En Eldorado condenaron a un hombre a cuatro años de prisión efectiva por transportar tres litros de ketamina

En Eldorado condenaron a un hombre a cuatro años de prisión efectiva por transportar tres litros de ketamina

En un procedimiento de flagrancia, el juez Federal de Eldorado, Miguel Guerrero, condenó a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo a un ciudadano paraguayo al que detuvieron con tres litros de ketamina.
La investigación seguida a Ramón Edelider García Aquino se inició el 3 de agosto pasado, cuando personal del Grupo de Seguridad Vial “Urugua-í”, dependiente del Escuadrón 13 “Iguazú” de la Gendarmería Nacional realizaba un control de rutina sobre la ruta nacional 12. Los efectivos detuvieron allí un micro que había salido desde la ciudad de Puerto Iguazú con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Tras verificar la documentación del vehículo, los gendarmes se dispusieron a controlar a los pasajeros, oportunidad en la que advirtieron que el hombre que ocupaba el asiento N°17 estaba nervioso y vestía demasiado abrigo, por lo que decidieron trasladarlo hacia el recinto de la guardia de prevención junto a sus pertenencias: una mochila de mano y una valija pequeña.
Tras revisar el equipaje de García Aquino –sin encontrar nada- los efectivos procedieron a requisar al hombre. Así le encontraron 60 ampollas de 50 mililitros de ketamina: 41 de ellas adosadas a su abdomen mediante una faja, diez pegadas a sus brazos, cuatro a sus piernas y cinco en su campera. Asimismo se le incautaron dos teléfonos celulares –en los que se halló información de interés para la pesquisa-, 800 pesos y 1900 dólares.
García Aquino quedó alojado en el Escuadrón 13 de la Gendarmería, imputado del delito de transporte de estupefacientes, hasta la realización de la audiencia multipropósito, que tuvo lugar el pasado jueves, ante el titular del Juzgado Federal de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero. Oportunamente, la fiscal Liliam Delgado efectuó su requerimiento de elevación a juicio con la propuesta de realizar un proceso abreviado, ofreciendo que se le imparta al imputado una condena de 4 años de prisión. Dicha proposición fue aceptada por García Aquino y su abogado defensor, Julio César Gaona, quien solicitó que su asistido cumpliera la sentencia en el Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el barrio porteño de Villa Devoto, por razones de cercanía familiar.
Por otra parte, el defensor Gaona pidió que el dinero que le fuera incautado a García Aquino fuera restituido a la familia del imputado, para el sustento de sus cuatro hijas. Sin embargo, la fiscal Delgado consideró “que no se acreditó el ingreso legal del mismo mediante una actividad laboral lícita, lo que hace suponer que proviene del ilícito de transporte de estupefacientes por el que se lo juzga”, en virtud de lo cual opinó que “no se debería hacer lugar a la entrega del mismo, fundado en el artículo 39 en función del artículo 30 de la ley 23.737 y debería ser puesto a disposición de la Sedronar para la lucha contra el tráfico y asistencia de los adictos”.
En consonancia con lo solicitado por la Fiscalía, el juez Guerrero resolvió condenar a García Aquino a la pena de cuatro años de prisión –de cumplimiento efectivo-, multa mínima, accesorias legales y costas, por el delito de transporte de estupefacientes. Asimismo, dispuso que el imputado sea alojado en el Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del Servicio Penitenciario Federal, al tiempo que se decomisó el dinero incautado, el cual se depositó en el Banco de la Nación Argentina a disposición de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (Sedronar).



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE