Cabrera destacó la necesidad de mejorar costos de logística y tributarios para atraer inversiones al sector forestal

RELACIONADAS

El ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, expuso días atrás ante inversores de diversos países del mundo y los CEOs de las principales compañías foresto-industriales de la región en la primera Conferencia de Inversiones Forestales del Cono Sur. Fue organizada por la firma neozelandesa Dana NZ Limited, en conjunto con la consultora Maradei, Pike & Asociados, y Pike&Co de Uruguay, realizada en el The Brick Hotel Buenos Aires, en Capital Federal, y que contó con la cobertura especial de ArgentinaForestal.com.

Además de Cabrera, durante el transcurso del evento también detallaron las políticas de Estado en las que se encuentran trabajando los subsecretarios de las áreas de Agroindustria, Ricardo Negri; de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Diego Moreno; y del Programa PROBIOMASA, Miguel Almada, lo que permitió ratificar el compromiso del Estado argentino en promover un desarrollo sostenible de la cadena foresto-industrial, con un fuerte liderazgo en la Mesopotamia y con gran potencial para proyectos industriales.

El escenario se presenta con oportunidades para la inversión en plantas de celulosa y papel, ya que la Argentina podría tener madera para tres o cuatro plantas de gran escala y tecnología, como las que funcionan en Brasil, Chile o Uruguay.

Aunque en el contexto mundial, según expuso el especialista brasileño Jefferson Méndez, director de BM2C – Business Management Consulting (fue directivo de Pöyry Management Consulting en Latinoamérica hasta el año pasado), las perspectivas se presentan desalentadoras para los inversores para un nuevo proyecto competitivo a escala global en el Cono Sur, tanto por el excedente de oferta de fibra larga en la región -entre Chile, Uruguay y Brasil- , como por costos y precios internacionales, que ha obligado incluso -por el momento- a postergar la puesta en marcha de proyectos anunciados de expansión de varias compañías (Fibria, Eldorado Celulose, Stora Enso) tanto en Brasil como en Indonesia, explicó. Brasil es un país que dispone de 8,5 millones de hectáreas forestadas en manos de extranjeros, en un 70% de especies de eucalipto, y se posiciona como el 5to productor mundial de celulosa.

Pero en la Argentina se dispone de la materia prima y faltan industrias para equilibrar la balanza comercial y atender la demanda interna de papel. El sector genera en la actualidad 194 mil puestos de trabajo formales, y con nuevos proyectos el número de empleo se podría duplicar. Solo utilizándose la materia prima disponible, esa cifra se duplicaría. Corrientes es la provincia con mayor superficie forestada (475 mil hectáreas) y de menor industrialización, por lo que también contó en la Conferencia con la exposición del ministro de Producción de la provincia, Jorge Vara, quien detalló los beneficios que ofrece el estado provincial para la radicación de nuevos proyectos.

En la oportunidad, el ministro de Producción de la Nación fue quien marcó los principales ejes de acción del Estado Argentino para mejorar el clima de inversiones en el país y respondió las inquietudes de los productores forestales y ejecutivos de las compañías que asistieron al evento, tras finalizar su discurso, donde la política fiscal misionera fue punto del debate para ampliar la reforma tributaria que se viene en el país.

La principal preocupación de los empresarios del sector es recuperar competitividad, tema central de la agenda de las Mesas de trabajo de las cadenas productivas de la Argentina que conformó el gobierno durante el último año y que conduce el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri.

 

“El financiamiento productivo para Pymes (con la nueva Ley Nacional Pyme que está logrando adhesiones en las provincias) y la Defensa de la Competencia para frenar cualquier tipo de abuso de posición dominante en el mercado nacional y combatir las mafias (pequeñas y grandes), son algunos de los ejes en los que estamos trabajando. Por otra parte, estamos en un proceso de avance de inversiones como no sucedía en los últimos 20 años en el país (Vaca Muerta, automotrices, energías renovables, construcción y obra pública, acuerdo de precios con el sector de Acero y Aluminio, por dar ejemplos); pero además, trabajamos para lograr una integración inteligente al mundo, dado que estamos frente a una oportunidad por los recursos que tenemos, pero que además, este es un proceso inevitable. Argentina es considerada como uno de los países más cerrados del mundo, no podemos seguir así. Esto debe cambiar, tenemos que acceder a nuevos mercados internacionales”, remarcó Cabrera ante los inversores.

El funcionario continuó marcando los ejes de acción en su discurso, donde incluyó el acceso a la Innovación y Tecnología; la simplificación de trámites para las importaciones y, en general, en la búsqueda de simplificación de los trámites administrativos para terminar con la burocracia y ser más eficientes (como sucede hoy con los trámites en la Aduana y para lo cual se espera destrabar con la instrumentación de una Ventanilla Única de Comercio Exterior), explicó.

“También un eje fundamental que se viene promoviendo es el proceso de acuerdos productivos, donde se han logrado algunos por medio de diversas mesas nacionales de trabajo donde participan los empresarios, sindicatos y el Estado para tomar decisiones que ayuden a la competitividad de las distintas cadenas de valor. En el caso del sector Foresto-industrial se conformó este espacio y tenemos marcada las tareas y la agenda de prioridades, donde una de ellas son los planes de inversión en infraestructura que son claves para la reducción de costos en logística, y en este aspecto, se está trabajando fuerte”, señaló el Ministro Cabrera.

Para apoyar la demanda del sector de la madera, que tiene altos costos de logística por las distancias a los puertos y la salida los mercados externos, el ministro de Producción sostuvo que están avanzados los trámites y obras necesarias en rutas donde se habilitarán para el uso de bitrenes. “Si bien falta definir los corredores (respuesta que se espera de Vialidad Nacional), esta medida de uso de bitrenes es una decisión que no puede demorar mucho más porque se trata de empleo y producción”, adelantó el funcionario.

De esta manera, brindó un panorama de un país en crecimiento, de inversión, de sustentabilidad, de libertad de mercado, de acuerdos comerciales internacionales para el acceso de nuevos mercados, pero dónde aún hay aspectos claves a mejorar, ya que también se planteó uno de los mayores reclamos del empresariado relacionada a la presión tributaria que se enfrenta y que resta competitividad, por lo que se exige eliminar los impuestos distorsivos o bajar los costos de los mismos.

 

Macri elevará un proyecto de reforma tributaria

El tema fiscal tuvo un capítulo especial en la Conferencia de Inversiones Forestales en el Cono Sur ante la consulta de los asistentes y al exponerse como una de las principales trabas para atraer inversiones en varias oportunidades, específicamente, en proyectos forestales competitivos en las regiones donde se encuentran las plantaciones y las industrias. A los altos costos de logística que enfrentan desde hace varios años, se sumaría la alta presión tributaria que existe en el país, aspecto que admitió el propio ministro de la Producción, Francisco Cabrera, es una traba para mejorar la competitividad y sobre el cual marcó la posición de la política que impulsará el presidente Mauricio Macri.

“En los próximos días vamos a presentar un proyecto del Ejecutivo Nacional para una Reforma Tributaria en la Argentina, que en la actualidad tiene un régimen de una carga muy alta y distorsiva. Este es un aspecto prioritario que el Presidente quiere ordenar y tenemos expresas instrucciones al respecto”, indicó Cabrera. Y agregó que “será una propuesta de restricción fiscal, pero que  apunta a incentivar la inversión y simplificar procesos, que distorsione menos y genere más empleo. Esto es sumamente importante, será un proceso para lograr un sistema más ordenado y con menos costos”.

Por su parte, el empresario y productor forestal de la Zona Norte de Misiones,  Daniel Duran, fue uno de los que planteó al funcionario la preocupación del sector privado sobre la necesidad de una respuesta para la recuperación de la industria por medio de infraestructura a través del Plan Belgrano. “¿Cuáles serían las inversiones que beneficien a Misiones con el Plan Belgrano? Estamos lejos del consumo central y de los puertos de exportación, enfrenamos costos muy altos de logística para poder exportar la madera”, explicó el productor, y agregó que se necesitan inversiones para el uso de bitrenes, ferrocarriles e hidrovía, además de pedir que se agilicen los trámites para la comercialización de productos con Brasil ya que la Aduana de Bernardo de Irigoyen e Iguazú genera pérdidas de tiempo y dinero al “estancar” los camiones con las cargas de madera durante varios días en los pasos fronterizos.

La respuesta del funcionario fue inmediata y de apoyo al reclamo del productor: “No tengo la información en detalle de Misiones sobre los ejes de infraestructura que están pidiendo, pero deben estar incluidos porque el Gobernador de Misiones viene constantemente a las reuniones con el Plan Belgrano. ¿No están muy contentos con el Plan Belgrano como está afectando a la provincia?”, repreguntó Cabrera. En esa línea, el ministro de Producción agregó que “en el caso de Misiones, creo que lo que hay es un costo de logística que afecta a la competitividad, pero además hay un costo tributario muy particular. Misiones tiene una “aduana paralela”, cobra el 7,5% de impuestos sobre cualquier producto que se exporte. Esto hay que sacarlo, obviamente. Lo tienen que exigir ustedes en la Provincia, y desde el Estado Nacional nosotros los apoyamos para que logremos revertir esto”, fue el compromiso que afirmó el funcionario se impulsa desde el gobierno de Macri para exigir en las próximas Mesas de trabajo con los representantes de la Provincia de Misiones.

Finalmente, Cabrera se mostró satisfecho porque “en todos los aspectos planteados en este espacio, estamos trabajando, incluso en lograr eficientizar los trámites de la Aduana, que consideramos es fundamental para crecer en la comercialización en el marco de los acuerdos del Mercosur. Estamos gestionando las normas técnicas y medidas arancelarias que permitan un sistema más dinámico entre ambos países”, dijo en relación a las exportaciones a Brasil. “Pero nuevamente me llevo la preocupación planteada por el productor por los temas de logística, impuestos y Aduana”, concluyó el ministro de la Producción.

 

Flexibilización de compra de tierras

Por su parte, quien dio respuesta a otras de las inquietudes principales de los inversores externos fue el secretario de Agricultura de la Nación, Ricardo Negri, en relación a las restricciones de tenencia de la tierra para extranjeros.

Una de las primeras medidas del gobierno de Cambiemos fue la de modificar -por decreto 820/2016- la Ley de Tierras Rurales y volvió más laxas las restricciones para la venta de campos a extranjeros que impuso el kirchnerismo en diciembre de 2011. “A la fecha, contamos con la adhesión de 19 provincias que han modificado el límite de la superficie para permitir este tipo de inversiones, como se da a gran escala para proyectos forestales. Dependiendo de lo que suceda en las elecciones legislativas de octubre, veremos a futuro que aspectos hay que mejorar para que no sea más una limitante tan estricta como lo es hoy a la inversión en la cadena forestal”, afirmó Negri.

Entre las medidas “equivocadas” a la mirada de los inversores, los hombres de negocios marcan como una limitante la falta de estabilidad y previsibilidad generadas también en las provincias argentinas, por ejemplo, con la reforma de la Constitución de Corrientes, la Ley de la Madera de Entre Ríos -que prohíbe la exportación de rollos- y la Ley de Insalubridad Laboral de la Industria de Celulosa y Papel en Misiones.

“Nadie puede convencer al accionista extranjero de venir a invertir al país y que no pueda tener una base en tierras que sustente esa inversión que va a realizar. Esto es como construir un edificio en un terreno alquilado. Nadie lo haría. En la inversión forestal se necesita seguridad jurídica. Esto es fundamental”, sostuvo el CEO de Arauco Argentina, Pablo Mainardi.

En el caso de Corrientes, los inversores piden establecer un marco regulatorio al Artículo 61 de la constitución provincial, que de previsibilidad a esta actividad mediante garantías para la compra de tierra por extranjeros. Este artículo, Del Ordenamiento Territorial Ambiental, establece que “corresponde al Gobierno de la Provincia mantener la integridad del territorio provincial. El Estado Provincial propenderá a establecer incentivos con el fin de mantener la propiedad de los bienes inmuebles ubicados en zonas de seguridad o en áreas protegidas o que constituyan recursos estratégicos, en manos de habitantes argentinos nativos, o del propio Estado Provincial o de los municipios”.

Agrega además que “los extranjeros sin residencia permanente, las sociedades conformadas por ciudadanos o capitales foráneos y las sociedades sin autorización para funcionar en el país, no pueden adquirir inmuebles en las zonas determinadas en el párrafo precedente, con excepción de los extranjeros que acrediten residencia legal conforme la ley”.

 

El escenario del “país forestal” para inversiones

La Argentina dispone de 1,33 millones de hectáreas forestadas, y más de 4 millones de superficie disponible para forestar, en áreas de suelos que no compiten con otras actividades productivas. En tanto, habría unas 11 millones de hectáreas de Bosques Nativos en categoría verde (aprovechamiento sostenible).

“La industria forestal genera una producción de 13 millones de m3 de rollizos, de los cuales en un 95% provienen de las plantaciones forestales y un 5% de la explotación sostenible de Bosques Nativos. Pero hay unos 7 millones de metros cúbicos anuales de madera en el país de excedente, sin destino, que están a la espera de inversiones y negocios para su aprovechamiento industrial”, aseveró el secretario de Agricultura de la Nación, Ricardo Negri.

Con el actual excedente en madera, considera que se podrían recuperar las exportaciones y generar divisas por 500 millones de dólares al año.

Los datos surgen del Inventario Forestal y Censo de Aserraderos que recientemente cerró con los datos finales el Ministerio de Agroindustria de la Nación, y que ya es información pública y estratégica para la toma de decisiones de los potenciales inversores. “Estas estadísticas posicionan al país, del puesto 54 que ocupamos en el 2015 pasamos al puesto 17 al 2017, con respecto a la apertura de la información del país. El trabajo realizado no sirve en la medida que no se difunda y se comparta, es un bien público, y es además la base para la toma de decisiones estratégica porque se trata de información actualizada del mapa forestal e industrial de uno de los sectores con mayor potencial de inversión y crecimiento para el país”, destacó el funcionario.

 

El Censo Nacional de Aserraderos permitirá valorizar toda la cadena de la foresto-industria. “El 60% de lo que se produce actualmente se destina a la producción de Tableros y Aserrado, el casi el 40% restante se destina a las fábricas de pasta de celulosa, papel y cartón, muy poco aún se está destinando a bioenergía”, expuso Negri, aunque destacó los proyectos ya están marcha en el país en el marco del Plan Renovar , y otros que se presentaron en la Ronda 2 esta semana.

“El país cuenta con 2.369 aserraderos que hacen al desarrollo regional de distintas provincias, con 11 plantas importantes de generación tableros en la Mesopotamia y una instalada en Mendoza; 5 plantas de pasta celulosa y esperamos poder contar con una nueva en los próximos años en Corrientes, está avanzando un proyecto y esperamos buenas noticias en el corto plazo; y contamos, además con otras 55 plantas de papel y cartón”, describió el funcionario.

La meta del gobierno nacional es lograr en los próximos 10 años generar 8 millones de puestos de trabajo, y en ese desafío la foresto-industria ocupará un rol importante, fundamentalmente para las economías regionales del NEA. “Desde el gobierno entendemos que se pueden generar 100 mil puestos de trabajo a nivel nacional de la mano de este sector, con las políticas que desde el Estado se generen y de las inversiones que realicen desde el ámbito privado”, precisó Negri.

Al 2030, se proponen incrementar a 30 millones de metros cúbicos la producción de rollizos. Para ello, apostarán a incrementar la masa forestal a dos millones de hectáreas y radicar industrias que permitan estabilizar la balanza comercial, además de cumplir con los compromisos internacionales ambientales, como el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODM) del Milenio por medio de esta actividad, ya es es una de las que contribuirá a mejorar la fijación de carbono y mitigar el impacto del Cambio Climático.

“El compromiso hacia el 2030 estará en cubrir en un 14% del compromiso con el sector forestal relacionado a la fijación de carbono, y de la mano de la silvicultura”, remarcó el funcionario nacional.

“Somos optimistas, la tasa de crecimiento de las plantaciones forestales en el país es fenomenal, y vemos que se empiezan a alinear los objetivos tanto del sector público como privado. Tenemos una enorme oportunidad en papeles marrones, madera y bioenergía, porque somos deficitarios en esto. Si queremos ser el mercado del mundo, como es la visión que desde el Estado Nacional nos planteamos, la industria forestal tiene un rol central en el desarrollo del país y en competir a nivel internacional. Pero hay que insertarse en el mundo, y es allí, en la competitividad en la que estamos trabajando como prioridad de la agenda de la Mesa de la Cadena Foresto-Industrial al más alto nivel nacional, y también en la Mesa de Construcción con Madera. Cada 60 días tendremos reuniones de seguimiento para ir destrabando todos los problemas que van surgiendo dentro de la cadena de la foresto-industria”, se comprometió nuevamente el funcionario durante su exposición en la Conferencia que concentró el interés de inversores de los países del Cono Sur, además de Estados Unidos, Sur de África, España, Nueva Zelanda, Alemania y República de Corea.

La Argentina necesita hacer 50 mil viviendas por año, ya que se registra más de un millón y medio de déficit habitacional en el país. “La foresto-industria estará en todos esos lugares que se necesite casas con la obra pública, dando respuestas. Estamos convencidos de que además de la bioenergía y la foresto-industria tradicional, la industria en la construcción con madera será el motor del sector, y para dar este paso vamos a apoyar con recursos públicos un poco más fuerte en esta etapa”, marcó el secretario de Agricultura.

“Con esta actividad estamos en condiciones de duplicar el PBI de Corrientes, generar cambios profundos en Entre Ríos y Misiones y crear muchos puestos de trabajo en Buenos Aires”, apuntó.

Señales positivas

Para el funcionario nacional, en el primer semestre del años se dieron señales concretas de confianza en la gestión actual de gobierno, ante la inversión por 155 millones de dólares del Grupo EGGER, de Austria, que adquirió la planta de tableros de Masisa Argentina, en Entre Ríos. Sumado, a otra millonaria inversión del Grupo Arcor, al adquirir las plantas industriales de papeles y envases de Zucamor con un desembolsó u$s 230 millones, y se cuenta en carpeta con la factibilidad de un proyecto de 800 millones de dólares para la instalación en Corrientes de una planta de papeles marrones y celulosa kraft de menor escala: “tenemos expectativas de que se concrete la inversión”, dijo Negri.

Finalmente, mencionó que desde la Nación se trabaja por la continuidad de la Ley 25.080 como instrumento de promoción, en generar el escenario para una mejora de la competitividad -donde hay mucho de inversión para reducir los costos de logística- por medio de un plan de infraestructura. “El Presidente Macri anunció que se invertirán 15 mil millones de dólares en rutas seguras y autopistas, otros 16.500 millones de dólares para el Plan de Ferrocarriles, se está trabajando fuerte en la hidrovía, en definir los nuevos corredores para el uso de bitrenes y en normativas que empiecen a dar sentido para que todo funcione. En estos temas estamos trabajando en esta etapa, y lo importante no lo que diga, en lo personal, como secretario de Gobierno, sino que se entienda que todo lo expuesto es decisión de políticas del Estado Argentino, con un presidente que está comprometido con el desarrollo de la Agroindustria, donde la cadena foresto-industrial ocupará un rol estratégico por su potencial económico, social y ambiental”, concluyó Negri.

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE