Gastó casi $900 por una compra en Facebook y se llevó un fiasco

Gastó casi $900 por una compra en Facebook y se llevó un fiasco

Patricia Verónica es ingeniera química y trabaja en un área del Estado salteño y está dedicada a la investigación.

Hace pocos días quiso renovar su mate de porongo, con un detalle de grabado rústico y sin ningún otro tipo de valor agregado. Lo vio publicado en una fanpage de Facebook y no pudo resistir la tentación de pedirlo previo desembolso de 300 pesos a través de depósito bancario. Pero obvió analizar un paso muy importante a la hora de realizar este tipo de transacciones vía internet: el gasto de envío.

“Uno con esta inflación ya pierde la noción de los valores de las cosas y de los servicios”, explicó Patricia.

Procedente de Buenos Aires, el pequeño porongo viajó por todo el país hasta llegar a la terminal de Salta. Para Patricia, la espera de tres días hábiles resultó insoportable, ya que la ansiedad le carcomía los nervios.

El sábado último, en horas de la tarde, acudió ilusionada a la empresa de transporte para retirar el mate. Pero grande fue su sorpresa cuando una de las empleadas de hizo conocer el importe del envío: 565 pesos, que sumados a los 300 pesos del costo del producto y los 30 pesos del estacionamiento de la Terminal de Omnibus arrojaron como resultado un monto total de 895 pesos.

Patricia disfruta ahora de unos ricos mates en el modesto porongo, de más de 50 dólares al cambio de hoy en Salta. La ingeniera porteña, residente en Salta, confesó: “Eso sí, los mates son amargos”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE