Abogados de la Zona Norte analizan pedir que declaren a Iguazú en “emergencia judicial”

Abogados de la Zona Norte analizan pedir que declaren a Iguazú en “emergencia judicial”

Un grupo de abogados de Puerto Iguazú y de localidades cercanas viene analizando hace un tiempo pedir que se declare la emergencia judicial en la localidad. Esos letrados consideran que la Justicia en la Ciudad de las Cataratas está colapsada y se necesitan medidas urgentes.
En suelo iguazuence hay tres juzgados funcionando: uno de Paz, otro de Instrucción y el restante Universal. Esas dependencias atienden la misma cantidad de personas que los juzgados de Eldorado, donde hay dos civiles, dos laborales, dos de Familia, 2 dos de Instrucción, 1 federal, 1 de Paz, 1 Tribunal Penal y 1 Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Laboral.
Dos de los juzgados de Iguazú (el de Instrucción y el Universal) tienen jurisdicción además en Puerto Libertad, Wanda, Esperanza y Comandante Andresito.
Para los letrados, tramitar causas en la Zona Norte es un tormento. Se encuentran con los siguientes problemas:
– Ricardo Gerometta, juez natural del Civil, Comercial, Laboral y de Familia de la Tercera Circunscripción Judicial está de licencia desde hace más de dos años. Sufre una enfermedad degenerativa y es prácticamente imposible que vuelva a su despacho.
– En la localidad, en total, hay seis juzgados:
* 1 Juzgado Civil, Comercial, Laboral y de Familia (Universal), en funcionamiento.
* 1 Juzgado de Instrucción, en funcionamiento.
* 1 Juzgado de Familia, creado, pero que no está en funcionamiento. Se rindió hace días el concurso para juez. Hubo una jueza que estuvo ternada, que fue seleccionada y cuyo pliego se envió a la Cámara de Diputados, pero renunció antes de que sea tratado porque tenía una denuncia por presunta compra de un bebé.
* 1 Juzgado de Paz, en funcionamiento.
* 1 Juzgado Federal, creado hace 4 años, pero no se rindió concurso para juez todavía.
– Uno de los cuellos de botella ha sido el juzgado universal. Como está acéfalo por licencia médica del juez natural, se deben apelar a los subrogantes. En un momento lo pusieron al entonces juez de Instrucción Juan Pablo Fernández Rissi, quien ya tenía sobre sus espaldas otras subrogancias. El funcionario terminó renunciando.
– El juzgado de Instrucción tuvo sus bemoles. Antes que Fernández Rissi, estuvo José Pablo Rivero, quien ganó el concurso para camarista en Oberá y se fue de la ciudad. Martín Brítes, que era secretario del juzgado, ganó el concurso de fiscal de Instrucción. Un tiempo después, cuando renunció Fernández Rissi, Brítes ganó el concurso para juez penal y quedó acéfala la Fiscalía, que actualmente funciona a duras penas con una subrogante.
– Después de la renuncia de Fernández Rissi hubo varios subrogantes del Civil, Comercial, Laboral y de Familia (Universal), en su mayoría de Eldorado. En los últimos tiempos quedó al frente el juez natural del juzgado Universal de Andresito.
Juzgados sin juez, subrogancias eternas, ánimos crispados. Así afirman que está el servicio de Justicia en Puerto Iguazú y alrededores. Hablan de una bomba de tiempo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE