Fuckup Nights Posadas: una noche para aprender que el fracaso puede ser una oportunidad

Fuckup Nights Posadas: una noche para aprender que el fracaso puede ser una oportunidad

De la mano de cuatro disertantes que pudieron recuperarse de los errores y contaron sus casos de éxito empresarial, un colmado salón del Todo Frío Wine Bar vivió la primera edición posadeña de este suceso mundial.

“El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito”, dice la frase acuñada ni más ni menos que por Henry Ford. Y vaya si es así: anoche la capital misionera vivió por primera vez la Fuckup Nights, un evento en el que diferentes disertantes cuentan sus historias de fracasos en los negocios.

El movimiento tiene alcance mundial y se lleva a cabo en 252 ciudades de ochenta países, y Posadas tuvo su primera edición en el salón del Todo Frío Wine Bar. “Estamos con mucha alegría porque realmente hubo una aceptación del público inmediata. Con la primer nota que nos hicieron hubo gran cantidad de inscriptos y tuvimos que ampliar el cupo”, comentó Sindy Geisert, quien junto a su esposo organiza la versión local de este suceso.

Los speakers designados para la ocasión fueron cuatro: Guillermo Poujade, dueño y fundador de Código Cerveza; Cristina Ryndycz, propietaria de Paraná Maderas; Fernando Brys, meadmaker y director de Brysconsult Meadery Honey Wine; y Matías Scarabotti, CEO de la Librería Tras los Pasos.

“Es algo muy divertido, nuevo para mí. Para nosotros el fracaso es una instancia de aprendizaje y vamos a contar algunas anécdotas de la implementación de nuestro proyecto en Misiones”, explicó Brys, quien contó como comenzó el proyecto para elaborar vinos a base de miel, emprendimiento que le llevó a ganar varios reconocimientos en el mundo: “Armamos una bodega que funciona con flores, en el medio de la selva. Trabajamos explícitamente con calidad. Surgieron muchas cosas a partir de brindar tecnología en las chacras: empezamos a coleccionar una serie de premios importantes, brindamos conferencias en cuatro países y universidades”.

Por su parte, Ryndycz, propietaria de Paraná Maderas, explicó que su proyecto empezó en España, cuando era estudiante: “En mi tesis, vi qué potencialidad había de comerciar entre Misiones y España y empecé a vender maderas y muebles”, comentó la empresaria, quien indicó que en ese momento “no sabía nada de maderas”.

“Es positivo desmitificar esto de que a un emprendedor al cual le haya ido bien siempre le fue bien y es un continuo crecimiento: no es así, pasamos momentos duros, por lo que la idea es compartirlos para dejar, humildemente, una posible enseñanza”, valoró Scarabotti, y recordó su propia historia con Tras Los Pasos: “Fuimos muy de a poco, pero contrariamente a lo que todos nos decían, fue un proyecto muy exitoso. Hoy en día, sobre todo con la casa central, estamos al nivel en superficie y mercadería de las mejores librerías del país”.

“Es una temática interesante el que propone este modelo, y novedoso desde el punto de vista de que siempre se habla de éxito y no de los fracasos que uno comete al emprender. En mi caso en particular, podría escribir un libro”, comentó entre risas Guillermo Poujade, dueño de Código Cerveza. “Hay que ver qué es para cada uno el éxito, no siempre es en dinero sino también hacer lo que a uno le gusta”, consideró.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE