La Cumbre Económica Verde demostró que hay un interés colectivo por hacer frente al cambio climático: “La educación ambiental es la clave”

Dos profesionales de Misiones fueron elegidos por la Fundación Advanced Leadership para participar del trascendental encuentro que logró reunir en la provincia de Córdoba a los 300 líderes argentinos que formarán para el dictado de capacitaciones al 2018, y a los referentes mundiales que fueron invitados para el panel de conferencias magistrales que se dictaron en la Cumbre Económica Verde 2017, realizada días atrás con el apoyo del Gobierno de Córdoba. Uno de ellos fue el presidente de la Fundación Cambium, Juan Emilio Bragado, de Eldorado.

Entre los oradores internacionales, se destacó la presencia del ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la presencia de premios Nobel de Economía como Edmund Phelps y Eric Maskin. Además, estuvo presente Ndaba Mandela, nieto del líder sudafricano. Del país, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, entre otros.

El ingeniero forestal Juan Emilio Bragado, formará parte de esta misión de liderazgo ambiental. En una entrevista realizada ayer en Misiones OnlineTV, en el Programa Debate Sobre el Futuro, analizó los aspectos más relevantes que fueron tratados en el evento, marcó algunas reflexiones sobre lo que dejó la Cumbre Económica Verde 2017 frente a la talla de los oradores convocados, y se refirió a la situación de Misiones en ese contexto.

“La expresión que más me movilizó, por la claridad de su mensaje, fue la de Obama en el cierre de la Cumbre, donde sostuvo que somos la primera generación en sentir el impacto del cambio climático pero también la última generación en condiciones de hacer algo. Me parece que en ella se encierra de manera precisa el sentir de la organización de este evento sin precedentes en la temática ambiental en el país, y que lo posiciona entre uno de los mejores a nivel mundial por generar un espacio para el encuentro entre referentes mundiales de la ciencia, la economía y el desarrollo sostenible”, expresó Bragado.

“La realidad es que, si las actuales generaciones no hacemos nosotros por las problemáticas ambientales, ya nuestros hijos no podrán. Es un tema que no podemos seguir delegando. Parece una visión apocalíptica, pero ya es tiempo de reaccionar ante lo que está ocurriendo, este fue el mensaje en la Cumbre”, sintetizó el profesional.

Por otra parte, de la Cumbre el ingeniero destacó la posibilidad que se generó para los asistentes de contactarse con líderes y referentes de otras partes de la Argentina para compartir problemáticas similares y diseñar acciones en conjunto. “Fue una excelente oportunidad para formar redes que interconecten las distintas regiones con un canal para la discusión y el consenso de las acciones a seguir en material ambiental, todos bajo una misma bandera, la del desarrollo sostenible. El compromiso asumido fue de ser un canal de divulgación de las acciones tendientes a lograr un desarrollo sostenible que conjugue los aspectos económicos, sociales y ambientales de manera equitativa y en paz”, precisó el profesional.

Bragado es presidente de la Fundación Cambium, y trabaja en el área de Cambio Climático de la Universidad de Morón. Desde hace 4 años participa del Foro Latinoamericano del Carbono representando a esta alta casa de estudios, que ya desde la década del 60 viene realizando investigaciones sobre temas relacionados al medio ambiente. “El rector de la Universidad, el Dr. Porto Lema, junto con sus colaboradores, dieron prioridad a la temática ambiental, convencidos de que las acciones de mitigación y adaptación al Cambio Climático tienen su génesis en el ámbito académico. Por su parte, el vicerrector Domingo Liotta, y el decano Aquiles Ferrante, junto con los especialistas en Derecho Ambiental, conforman el distinguido panel”, señaló el ingeniero, en mención al espacio de especialización en que encontró respaldo en los últimos años para fortalecer sus conocimientos en Gestión Forestal, Mediación en Conflictos Ambientales, Proyectos REDD de Bosques y Cambio Climático, Dinámica y Restauración de Ecosistemas Boscosos.

Ciencia, gestión y educación

“Ya no se discuten las evidencias científicas que nos sugieren que el Cambio Climático es un hecho y que la acción antrópica es la principal causante. Nuestra mala gestión hace que estemos consumiendo mucho más recursos naturales de los que el planeta soporta, hipotecando de esta manera el futuro de las próximas generaciones en post de un desarrollo que no es sustentable y que podría serlo”, mencionó Bragado, citando expresiones del presidente de la Fundación Advanced Leadership, Juan Verde.

Si bien son varias las aristas que se pueden abordar para avanzar en la sustentabilidad, como los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible planteado por las Naciones Unidas, por otra parte, la realidad es que “somos conscientes que el primer paso tenemos que darlo nosotros como ciudadanos comunes, dejando de lado mezquindades y empezando a mirar al costado para ver cómo está el otro. No hay opción, no serán unos pocos, aquí están en juego la vida de más de 7.000 millones de personas que habitamos este bendito planeta”, reflexionó el profesional.

 

 

¿Cómo empezar?

Bragado consideró que para la toma de conciencia ambiental será fundamental el rol de la educación. “Es el pilar para generar el cambio, pero esta necesita ser restaurada ya que en la actualidad no cubre las competencias necesarias para el Siglo 21, aspecto que se vio reflejado en el panel educativo de la Cumbre donde se coincidió que se requiere de un sistema más flexible, pero no menos exigente. Si no acompañamos con un sistema de actualización más dinámico, adecuadas a las nuevas tecnologías, las demandas del futuro en el campo laboral no podrán ser cubiertas. Se necesita una actualización más dinámica de las currículas que acompañen los avances tecnológicos”, recalcó el ingeniero.

Paralelamente, indicó que habrá que empezar a trabajar en forma individual para generar un beneficio colectivo. “Si cada uno, desde su lugar, comienza con una pequeña acción, esa pequeña acción podrá ser replicada, no seremos meros espectadores del cambio sino verdaderos actores, desde donde nos toque estar”, expresó Bragado.

En este sentido, en la disertación de Ndaba Mandela lo ejemplificó con la filosofía “Ubuntu” que expresa “Yo soy porque ustedes me ayudan a ser”.

La solución al Cambio Climático, sin dudas, requiere de una acción colectiva que comienza por la comunidad local y se traslada a nivel intergubernamental. “Y para abonar lo que expresó Ndaba, considero que tenemos que volver a los valores éticos y morales como ciudadanos responsables, como habitantes de una misma tierra, donde los impactos en el ambiente no reconocen fronteras, afectan a todo el planeta”, dijo.

En ese sentido, agregó que los gobernantes locales tendrán que tomar la iniciativa para la transformación a ciudades sostenibles, incorporando tecnologías de eficiencia energéticas, gestionando sus residuos urbanos sólidos, y gestionando el arbolado urbano como aliados estratégicos para mitigar el cambio climático.

Al hablar de regulaciones, un tema muchas veces controversial, fue Edmund Phelps -Premio Nobel de Economía- quien planteó que la sobrerregulación ambiental puede ser riesgosa porque puede frenar la innovación y el desarrollo, tomando fuerza la necesidad de interpretar el espíritu de las leyes por sobre la letra, forzando una restructura institucional tendiente a la profesionalización y la búsqueda de acuerdos estratégicos entres los actores, logrando una gobernanza efectiva de los recursos y del desarrollo.

Para el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, el tema pasa por la falta una reforma institucional. “En su conferencia, planteó que hay que restructurar las instituciones para poder tomar decisiones que tendrán costos en el presente, pero beneficios en el futuro. Las decisiones ambientales demandan eso. Pero aunque las decisiones ambientales demandan eso nadie gana una elección con esa lógica”, dijo Lorenzetti. Y remarcó que la estructura institucional es muy limitada para avanzar.  “Es decir, Lorenzetti recalca que hay que cambiar los incentivos institucionales para que los gobernantes puedan pensar a mediano plazo porque se trata de distribuir costos de largo plazo”, reflexionó Bragado.

En lo personal, estimó que “esta restructuración tiene que venir acompañada de la profesionalización de las instituciones, desde lo técnico a lo político para hablar un mismo lenguaje con conocimiento de cada área de incumbencia. No podemos gestionar en base a emociones y buenos deseos, sino en base a conocimiento y capacidad. Entender la dinámica nos permite  hacer un correcto diagnostico que nos permitirá prevenir conflictos, y actuar con eficiencia ante cada evento”, manifestó el ingeniero forestal.

Eric Maskin, otro de los distinguidos conferencistas y Premio Nobel de Economía, presentó en la Cumbre un mecanismo de subasta para utilizarse para reducir emisiones contaminantes: “si bien pareció algo complejo en cuanto a su aplicación, él remarcó que era un sistema eficiente. Y creo que es hora de ver el componente económico al desarrollo sostenible si realmente queremos cumplir con los objetivos planteados por Naciones Unidas”, dijo el profesional.

Esta propuesta fue una de las máximas que atravesó toda la cumbre. “Desde hace cinco años se invierte más en energías limpias que en industrias vinculadas a los combustibles fósiles. El sector privado es el responsable del 67 por ciento de las inversiones vinculadas a la reducción de las emisiones. En este sentido, los oradores destacaron el potencial que tiene Argentina en tres áreas: biocombustibles, energía eólica y energía solar. También es importante entender que el “negocio” ambiental consiste en mejorar la eficiencia, además de innovación tecnológica.  La reducción de emisiones tiene que pasar de ser una mera expresión de compromiso a acciones concretas que logren los objetivos expresados en el acuerdo de París”, recalcó Bragado.

 

Economía “verde”

Y donde se habla de economía no pueden estar ausentes los bancos, quienes ven en el desarrollo sostenible una oportunidad. El Banco Mundial, el Banco de Inversión y Comercio Exterior y el Banco Interamericano de Desarrollo mostraron varias herramientas para financiar proyectos ambientales a nivel gubernamental y privado. Los bonos verdes tan mencionados empiezan a “madurar” ante un nuevo escenario de confianza que mucho tiene que ver con las políticas de gobierno y los acuerdos multilaterales estratégicos.

“Es mucha la información recibida en tan poco tiempo. Somos conscientes que tenemos que dejar un legado, y no es tarea fácil, el desafió es ambicioso, hay  muchos intereses en juego, ya sea en lo político y en lo económico, pero si creemos que podemos generar un cambio, habremos dado el primer paso para alcanzarlo”, dijo Bragado. “Lo más importante es que tenemos la oportunidad y está en nosotros la decisión de involucrarnos. Si pensamos en nuestros hijos, en nuestra descendencia, valdrá la pena y no habrá sido en vano nuestro esfuerzo”, expresó.

El objetivo de la Cumbre de Economía Verde fue una suerte de entrenamiento para los 300 asistentes, sobre aspectos vinculados desde los económico, social, ambiental, político y académico. “El compromiso asumido con la organización norteamericana fue trabajar en el dictado de talleres en 2018. En mi caso, a través de la Fundacion Cambium, planificaremos capacitaciones en los municipios junto a empresas que apoyen el trabajo de concientización de avanzar en ciudades sostenibles, trabajo que se acompañará con una fuerte campaña de comunicación”, dijo Bragado. “En la Cumbre se demostró que hay un interés colectivo por este tema, sabemos que los recursos naturales son escasos, se agotan, pero la solución ambiental no pasar por declarar intangibles los bosques, al contrario, hay que hablar de gestión sostenible”, dijo el profesional. “Todos estos conceptos se podrán socializar a través de la capacitación, la educación y la sensibilización sobre prácticas que permitan mitigar el impacto ambiental, reducir la contaminación y manejar de manera eficiente los recursos naturales”, concluyó.

 

 

 

Por Patricia Escobar 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE