron a cabo un experimento con sujetos sin antecedentes de enfermedad cardiovascular y con distintos hábitos de desayuno. Asistidos por tecnología de ultrasonido vascular, los investigadores examinaron a fondo las arterias carótidas, las femorales, las coronarias y la aorta en busca de placas ateroscleróticas que no dieran síntomas. Las ecografías revelaron que el número de placas ateroscleróticas era 1,5 veces más elevado en el grupo que se saltaba el desayuno, en comparación con los que empezaban el día con una comida que contenía más del 20% de las calorías diarias, es decir, un desayuno saludable.

Otro dato muy llamativo relacionado a la falta del desayuno son, por ejemplo, la disminución del rendimiento escolar en niños y jóvenes, pues se reduce la habilidad verbal, el rendimiento y las calificaciones, además el cerebro, ante la falta de glucosa, que es su principal combustible, se vuelve más lento a la hora de resolver problemas.

También, aunque parezca paradójico, no comer a primera hora de la mañana, provoca un aumento de peso corporal, favoreciendo la acumulación de tejido graso en el organismo y un enlentecimiento del metabolismo. Al hacer un desayuno completo, se reducen los niveles de ghrelina, la hormona del apetito, y tenemos un efecto “saciante” dura todo el día; además, desayunar también nos vuelve más activos y, por lo tanto, más propensos a quemar calorías extras.

Es sumamente importante tomar conciencia de que debemos desayunar diariamente. Si no estamos acostumbrados a hacerlo, podemos comenzar de a poco, con pequeñas cantidades, incorporando lácteos solos o con infusiones, panes o galletitas, cereales, quesos magros o mermeladas de frutas o, incluso, frutas frescas con yogur, en los días de calor, resulta un menú muy agradable.

Para formar un hábito se debe repetir una acción durante varios días hasta que no nos “cueste tanto” y forme parte de nuestra costumbre. Debemos comenzar el día consumiendo alimentos para brindar nutrientes esenciales para mantener o mejorar nuestra salud.

Lic. Romina Krauss

M.P. n° 147

Tags: desayuno, sedentarismo, riesgos de no desayunar, habitos saludables.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE