Crearán el espacio del “Bosque de la Vida y la Solidaridad: Ing. Ftal. Juan Domingo Perié” en la Facultad de Forestales de la UNaM

“Militante es aquel que intenta transformar el mundo con su ejemplo” dijo Arturo Jaureche, una definición que identifica, para muchos, al ingeniero forestal Juan Domingo Perié (69), por su compromiso de lucha por el cuidado del ambiente, los derechos humanos y el ejercicio solidario en lo cotidiano durante toda su vida.

Esto motivó que la Facultad de Ciencias Forestales (FCF) de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) realizará el 17 de octubre próximo un acto de creación -en la sede- del espacio “Bosque de la Vida y la Solidaridad: Ingeniero Forestal Juan Domingo Perié”, en reconocimiento al profesional que se desempeña en la actualidad en la Cátedra Libre de Derechos Humanos de la facultad.

El acto académico se realizará a las 17,30 en el predio de la facultad –calle Bertoni 124, km 3-, en la ciudad de Eldorado.

“El objetivo es de promover y transmitir los valores que fueron bandera durante toda su vida, para movilizar hacia prácticas democráticas y ejercicio ciudadano a los estudiantes y la comunidad”, fundamentó la decana de la FCF, Alicia Bohren.

La iniciativa se comunicó por medio la disposición 544/17 y dará curso a la propuesta que surgió de la Secretaria General de Extensión Universitaria de la UNaM y la Secretaria de Extensión de la Facultad.

“El espacio físico y de reconocimiento al profesional se emplazará en el predio de la facultad de Forestales, ya que se promueve a la búsqueda de afianzar el valor de la vida, la solidaridad como valores a transmitir y ejercitar en nuestros estudiantes y comunidad”, expresa en la resolución la decana.

Con la iniciativa, se rescata del ingeniero Juan Domingo Perié a una persona que denota simpleza, humildad, entereza, respeto, solidaridad, caridad, honestidad, fortaleza y convicciones en sus creencias y modo de vida. “Como militante social y ambiental, comprometido con la defensa del Estado de Derecho y la plena vigencia de los Derechos Humanos, con la Memoria, la Verdad y la Justicia, además de sus vivencias personales transitadas como estudiante y militante”, destacó Bohren en los fundamentos.

 

Su historia con los Derechos Humanos

Después de terminar el secundario, Juan Domingo se fue a estudiar a Santiago del Estero, donde empezó a militar en la Facultad en los años 70. Fue un año antes que se declare el Golpe de Estado del 76 cuando lo detuvieron, lo dejan a disposición del Poder Ejecutivo como preso político, junto a muchos otros compañeros y compañeras.

Permaneció privado de su libertad en varias cárceles del país hasta la vuelta de la democracia en 1983. Fueron 8 años y 11 meses en los que estuvo preso. Además, otros dos hermanos más fueron presos políticos, “Tury” y “Pancho” Perié, y una hermana que fue exiliada, Julia Argentina Perié,  donde nacieron dos de sus hijos, uno en España y otro en México. Su hermana es hoy  militante política, actualmente Kirchnerista  y parlamentaria del Mercosur del Frente para la Victoria.

Cuando recuperó su libertad, Juan Domingo regresó a Misiones donde conoció a María Teresa, quien después sería su esposa (oriunda de Buenos Aires) y compañera de toda la vida, y se fueron a vivir a Eldorado donde se recibió de Ingeniero Forestal y desarrolló su trayectoria profesional y solidaria.

Fue así que despertó su compromiso por el cuidado del ambiente, y comenzó a participar de los movimientos ecologistas, generando conciencia ambiental. “Desde que somos muy chicos, con mi hermana tenemos recuerdos de participar en marchas contra las represas, plantada de árboles, bicicleteadas y otros eventos que ayudaran a generar conciencia ambiental”, recordó su hijo Esteban Perié en la entrevista con ArgentinaForestal.com

También, desde que recuperó su libertad, Juan Domingo se decidió por organizar en varias localidades todos los años “El Día de la Memoria, el 24 de Marzo”, dando charlas en las escuelas y universidades, llevando el mensaje de la democracia y la participación ciudadana.

 

Solidaridad y “don” de buena gente

Juan Domingo también se dedicó desinteresadamente al servicio de los estudiantes de escuelas rurales de la zona del Alto Paraná disponiendo su tiempo e incumbencias profesionales (docencia) al servicio del mejoramiento de la calidad educativa y de vida de los niños; situación que se destaca con énfasis en el Aula Satélite ubicada en el Parque Schwelm, en Eldorado. Igual situación se planteó con los internos de la Unidad Penal III de Eldorado a quienes visita periódicamente acercando la posibilidad de capacitarse en oficios para su futura re inserción social.

Estas acciones solidarias fueron las que más lo ocuparon en los últimos 10 años, donde además avanzó en la creación de un centro comunitario que lo armó con los vecinos del barrio. “En este espacio se realizan varias cosas, desde clases de apoyo, meriendas, juegos, en un tiempo funcionó como un vivero de plantas nativas para generar ingresos para los vecinos que son personas de bajos recursos”, explicó Esteban.

Siempre con perfil bajo y humildad extrema, Juan Domingo rechazó la idea que el centro comunitario llevara su nombre con un cartel, proponían inicialmente los vecinos.

 

Un legado de militancia

Para conocer algunas de las características personales de Juan Domingo, su hijo Esteban relató en la entrevista que “su viejo” es una persona apasionada por la lectura, la historia del Che Guevara la que más destaca, entre otras. Tal es así que incluso hoy se dedica al cuidado del Parque Provincial Solar del Che Guevara, la reserva natural en Caraguatay, que resguarda la historia de “Che” con sus padres pasaron unos años en la provincia.

“A mi viejo lo quieren y respetan mucho, tanto sus alumnos, sus colegas, la gente del barrio, y creo esto se debe a su coherencia en la forma se manejó en su vida, su compromiso social y ambiental. En general es muy querido, y a su vez muy criticado por los que apoyan las represas, el monocultivo y los agrotóxicos, ya que fue un gran impulsor de la lucha contra el uso indiscriminado de estos productos, por todos sus efectos negativos que tiene en las personas”, explicó Esteban.

Finalmente, su hijo no dudó que señalar que su padre será siempre “un ejemplo” y que si tuviera que recordarlo con alguna de sus reflexiones sería aquel consejo que alguna vez le expresó cuando iniciaba su carrera universitaria en Posadas: “Esteban, andá a estudiar, pero no solo estudies, hacé algo más, participá, involucrate, militá, hacé algo para ayudar a los demás, algo que puedas contar a tus hijos. No dejes que la historia te pase por al lado, sin haberla afectado”, fue su mayor consejo.

Esteban, desde ese momento decidió hacerlo. “Desde la lucha por el boleto estudiantil que hemos peleado por 3 años y hoy es una realidad, desde la campaña Sembrando Cultura que llevamos hace años para armar bibliotecas populares en los barrios; con la Campaña Provincial contra la Violencia Policial junto a la coordinadora provincial de la juventud, y así otras acciones”, contó Esteban.

Sin dudas, la militancia bien entendida es una de las principales motivaciones que dejó como legado familiar Juan Domingo Perié. “No dejar que la historia nos pase por al lado sin que hayamos dejado una sociedad mejor, con mayores oportunidades a los que menos tienen”, reflexionó su hijo.

Juan Domingo Perié nació un 17 de octubre de 1948 en Posadas, Misiones. Aún hoy tiene el privilegio de compartir los mates y reuniones familiares con su madre Zulema, que tiene 101 años, y algunos de sus siete hermanos.

Su familia está constituida por su esposa María Teresa Squeri (docente, cantante y periodista), y la formó en la ciudad de Eldorado. Sus hijos son Lucía Yetei Perié (vive en Rosario) y Esteban Perié (vive en Posadas).

 

 

Por Patricia Escobar 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE