Jóvenes mentes brillantes: seis proyectos con el poder de cambiar el futuro

Jóvenes mentes brillantes: seis proyectos con el poder de cambiar el futuro

Formaron parte de la gran final de la cuarta edición de Soluciones para el Futuro en el auditorio del ITBA en Puerto Madero. Un equipo de dos chicos de 18 años se llevó el premio mayor con un dispositivo capaz de eliminar bacterias peligrosas de pozos de agua.

Un robot cúbico programable por niños, un dispositivo que permite generar energía de la fuerza de las olas, una app para disminuir la deserción escolar, nanotecnología aplicada para eliminar la bacteria escherichia coli de pozos de agua y una batería autosuficiente para dar electricidad en localidades remotas: todos estos proyectos parecerían ser parte de alguna publicación científica internacional, o bien, de una prestigiosa universidad, pero lo cierto es que estos seis proyectos finalistas de Soluciones para el Futuro fueron creados por chicos de hasta 18 años de distintas provincias de Argentina y localidades de Uruguay. Todos ellos todavía están en el colegio.

Es que la propuesta del programa Soluciones para el Futuro, llevado adelante por Samsung y Socialab por cuarto año consecutivo, propone incentivar a jóvenes y darles herramientas y tutoría para involucrarse con problemáticas sociales de sus entornos y que -desde un punto de vista innovador- ideen soluciones aplicables y escalables.

Pero el proyecto en sí no era todo; y un jurado multidisciplinario evaluó a estos seis finalistas con varios criterios: su impacto social, la capacidad de la comunicación de su propuesta y el trabajo en equipo, además de la impresión general de los miembros del jurado.

El camino de las ideas

Esta cuarta edición del certamen incluyó a alumnos de escuelas secundarias públicas de la Argentina, Paraguay y Uruguay. En total, 869 proyectos participaron, todos ellos orientados a encontrar nuevos abordajes desde las ciencias y la tecnología, a problemas de las comunidades locales.

El concurso tuvo tres etapas: ideación, co-creación y la final, que tuvo lugar el pasado 12 de octubre en la sede del ITBA de Puerto Madero. Ahí, los seis equipos finalistas, que superaron la etapa previa de una selección de 30, tuvieron una instancia definitiva para presentar sus ideas a través de charlas con el jurado y un video que comunicaba su proyecto.

Luego de esta última puesta en escena, el jurado se retiró a deliberar y tomar la difícil decisión de seleccionar una de estas ideas, no sin antes destacar que todos los participantes estuvieron a la altura de las circunstancias, con propuestas igual de interesantes e innovadoras, capaces de generar impactos reales en sus comunidades.

Los ganadores

El premio mayor de 15.000 dólares en productos Samsung para su escuela, fue entregado por el Presidente de Samsung Argentina, Sang Jik Lee, a Ivo Gabriel Villalba y Facundo Molina, de la ciudad de Iguazú, Misiones, gracias a su propuesta de Nanotecnología Aplicada para combatir la Escherichia Coli, una enfermedad muy común en donde ellos viven, debido a la escasez de agua potable y el uso de pozos sin los cuidados adecuados. Emocionado, Ivo dijo ante el auditorio: “Perdimos el miedo a equivocarnos y aprendí mucho de todos. Al igual que la E.Coli, las ideas son contagiosas”.

Villalba y Molina, a través de la duración del proyecto, fueron perfeccionando un sistema, que mediante un sistema especial de filtros con nanopartículas de plata, logra eliminar efectivamente la presencia de esta peligrosa bacteria en los pozos de agua informales que abundan en muchas de las casas de la región, donde camiones cisterna con agua potable sólo pasan una vez por semana.

Con respecto a esta nueva edición, Cynthia Giolito, Senior Manager de Ciudadanía Corporativa de Samsung destacó: “es increíble la capacidad de los chicos de pensar “fuera de la caja” y todo lo que son capaces de hacer si se les dan un entorno y herramientas adecuadas”, y concluyó que: “es importante acompañar y complementar en ese sentido al sistema educativo”. Por su parte, Rosario Semenzato, Directora de Innovación de Socialab destacó: “Buscamos que los chicos se enamoren de sus ideas. Además a lo largo de las distintas etapas del concurso se los acompañó con talleres y con tutoría on-line, siempre con la idea de que puedan perfeccionar sus proyectos.”

Innovación y esperanza

Más allá del premio final, los seis equipos que llegaron a la última instancia se destacaron con propuestas interesantes. Los participantes de Catamarca idearon un “biodigestor”, con la doble función de disminuir la basura orgánica y generar energía eléctrica. El grupo URAYEDU, de Canelones, Uruguay, propuso una aplicación para que las familias y los liceos puedan evitar la deserción escolar mediante geolocalización.

Por su parte, el “Movimiento Alterno” de Salta, creó un extractor para llevar energía eléctrica a localidades aisladas a través de un dispositivo sencillo y autosuficiente. De Neuquén también llegó la genial propuesta de un Robot-Juguete capaz de ser programado por chicos de 3 a 9 años, buscando que se involucren desde pequeños con el manejo de la tecnología. Otro grupo, de Misiones, también ideó un original prototipo que genera electricidad de manera sustentable aprovechando las olas del mar.

Todos los proyectos y finalistas pueden conocerse en mayor profundidad en www.soluciones-futuro.com

Fuente: Infobae



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE