Están muy cerca de cerrar la investigación por el crimen de María Belén Rivas y enviar el expediente a juicio oral

Están muy cerca de cerrar la investigación por el crimen de María Belén Rivas y enviar el expediente a juicio oral

El juez de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, Martín Brítes, ordenó una serie de medidas de prueba que tienen como objetivo ubicar la tablet de María Belén Rivas (16), la adolescente violada y asesinada en la madrugada del 2 de abril en el barrio Belén de la Ciudad de las Cataratas. Es lo único que resta para que se dé por cerrada la investigación y el expediente pase a la instancia del juicio oral y público.
Carlos Daniel Batista (23) es el único imputado que tiene la causa. Se encuentra con prisión preventiva, medida que no apeló. Lo acusan de los delitos de “abuso sexual con acceso carnal en concurso real con homicidio doblemente calificado (femicidio y criminis causa) y aborto en concurso ideal”.
El círculo sobre el joven se cerró del todo cuando el cotejo de ADN que había ordenado el magistrado dio positivo: eran pelo, piel y semen del imputado los que fueron detectados en el cuerpo de la víctima.
Además de la prueba científica hay diferentes testimonios que lo ubican en el lugar del crimen. Hasta los auriculares de la chica aparecieron en su domicilio.
Batista, quien era amigo íntimo de la víctima, admitió en su declaración que esa madrugada estuvo con María Belén, pero que en determinado momento él se apartó de ella. La chica apareció violada y estrangulada debajo de la casilla de mototaxis de la plaza del barrio Belén.
La última vez que la vieron, la jovencita, que estaba embarazada, tenía una tablet. Incluso horas antes de su muerte la vieron escuchando música con ese aparato. Ubicar el dispositivo es el último paso de la instrucción.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE