Douglas Albrecht, CEO de Celulosa Argentina:“El potencial es enorme para la industria de paneles en el país frente a la demanda que existe en construcción de viviendas”

El ejecutivo norteamericano marcó la relevancia que adquirió la industria forestal a partir del convenio firmado con el Gobierno Nacional para la puesta en marcha de la Mesa Nacional de la Construcción con Madera que establece que un 10% será destinada al uso de madera en las viviendas sociales de la obra pública. “El segmento de la industria de paneles estructurales tiene hoy  capacidad de fabricar hasta 7 mil viviendas de madera por año, pero esto permitirá su desarrollo a futuro para aumentar la respuesta al déficit actual de viviendas que existe en el país”, indicó.

Douglas Albrecht, CEO de Celulosa Argentina (Grupo Tapebicuá, en Virasoro, Corrientes), también participó de un panel en las Conferencias de Inversiones Forestales en el Cono Sur, y fue el ejecutivo que focalizó sus reflexiones con la relevancia que adquirió el sector de la cadena foresto-industrial de la Argentina a partir del convenio reciente firmado con el gobierno nacional en la que se incluirá en un 10% el uso de madera en la construcción de los planes de viviendas sociales de la obra pública.

Las autoridades nacionales que participaron como oradores en la Conferencia, Francisco Cabrera y Ricardo Negri, reafirmaron el valor estratégico que tiene el sector para el desarrollo del país y enumeraron ante los potenciales inversores presentes, entre otras medidas, la agenda de trabajo que llevan en conjunto con las empresas, instituciones y gremios en la Mesa Nacional de Construcción con Madera.

“Esta decisión será muy colaborativa para el sector para lograr un cambio estructural en las empresas de la industria de la madera que elaboran productos (compensados, enchapados y fenólicos) que tienen destino a la obra pública. El Estado Nacional entiende la deficiencia de viviendas sociales en la obra publicad y busca un trabajo en equipo. Han hecho cambios concretos en los últimos meses, están involucrados y comprometidos en la gestión, con un trabajo que llevan adelante desde varios organismos públicos”, expresó Albrecht.

Una de las barreras que tenían en este segmento era la burocracia para acceder a la aprobación de los Certificados de Aptitud Técnica (CAT), “pero el INTI ya aprobó los certificados en estos últimos meses, y este es un cambio que permitirá trabajar de manera más eficiente y práctica en la construcción con madera”, aseveró el ejecutivo.

Sobre el impacto que tendría este cambio en el mercado de la industria de compensados o fenólicos, el CEO de Celulosa Argentina sostuvo que este segmento de la cadena puede atender la demanda de paneles estructurales para fabricar hasta 7 mil viviendas de madera por año. “Hay un déficit de 4 millones de casas, y hay un 10% para uso de madera para viviendas sociales, que pueden ser más en el tiempo, pero hoy es posible responder con 7 mil viviendas, y será una movilización importante para el sector dar respuesta a esta demanda”, explicó.

 

En este sentido, y desde el aspecto técnico, agregó que en la industria de paneles estructurales en la planta de Tapebicuá vienen aplicando “inteligencia de gestión, planificación, con un sistema estándar de viviendas por una casa de 70 mil dólares. Contamos con 10 tipos de paneles que permiten montar una casa industrializada en dos días. Esto reduce el tiempo enormemente en la construcción, y por otra parte, tiene impacto político, social y costos competitivos para quienes desarrollan estas viviendas”, analizó Albrecht.

Y el valor agregado es el componente ambiental, ya que se trata de la construcción con materiales de madera de fuente renovable: “es un producto que proviene de  plantaciones forestales que se manejan de forma sustentable. Frente a este escenario, hay una oportunidad enorme para nuestro sector, para la industria forestal. El sector de paneles solo podrá atender una fracción de la potencial demanda, no sabemos aún cuánto de rápido será, pero estamos preparados para dar respuesta. Lo importante es que hay interés, hay apoyo, hay necesidad, y creo que el tiempo nos mostrará la demanda con un panorama más claro para ir avanzando. No hay dudas que el potencial es enorme para la industria de paneles en Argentina”, concluyó.

Tapebicuá fue la primera empresa en el país en obtener la certificación de calidad Forest Stewardship Council (FSC), que avala la sustentabilidad de los bosques, el uso racional y la protección del medio ambiente mediante la implementación de prácticas responsables y seguras.

Douglas Albrecht es cofundador del Grupo Tapebicuá, accionista mayoritario de Celulosa, donde ejerce como Presidente del Consejo. Cuenta con una amplia experiencia empresarial en Argentina y es cofundador y director de Patagonia Bioenergía, propietaria de la mayor planta biodiesel del mundo, ubicada en San Lorenzo, en la provincia de Santa Fe.

Se desempeñó como director entre 1997 y 2004 para Farmacity, la cadena minorista, líder de farmacias en Argentina, empresa que también cofundó. Anteriormente, trabajó para el Boston Consulting Group y para el Banco Mundial.

Es Licenciado en estudios sociales por la Universidad de Harvard, además de tener un postgrado en la Harvard Business School y un máster en Administración de Empresas de la Universidad de Cambridge.

Albrecht residió en Argentina de 1995 a 2013 y en la actualidad vive en los Estados Unidos.

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE